Global Game Jam 2015 – Barcelona

anidealgift

anidealgift

El pasado fin de semana se llevó a cabo la Global GameJam 2015, en la que no solo asistimos, también participamos.

Para quien no lo sepa, una “Game Jam” es un evento en el que personas de distintas ramas profesionales (programadores, artistas, músicos, etc) se reúnen para hacer un videojuego en base a un tema propuesto por la organización, en un número limitado de tiempo, en este caso 48 horas. La GGJ es el mayor exponente de este tipo de eventos en el mundo ya que de manera simultánea, en diferentes ciudades del mundo, la creatividad de miles de personas se mezcla para intentar sacar adelante todo tipo de videojuegos.

Dicho esto, me gustaría hablar de mi experiencia en esta última jam, que ha sido también la primera a la que he asistido, y que se realizó en Barcelona, gracias a VGAFIB (Video Games Association d’Estudiants de la Facultat d’Informàtica de Barcelona). Destacar que la de Barcelona fue la más prolífica en asistencia en España, juntando a 76 participantes.

Asistí con un compañero de clase, con el que formé equipo para participar, aunque la verdadera gracia de estos eventos suele ser la de formar equipos con gente directamente en el lugar, y conocer gente nueva. Pero al ser nuestra primera jam, los nervios nos pasaron factura y preferimos hacerlo así.

Hablo como desarrollador novato que acaba de iniciarse en este sector y puedo afirmar que hacer una jam es una experiencia muy dura no apta para pusilánimes. Te enfrentas a un reto en un período de tiempo muy corto y has de trabajar sin pausa con mucha presión, partiendo de cero y con mínima directriz.

En una game jam no descansas. Los más apañados, se tumban en el suelo con esterillas y sacos de dormir, algunos incluso con cojines. Algunos vuelven a casa a descansar, y vuelven pasadas 6-8 horas. Cada uno se marca su ritmo y sus límites. En muchos casos ese ritmo no es suficiente para cumplir el objetivo.

En nuestro caso, un equipo de dos personas (programador y artista), nos tuvimos que ocupar de todo, y acotamos nuestro juego a algo pequeño que nos diera tiempo a terminar y que tuviera un acabado decente. Todo ello bajo el tema de la edición que era ni más ni menos que What do we do now?

A partir de aquí, cada grupo tenía que realizar un juego inspirándose en esta frase, y salieron proyectos bastante variopintos y curiosos. Al final, se presentaron todos los proyectos en público, y cada grupo puntuó a los demás en categorías como gráficos, jugabilidad, audio, etc… Se hace la media de entre todos y se publica una clasificación en la web.

Cuando he dicho que la experiencia es dura, no exageraba. Al menos 3 grupos abandonaron pasadas 24 horas, y algunos poco después. Cualquiera que trabaje haciendo juegos sabe que lo más difícil de hacer uno, es terminarlo, y cuando empiezas todo es genial porque tienes muchas ideas que te parecen fantásticas, pero llevarlas a cabo se convierte en un trabajo tedioso.

Así que llegados a este punto, si eres desarrollador o te gustaría serlo, participar en una jam se podría considerar una prueba de fuego para saber si de verdad te quieres dedicar a esto el resto de tu vida y si una vez terminada, la has disfrutado y  conseguido terminar el juego, puede significar que seas uno de los pocos elegidos para dejarte la vida haciendo videojuegos, ganando poco dinero e invirtiendo muchas horas :P.

Para mí, fue una gran experiencia. Aprendes un montón, te presionas a ti mismo para rebasar tu límite y trabajar a un ritmo y con unos métodos que hasta ese momento jamás habías tenido en cuenta. Lo recomiendo para todo aquel que quiera dedicarse a hacer videojuegos, al menos, una vez.

Podéis consultar los proyectos que se realizaron y ver la clasificación en el siguiente enlace.

Nobody

Para terminar, resaltar que nuestro proyecto quedó en tercera posición, y estamos muy contentos con el resultado. Nos fastidia un poco no haber podido llegar a más con este juego y haber tenido que acotarlo tanto y dejarlo en una muestra de lo que podría haber llegado a ser con algo más de tiempo, pero la sensación final es de satisfacción.

Os animo a jugarlo, es muy cortito y sencillo. Yo lo definiría más como una experiencia, que como un juego al uso. Os dejo un enlace para jugarlo online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Posts not found