Star Wars Battlefront 2: Caída, Ascenso e Incertidumbre

¿Recordáis el anuncio de DICE y EA para resucitar la franquicia Battlefront tras la cancelación del prometedor Battlefront 3? ¿Recordáis los engaños tras el lanzamiento del primer Battlefront de DICE? ¿Recordáis su falta de contenido, sus pases de temporada abusivos, su aburrido gameplay, su falta de variedad y de inspiración? Saltemos más en el tiempo hacia adelante: ¿recordáis el anuncio de Battlefront 2 con todas las promesas de lecciones aprendidas? ¿Recordáis la sensación de que todo iba a ser idílico? ¿Recordáis el fiasco absoluto de las loot boxes y su sistema P2W (pay to win)? ¿Recordáis el mal resultado tras el lanzamiento de esta última entrega?

Después de casi 7 meses de su lanzamiento, EA’s Star Wars Battlefront 2 ha sufrido un número de cambios considerables: desde el propio contenido hasta su apariencia, pasando por el necesario cambio en el (infame) sistema de progresión. Nuevos modos de juego, nuevas skins y personajes jugables, nuevos mapas, nuevos sistemas de combate y de niveles, promesas de eventos continuos para mejorar y mantener vivo el juego al igual que ocurre con For Honor o Rainbow Six Siege. Hoy día 16 de mayo es el primer día de la nueva actualización que celebra el lanzamiento de la nueva película de la franquicia, Solo: A Star Wars Story, una actualización que da comiendo a la llamada Season 2, con vistas a tener más temporadas de contenido adicional.

SEASON 1: THE LAST JEDI

Como era de esperar, tanto EA como Disney aprovechan cada estreno en cines de Star Wars para darle un empujón a Battlefront 2. En la primera temporada de contenido adicional llamada The Last Jedi para no dar lugar a confusiones, recibimos muy buenas noticias: podríamos jugar en un nuevo mapa, Crait, podríamos jugar como Finn y Phasma, tendríamos un nuevo mapa espacial, D’Qar, una nueva continuación del modo campaña y eventos y desafíos temporales. El futuro se apreciaba esperanzador, con una sensación de cuidado que podía llegar a asemejarse a la que recibimos los jugadores asiduos de Battlefield 1. Todos estos contenidos resultaron ser una bocanada de aire fresco necesaria para un videojuego marcado por una nefasta campaña single player, pero una jugabilidad y diseño técnico que roza la perfección. Aun así, esto no sería suficiente para la redención absoluta del fracaso de EA y DICE, pues el peso de las loot boxes seguía estando presente. El triunfo de la comunidad era palpable tras al paso atrás que hizo EA para eliminar cualquier sistema de microtransacción de esta entrega, pero cualquier modo multiplayer se seguía resintiendo de tener que lidiar con un sistema de progresión de personajes que aun necesitada de la imperante necesidad de conseguir cartas dentro de loot boxes, las cuales solo podías conseguir a través de créditos, sí, pero su esencia seguía siendo errónea, pues seguía forzando a los jugadores a dedicar una cantidad de horas insanas para poder desbloquear cualquier tipo de star card, las cuales eran obligatoriamente necesarias para poder subir de nivel cualquiera de las clases del juego. Irónico, ¿verdad?

SISTEMA DE PROGRESIÓN: EL CAMBIO QUE SALVÓ A DICE

Aun con el nuevo contenido incluido de forma permanente y algunos retos semanales, Battlefront 2 iba quedando más y más en el olvido, su player base bajaba como si no hubiese mañana, y el destino no parecía ser muy luminoso para la gente de DICE y EA. No puedo decir que sintiera lástima, pues es la respuesta que merecían por haber querido timar a una fanbase tan multitudinaria y, por qué no decirlo, orgullosa a medio camino del fascismo, como es la de Star Wars.

“No temáis” dijeron. “Lo mejor está por venir”. Y ocurrió lo impensable.

EA y DICE anunciaron que el día 21 de marzo de 2018, el juego iba a sufrir un profundo cambio de base, un nuevo sistema de progresión iba a ser implementado, dejando atrás cualquier señal del insulto denotado en el lanzamiento del juego. Un sistema de progresión que ya no necesitaba de cajas con cartas para subir de nivel tus clases, naves y personajes, un sistema de progresión tan sencillo y lineal como jugar las partidas, conseguir un número de puntos necesarios para subir de nivel, ganar un punto de habilidad con esa subida de nivel y usarlo para desbloquear nuevas habilidades y mejoras. ¿El sistema más básico, fácil, sencillo, honesto y usado de la historia de los FPS funcionando en un FPS y sin necesidad de sentirse estafados? ¿Quién lo iba a decir, EA?

Esta actualización, al igual que la actualización de No Man’s Sky, Atlas Rises, supuso la salvación de un videojuego que estaba abocado al fracaso absoluto. Un principio de redención vital para la gente de DICE, una nueva ola de compradores de Battlefront 2 y una nueva oportunidad para poder crear la experiencia Star Wars definitiva en esta generación de consolas. Era difícil de creer que por fin ofrecieron una sensación de “pride and accomplishment” a la comunidad. Ahora, todo el multiplayer se sentía fresco, divertido, con aliciente, entretenido y auténtico. EL futuro de Battlefront 2 parecía estar salvado.

LAS SKINS Y LOS EWOKS ATERRIZAN CON TIMIDEZ

La intensidad en los servidores del juego desde el día 21 de marzo sobrepasó lo esperado, y la gente jugó al juego como si fuesen a prohibirlo al cabo de 2 semanas. Por fin podíamos jugar tranquilos y disfrutar de un gameplay magnífico enfatizado esta vez por un buen sistema de progresión que no destrozaba la experiencia. Lamentablemente, el juego no había tenido contenido nuevo en forma de mapas o héroes desde diciembre. Desde DICE comunicaban a los fans que tuvieron que retrasar las siguientes temporadas de contenido adicional para centrarse en arreglar el sistema de progresión, argumento totalmente lógico. Tal comunicado coincidió con el anuncio del retorno de las loot boxes, esta vez solo como elementos cosméticos y skins, mucho más lógico. Más adelante, tuvimos la aparición de un nuevo modo de juego: el retorno del modo caza de los Battlefront clásicos (los Battlefront buenos como se les suele llamar), pero con una vuelta de tuerca: este nuevo modo caza en Endor entre stormtroopers e Ewoks parecía más un survival horror que un divertido parche. Una vez más, un modo lleno de frescura que aportó variedad a Battlefront 2, aunque por poco tiempo.

Los fans empezaban a estar nerviosos sin tener noticias de todas esas promesas que se habían hecho al anunciar el juego: nuevos vehículos, nuevos planetas y nuevos personajes a través de temporadas gratuitas de DLC.

UNA TEMPORADA PARCIAL

Por fin tuvimos la noticia de que la nueva temporada de Battlefront 2 iba a venir este mes de mayo para celebrar el estreno de el nuevo spin-off de Star Wars en cines, Solo. Lamentablemente, esta vez no se ha aportado ninguna información sobre qué contenido se irá añadiendo a diferencia de lo que ocurrió con The Last Jedi season. Solo pudimos conocer los primeros añadidos y cambios, que incluyen un nuevo modo de Héroes vs Villanos, el retorno del Palacio de Jabba como mapa jugable, la inclusión de batallas espaciales en el modo arcade off-line, dos nuevas skins legendarias de El Retorno del Jedi para Leia y Lando, un renovado menú más atractivo e intuitivo y, por fin, poder usar tus puntos de habilidad entre mapas sin tener que volver al menú, además de reducir los exasperantes tiempos de carga entre mapa y mapa. Una gran actualización, pero que sabe a poco.

EL FUTURO

La comunidad de Battlefront 2 ha sido muy clara: más contenido de las precuelas y las guerras clon (estamos hablando de Grevious, Obi-Wan, Padme, Geonosis, Coruscant…), matchmaking más balanceado y equilibrado, el retorno del contenido de Rogue One, y la inclusión de un modo de juego más libre como era el modo Conquista. Según los rumores, la mayoría de estos elementos mencionados están de camino, aunque no ayuda mucho saber que la mayoría del equipo que trabajaba en Battlefront 2 parece haber sido destinado al desarrollo de otro título AAA de EA, dejando la sensación de que ni EA ni DICE están interesados en mantener vivo un videojuego al que no pueden exprimirle el dinero a través de sistemas como el de FIFA Ultimate Team, aun habiendo conseguido corregir y remediar los errores más graves que tenía. Si bien es cierto que aun es pronto para anunciar que el juego va a dejar de tener contenido a partir de otoño, el miedo sigue imperante.

¿Debería DICE esforzarse en aguantar Battlefront 2 con nuevo contenido o debería olvidarlo y buscar provecho de nuevo con Battlefront 3? Solo el tiempo lo dirá, pero de momento, Battlefront 2 es un videojuego que, al fin, es recomendable, disfrutable, adictivo y una delicia para aquellos fans de Star Wars que quieran rememorar de otra forma distinta las batallas que ya emulábamos allá por 2004/2005 con los Battlefront “buenos” de Pandemic. Si tu pregunta es si vale la pena darle una nueva oportunidad del videojuego que causó el mayor fiasco mediático de 2017 en la industria, sorprendente la respuesta es sí, pero no sabemos por cuánto tiempo va a poder dársele la oportunidad.

Leave a Comment

Required fields are marked *.