La familia Razer Huntsman evoluciona a V2

Daniel Ureña

Daniel Ureña

Fundador y sufridor de Invisible Movement.

A principios de año, Razer ya empezó a llevar un paso más allá a la familia Hunstman con la llegada del Hunstman V2 Analog, un teclado muy especial que ofrecía un tipo de tecla capaz de emular a un joystick y, por lo tanto, una movilidad de 360º. Ahora la evolución ha llegado a la raíz de la familia y tenemos dos nuevos modelos, uno estándar y otro tenkeyless (sin el pad numérico).

Los nuevos Hunstman V2 incorporan switches ópticos de 2ª generación, una la tecnología Razer 8K HyperPolling y teclas Doubleshot PBT. El objetivo de todo ello es otorgar la máxima velocidad posible, una latencia bajísima y una gran durabilidad. Esta 2ª generación de switchs introducen una capa de silicona que reducirá el sonido de cada tecla, si a eso le sumamos, de base, contar con la doble inyección PBT, tenemos una tecla más rápida, más robusta y que con el paso del tiempo no perderá ni su acabado ni su efectividad.

La acústica del teclado no únicamente ha mejorado en los switches. Todo el cuerpo del teclado se ha trabajado para amortiguar más el sonido, gracias a una capa de aluminio que reducirá notoriamente nuestras pulsaciones más potentes (sí, las de frustración).

Además el Hunstman V2 viene con el reposamuñecas (que te da la vida), una rueda multifunción digital y cuatro botones multimedia personalizables. Como no, gracias al software Razer Synapse 3 podremos configurarlo y además acceder a la personalización de colores que nos da Razer Chroma (ya sabéis, 16,8 millones de colores a vuestra disposición).

El Razer Hunstman V2 puede ser vuestro desde 199,99 € y la versión Tenkeyless (que suprime el dial, los botones multimedia y el pad numérico) desde 159,99 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar