Gamelab 2012

Lo que pudimos probar en el Gamelab 2012

El Gamelab 2012 ha sido un éxito y eso sólo pueden ser buenas noticias para el sector del videojuego. Desde sus conferencias hasta los juegos que se han podido probar, Gamelab ha comprimido en 5 días todo aquello que rodea al mundo de los videojuegos. En Invisible Movement ya habíamos comentado nuestro periplo por las diferentes ponencias, pero todavía nos quedaba hacerlo sobre los grandes protagonistas, los juegos.

 

Cierto es que supo a poco y que se hubiera agradecido más material para probar, sobre todo por la gente de Microsoft, que no contaba con una parcela propia. Sony y Nintendo fueron las más destacadas, la primera centrada en Gran Turismo y sus geniales cabinas para poder jugar al juego de Yamauchi y la segunda por dejarnos probar las grandes novedades de 3Ds y por dejarnos, por primera vez, probar Wii U.

Gamelab 2012

Como third party sólo hubo un nombre y fue 2K. Borderlands 2 y Spec Ops: The Line fueron sus grandes apuestas. Con el segundo ya en circulación, toda la expectativa pasaba por la secuela de Gearbox. Sin duda, uno de mis grandes objetivos en la feria era poder probarlo, y en cuanto tuve un hueco entre conferencias, me puse a hacer cola (que por suerte en aquel momento no era muy larga) para poder entrar en el stand dedicado al juego. Los aproximadamente 10 minutos que estuve jugando pasaron como segundos y han dejado el 21 de septiembre, fecha de lanzamiento, todavía muy lejos.

Controlando a Salvador, el Gunzerker, pude disfrutar empuñando dos armas a la vez, disparando a todo aquello que se movía y resucitando a mis compañeros (la demos era cooperativa local y nos apoyábamos 4 asistentes a la feria). Las impresiones son más que buenas: armas nuevas, habilidades nuevas, enemigos nuevos, música potente y gráficos que evolucionan de su primera entrega. Los fans de Borderlands pueden estar muy tranquilos. Sus detractores, también. Es lo mismo, pero mejor.

Gamelab 2012

Fuera de Borderlands 2, también me gustó muchísimo el nuevo Castlevania para 3DS, Castlevania Lords of Shadow: Mirror of Fate. Después de la tremenda decepción que me causó el relanzamiento de la saga, esta nueva edición para 3DS me ha devuelto la fe. Este Castlevania vuelve a las clásicas 2 dimensiones (¡¡¡¡¡Metroidvania!!!!!), tendrá dos tipos de ataque más sub-arma, magias, agarres; todo ello con efectivos movimientos de cámara que potencian la jugabilidad. De lo mejor que he visto en 3DS.

También para la portátil de Nintendo, se pudieron probar sus pesos pesados: Mario Kart 7, Mario Tennis, Kid Icarus, Resident Evil o Heroes of Ruin (que me convenció finalmente para hacerme con él). Además de los disponibles en las tiendas, Nintendo dejaba probar el próximo New Super Mario Bros. 2, en el cual no pararemos de coger monedas tal y como nos amenazaban en el E3; Luigi’s Mansion: Dark Moon me gustó bastante y posiblemente sea, por ahora, el juego que más he disfrutado de sus 3D.Fuera de eso, el juego apunta maneras y la diversión está asegurada. Por último, pude probar Epic Mickey: Power of Illusion, que traslada la magia del legendario Castle of Illusion a la 3DS. Jugué muy poco, pero creo que su impresionante aspecto y su jugabilidad van a enganchar a muchos. Cuidadito con Mickey, que va fuerte.

Gamelab 2012

Sony también contaba con Mickey en Epic Mickey 2: The Power of Two. Por fin, llega Epic Mickey a la alta definición y aunque tenía muy buen aspecto no me acabó de convencer. Los movimientos de Mickey no me acabaron de parece lo suficientemente fluidos y gráficamente tampoco me convenció demasiado. Habrá que intentar jugar de nuevo para valorarlo como merece.

También probé Sorcery, que era una asignatura pendiente. El ansiado juego del mago no me convenció nada de nada. No sólo por lo plano de su planteamiento, sino porque en lo más importante fracasaba, el uso del Move no acabó de ser tan preciso como esperaba.

Gamelab 2012

Me llevé una decepción por no poder probar Playstation All-Stars: Battle Royale. Se suponía que se podría probar, pero la PS3 en la que se suponía se podría jugar estuvo todo el tiempo (o al menos todas las veces que me pasé por allí) con problemas. Una pena.

Como broche final, y volviendo a Nintendo, la compañía nipona nos invitó al Hotel B, muy cerquita de donde se organizó el Gamelab, para poder probar por primera vez su nueva consola, Wii U.

Del pesimismo post E3, decidí formar un cambio de chip para dejarme convencer por Nintendo y disfrutar de esa magia que sólo algunos de sus juegos tienen. Por ahora, la magia tendrá que esperar. Wii U nos intenta convencer con su juego asimétrico y pese a que la idea acabará por brillar por sí misma, a día de hoy se aplica en ideas demasiado básicas y, aunque hay que darle crédito por ser una consola que todavía no ha salido al mercado, se necesita algo más para intentar revolucionar el mercado, como hizo su antecesora. La estrella de la consola es su mando, el Wii U Gamepad, que tiene una pantalla táctil de 6,2 pulgadas y una resolución bastante envidiable.

Gamelab 2012

Gracias al periférico, un jugador puede olvidarse de la tele y jugar únicamente mirando la pantalla del mando, viendo información que no aparece en la tele y, por lo tanto, ocultándola a los demás jugadores que están absortos mirando el televisor. Por ejemplo, en uno de los juegos de Nintendo Land, basado en Luigi’s Mansion, los jugadores con mandos clásicos portarán linternas y deberán descubrir al fantasma oculto a primera vista, que intentará cazarlos uno a uno. El espíritu, por su parte, será controlado mediante el Wii U Gamepad y en su pantalla, lógicamente, se verá a sí mismo y podrá ir cazando tranquilamente al resto de jugadores, siempre con cuidado de no ser alumbrado por las linternas. Eso es el juego asimétrico: un juego y varias maneras de jugarlo, de disfrutarlo.

Pudimos jugar asimétricamente a Rayman Legends en el que con el Wii U Pro Controller saltábamos con Rayman y con Wii U Gamepad controlábamos a su amiguito, quien le hacía ganar monedas, cortar cuerdas o, si quería, lo puteaba. Sin duda, Rayman fue lo más divertido que probamos.

Gamelab 2012

También probamos la supuesta parte hardcore de Wii U gracias a Batman Arkham City Armored Edition y Zombie U. Del primero no hay mucho de qué hablar, gráficamente está (yo diría que casi) a la altura de las versiones para Xbox y PS3 y aprovecha el mando de Wii U para utilizar gadgets como el descodificador o el batarang. Se agradece, pero dada la tardanza con la que saldrá el juego respecto a sus previas versiones, no acaban de compensar sus novedades y el uso de ellas.

Zombie U fue la gran decepción del evento. Gráficamente es un desastre (texturas horribles o caídas devastadoras de frames son devastadoras) y su tosca jugabilidad no convence para nada. La idea de ser un superviviente diferente es buena y las diferentes situaciones que quiere presentar también, pero su ejecución está lejos de ser aceptable. Probamos también sus opciones multijugador y tampoco nos convenció: con el Wii U Controller invocábamos zombies para cazar banderas y detener al jugador humano, que con el Pro Controller se abría paso a través de los zombies para, también, cazar banderas. Soso y aburrido para el que invocaba zombies, aburrido y soso para el que los asesinaba. Esperemos que lo retoquen (bastante) y tengamos fe, puesto que todavía queda para su lanzamiento.

Gamelab 2012

Game & Wario nos dejó un sabor descafeinado. Sus juegos eran sencillos, pero no contenían el frenesí que, por ejemplo, tienen los de la saga Wario Were. Hacer fotos para localizar criminales o inclinar el Wii U Controller para esquiar como es debido, se suman a disparar flechas desde la nariz de Wario o localizar a un ladrón de manzanas. Nos harán pasar un rato divertido, pero que al menos a un servidor no le engancharán más de una vez.

Volviendo a Nintendo Land, la apuesta más fuerte de Nintendo, la sensación es más o menos la misma: ideas buenas, pero que cansan demasiado rápido. Durante 1 o 2 partidas te lo pasas de puta madre, pero una tercera partida se empieza a hacer pesada y una cuarta, un sopor. Lanzar shurikens está bien durante 5 minutos, al igual que capturar caramelos en el juego basado en Animal Crossing: tengo curiosidad por saber la velocidad de agotamiento de estas pruebas en un entorno familiar, target claro de Nintendo.

Gamelab 2012

Casi al final del evento, la luz se hizo al final del túnel. Pudimos probar Project P-100, de Platinum Games, y fue lo más resultón del día. La idea de controlar a un variopinto grupo de héroes cabezones, cada cual más raro, que en cualquier momento pueden generar una espada gigante, una pistola o sacar de la nada una ala delta. es de por sí muy suculenta (todo ello gracias a dibujarlo en el Controller). En la práctica también. Muy divertido y con una mecánica sencilla, pero efectiva, P-100 hará que los casuals y los hardcore vayan de la mano en un beat’em up que, con poco que haga, se convertirá en la joya inicial de Wii U.

Nintendo siempre lo acaba consiguiendo y el gato casi siempre acaba mojado, pero las sensaciones que me dejó el evento son de incertidumbre, parece que le va a costar más que en anteriores ocasiones. Aunque siendo Nintendo, nunca sabes cuándo surgirá la magia.

Leave a Comment

Required fields are marked *.