Impresiones Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin

Juan Cash

Juan Cash

Nomura por aquí, Nomura por allá. Os traigo las primeras impresiones de la demo de uno de los memes del E3. El CHAOS. Digo, el rumoreado Souls de Final Fantasy: Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin. Y ya os aviso, está bastante guapo, aún con sus peros.

Lo primero es lo primero. Esto es una demo, y me da a mí que poco tendrá que ver con el juego final, que verá la luz allá por 2022. Lo poco que sabemos, en cuanto a lore, o contexto narrativo es que el aspecto de Jack (el prota) no es algo arbitrario. Este señor es realmente un “extraño” en Final Fantasy, en palabras del propio Nomura, e incluso su nombre, Jack, puede ser un gran spoiler. ¿De qué? Ni idea.

Vamos a empezar por lo malo y así terminamos el texto de buen rollito.

Lo peor, a nivel catástrofe, es su pobre apartado artístico y técnico. El juego luce francamente mal, y parece un título primigenio de la ya retro PlayStation 4. O final de la 3 si me apuras. Además, de nuevo tenemos esos dos modos de reproducción, rendimiento o 4K, siendo el segundo casi injugable y viéndose borrosín el primero. Además, el diseño de personajes así como ese gótico rancio que lucen las ubicaciones y enemigos… me han dejado muy frio… pero eh, tranquilos, para esto están las demos que se lanzan con muchísima antelación. Para recibir feedback y en el mejor de los casos (por dios que así sea) corregir esos defectos de cara al producto final.

La parte buena. Ojo, aquí tenemos a dos grandes, Koei Tecmo y el Team Ninja. Esta gente sabe del género Souls. Entre otras cosas porque han firmado el que a mi juicio es su mejor rival. Nioh y sobre todo Nioh 2. Es por tanto que la jugabilidad es una delicia. El combate no solo me ha recordado a los ya citados Nioh, sino que además me han venido flashbacks del Vietnam que supuso Bloodborne. Siendo este un piropo nivel dios. El combate, algo más rápido que a lo que acostumbramos, estará muy ligado al tipo de arma que usemos. De modo que poco tiene que ver el espadón, con el garrote mágico o con la lanza. Ofreciendo además arboles de habilidades independientes para cada arma. Lo cual me puto encanta. Es deci,r adiós a elegir una clase e ir con ella hasta el final. Aquí podremos ir probando y finalmente centrarnos en aquellas que mejor se adapte a nosotros. 

Por ejemplo, el espadón mola mucho y nos convertirá en un guerrero temible, que hará bastante daño, pese a la lentitud del golpe. Pero ser magos es increíble. Teniendo a nuestra disposición todo un arsenal de magias elementales desde el minuto uno.

Una parte importantísima del combate es el maná. Siendo ésta la penalización al morir. Aquí no perdemos niveles ni almas ni nada, las armas subirán de nivel con su propio uso. Aquí seremos castigados al morir con una disminución de nuestra barra de mana, y ojo es una putada ya que todos nuestros ataques especiales (aquellos que terminan un combo y son más poderosos) consumirán maná. Sean mágicos o no.

El tema es que me parece un sistema de progreso magistral y poco visto en el género Souls. Que no solo hace más simpático y hace más accesible a este Stranger of Paradise. Sino que lo vuelve muy divertido. 

Por ejemplo, encontré unas calabazas ardientes que escupían fuego, aquí viene otra mecánica; con círculo hacemos una especie de parry que absorbe la magia y hace que podamos reproducirla sin coste de maná, pudiendo reventar de poder a estas calabazas. O aplicándoles ataque de agua, si optamos por combatirlas sin parry.

Como decía, el maná es muy importante y la forma de recargarlo será stunenado a nuestros enemigos. Ya sea aplicándoles parry o bien inflándolos a palos sin dejarlos respirar. Esto provocará que podamos realizar una ejecución, convirtiéndolos en cristales rojos que nos recargaran la barra de maná, a mayor cantidad cuanta más vida les quedase.

Siento que me estoy enrollando mucho, pero tras la nefasta presentación el juego, así como su lanzamiento en forma de demo no ejecutable… no las tenía todas conmigo, y realmente pensé que esto era poco más que una broma. Pero joder una vez lo he probado, y completado un par de veces, con ese mítico combate final contra un Gárland que nos hará sudar… las sensaciones no pueden ser mejores. Por lo tanto y con la esperanza de que mejoren esos puntos negativos. Me veo obligado a poner este título entre mis más esperados.

*Nota final: El juego tiene un looteo constante, por la tanto no os preocupéis por esas ropas de Zara vistas en el video del E3. A poco que abráis un cofre os pondréis una armadura guapota. Fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar