¿Un arcade stick? ¿Eso qué es?

Daniel Almirón Torres

Daniel Almirón Torres

Pocos días antes de que empezara a aporrear las teclas que dan forma a este humilde y destartalado texto, mis compañeros de Videojuegos desde la Subbética estuvieron hablando en su programa de distintos mandos y controladores para videojuegos. Escucharlos me hizo pensar en los distintos tipos de fightsticks, arcade sticks o como sea que los quieran llamar. Se me ocurrió entonces que, especialmente para quienes no están muy metidos en el género de los juegos de lucha, hay aquí cosas que podrían resultarles llamativas. Así que me dispongo a compartirlas con la esperanza de no estar equivocado y que lo que viene a continuación os resulte, como mínimo, curioso.

Jugar a un juego de lucha con el mando estándar de la consola de turno no es algo extraño. Yo mismo, que me crié en salones recreativos, estoy más inclinado a este tipo de controladores que a los arcade sticks. Pero, al igual que pasa con algunos otros géneros como los juegos de conducción, no son pocos los que se decantan por un tipo de control más específico.

El más conocido es sin duda el típico formado por un bloque con forma rectangular, ocho botones y una palanca como el que podéis ver en la siguiente imagen:

Hola, soy el clásico arcade stick

Entre estos podemos encontrar también distintos tipos con diferencias pequeñas como el tipo de componentes (siendo los Sanwa los más apreciados) o, sobre todo, el tipo de palanca, pues hay una pequeña minoría que prefiere una de estilo americano (también conocido como HAPP) en lugar de esa coronada por una bolita que es más de estilo japonés.

Palancas tipo HAPP

Nada extraño hasta aquí ¿verdad? Bien, pues pasemos entonces a la primera modificación importante: las hit boxes.

El cambio en estos tipos de controladores es que sustituyen los joysticks por cuatro botones. ”¿Cómo, un stick arcade sin stick? Pues sí”. Mirad:

No soy raro, simplemente diferente

Fijaos en que los botones están colocados de forma que con la mano izquierda puedas pulsar abajo con el dedo pulgar (botón éste que, como podéis ver, es más grande que los demás). El resto de direcciones, evidentemente, están asignadas a el índice, el corazón y el anular.

¿Qué os parece? ¿Creéis que es cómodo? Yo personalmente no me veo jugando con uno de estos ingenios pero os aseguro que no es nada raro encontrarse con jugadores que los prefieren dentro del mundillo.

Si estas hit boxes os han parecido extrañas, estoy seguro de que el siguiente modelo no será menos: las mix boxes.

En este caso ni hay palanca, ni tampoco botones como tal. Sino las teclas de un teclado gaming:

Adaptarse, morir o una mixbox

No es difícil imaginar que este último modelo nació de la necesidad de adaptación a la competición de aquellos que empezaron a jugar en PC y que nunca terminaron de acostumbrarse a controles más tradicionales como palancas o crucetas, aunque lo cierto es que no tengo ni idea. Para un jugador como yo, al que le salieron los dientes entre consolas y recreativas, la verdad es que esto le resulta de los más extraño, pero os aseguro que es muy habitual ver a grandes jugadores competir usando una de estas mixboxes.

Aquí tenéis al jugador surcoreano Akeopo durante el top8 de Soul Calibur VI en WeePlay’21

¿Y qué pasa con quienes, como yo, preferimos la cruceta? ¿No hay ningún cacharro que la haya mezclado con botones de recreativa?

La verdad, sinceramente, es que no creo que sea necesario. Hay infinidad de mandos con cruceta que funcionan a las mil maravillas sin necesidad de integrar esos enormes botones que, por otra parte, serían imposibles de colocar por una simple cuestión de espacio.

PERO… sí, sí que han existido intentos de fusión. Y digo intentos porque, ojo, a falta de haberlos probado, no creo que tales abortos puedan considerarse un éxito. Y para muestra, aquí tenéis lo que bien podría ser el vástago resultante de una noche de desenfreno entre un DualShock y el panel de control de una recreativa:

No parece muy logrado ¿verdad?

Recientemente tropecé con otro intento de hibridación que, aunque sigo pensando que es innecesario, tiene muchísima mejor pinta que el anterior. Mirad:

En busca del arcade stick definitivo

No parece que con tan poco grosor sea posible introducir unos componentes de calidad, pero al menos éste es bonito y dan ganas de probarlo.

En fin… ahora, tanto si ya sabíais de este tipo de controles como si no, me gustaría conocer vuestra opinión sobre ellos. ¿Qué os parecen?

6 comentarios

  1. Ostras no conocía para nada las variantes. Me flipa muchísimo el hitbox.

    Por otra parte, siempre he tenido la duda de si un jugador con arcade stick puede llegar a ser mejor que uno con mando (enttendiendo que dos jugadores de altísimo nivel). ¿Pasa como en los juegos de carreras con el volante y el mando?

    1. Pues hay distintas opiniones al respecto y la verdad es que no sabría responder.

      Yo de lo único que puedo hablar es del universo de Soul Calibur, que es el único en el que conozco a jugadores famosos y ahí al menos no parece que sea así.
      Por poner un ejemplo, en el Evo Japan 2020 (el último Evo presencial hasta ahora), BlueGod (1°), Yuttoto (2°) y Linkorz (3°), usaron DualShock 4. Que es un mando que va bastante bien para fighting games en mi opinión.
      Ejemplos de otros juegos se me ocurre el del granadino Uriel, que es uno de los grandes del mundo de Guilty Gear y que también usa DualShock.

      Creo que esto nos indica que no, que no es estrictamente necesario.
      Aunque también tengo entendido que en Street Fighter sí que es más complicado sin al menos seis botones en dos líneas de tres…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar