Alwaaays I wanna beee with youuu

Nuestro diseñador gráfico tiene una Nintendo DS y aún le duran los callos en las manos de la recreativa de Street Fighter 2 de sus años mozos. De vez en cuando se le puede encontrar por los pasillos silbando canciones de Machinarium. No es, con todo, un gran fanático de los video juegos. Por eso, cuando un juego le engancha hasta el punto de animarse a escribir sobre él… ojito con él…

 

Esto que leéis es un intento de crónica escrita por un lego jugador de video juegos que proviene de algunas generaciones anteriores a los pokemon y que ha llegado a sentir, a lomos de un unicornio robótico con crines y cola arco iris, lo que puede significar el verbo «digievolucionar». En un perpetuo galope -gozando en bucle, cual mantra, del pegadizo «Always» de Erasure- atraviesa elevados campos de cielos multicolor y evita, saltando, caer en los abismos que va encontrando a su paso. Por el camino se alimenta de mariposas fluorescentes y se arroja contra estrellas de cristal cuyo contacto le permiten metamorfosearse en un oso panda que también deja un rastro arco iris allá por donde su culo pasa y que igualmente se alimenta de tan colorido manjar y se lanza contra cristalinas estrellas hasta convertirse en un lobo que a su vez… Y así hasta un rinoceronte que es la máxima encarnación (gay) a la que ha llegado un servidor moviendo, tan sólo, dos dedos. ¿Qué habrá más allá? No puedo dejarlo estar mucho más, así que os dejo para subirme a lomos del primigenio unicornio y dar un empujoncito al destino… Sólo así podré vislumbrar qué seré después.

En vez de un trailer del juego, os dejamos con el videoclip oficial de la canción

Quién quiera descubrir el juego, Robot Unicorn Attack Evolution, lo puede encontrar en una versión sin evoluciones en la app store, o la versión completa en flash aquí.

 

¡Press X to dash!

Leave a Comment

Required fields are marked *.