Avance V Rising

Juan Cash

Juan Cash

Durante siglos, hemos dominado el mundo. Los vampiros éramos la élite de la cadena alimenticia. Pero eso se acabó… los humanos nos despojaron de todas nuestras posesiones, nos aniquilaron durante la guerra más cruenta que se recuerda.

Solo unos pocos sobrevivimos y pasamos siglos escondidos, muertos en vida… el hambre y la sed  fueron terribles, el polvo era lo único que se escurría por nuestra garganta.

Ahora hemos vuelto, no será fácil, pero la reconquista acaba de comenzar.


V Rinsing da comienzo con un ataúd, en mitad de las ruinas.  Dentro se encuentra nuestro avatar, previamente personalizado. Lo primero que destaca es el bonito arte que esconde el juego, olvidamos los graficotes para avanzar hacia algo más personal. Mi primer pensamiento se va a World of Warcraft, pese a que en esencia parece ser otra franquicia de Blizzard la que se ha tenido en cuenta, y es que en lo básico, y muy superfluamente, nos encontramos ante un Action RPG en vista cenital, sí, un Diablo.

Nada más despertar, una pequeña guía nos orientará, pidiéndonos que reunamos huesos. Para nuestra fortuna, unos pasos más adelante encontraremos un grupo de esqueletos, a los cuales daremos muerte a cambio del recurso. Con sus restos fabricaremos una espada, gracias a la cual cazaremos lobos y nos fabricaremos ropa. Ahora se nos invita a fabricar un hacha, talaremos árboles. No olvidemos la maza, ahora podremos conseguir piedras. Y así… poco a poco, iremos hilvanando herramientas y recursos, mediante los cuales iremos mejorando nuestro personaje e incluso reconstruiremos nuestro castillo, nuestra base de operaciones para dar caza a nuestros enemigos… Un momento… frena… esto no es Diablo, esto es Valheim.

Nuestro castillo va de maravilla. Poco a poco, tutorial mediante, se nos pedirá ir construyendo cada vez elementos más complicados, cuyos recursos son más difíciles de conseguir. Pasaremos de nuestra chabola de madera a un imponente castillo gótico de piedra, donde por fin no entra la luz del sol. Como vampiros empezamos siendo unos seres patéticos, carentes de poder. Por lo tanto tocará dar caza a seres más poderosos, para así absorber sus poderes y poco a poco convertirnos en una auténtica pesadilla. Nuestra primera caza consistirá en un enorme lobo blanco.

Una vez localizado, siguiendo el rastro de su aroma… amanece. No le damos demasiada importancia, hasta que empezamos a arder. Mierda, somos un vampiro, la luz del sol nos destruye. Buscamos la sombra cuanto podemos, pero el lobo nos persigue, el combate se vuelve intenso y extremadamente divertido. Una vez derrotado, aprendemos una nueva habilidad. Ahora podemos convertirnos en lobos, lo cual nos hace inmunes a las criaturas del bosque y además nos permite desplazarnos más rápido. 

El gran lobo será el primero de muchas, muchas presas a las que cazar. Cada una nos recompensa con algo que nos ofrece una nueva forma de jugar, revitalizando la diversión. Ya sean habilidades, como congelar a los enemigos, o una nueva receta, que nos permite –que sé yo- fundir el cobre para crear nuevas armas. Pero sin duda, querremos cazar, no solo por el botín, sino por pura diversión. Los Suecos de Stunlock Studios traen la lección aprendida de cómo hacer un buen combate. Ya lo vimos por ejemplo en su divertidísimo Battlerite, y aquí repiten un poco su exitosa formula, puliéndola aún más y dejando al jugador que personalice a su vampiro como quiera, pudiendo orientarnos más a daño a distancia, físico, tanquearnos e incluso ser unos excelentes support.

Una vez superados los primeros compases del juego toca relajarse, poner bonito tu castillo, un par de gárgolas por aquí, un mayordomo vampiro por allá… y de repente nos atacan. No serán NPCs los que llamen a nuestra puerta, sino otros jugadores dispuestos a terminar con nuestra vida y llevarse todos nuestros tesoros. Vale, espera, dame un segundo… hemos pasado de un Diablo a un Valheim ¿y ahora me estás diciendo que esto es el puto Rust?  Rotundamente, sí.

V Rising es la perfecta combinación de los juegos ya citados. Funciona de maravilla como juego de acción, sus mecánicas de crafteo nos atraparán debido a lo adictivo de la formula bien implementada y por último (y esto es voluntario) su apuesta por el PVE otorga ese puntito de emoción extra a una, ya de por sí, excelente campaña, con una gran amplitud y muchísimo contenido, que nos tendrá horas y horas pegados a la pantalla. Y ojo, que esto no es un juego final, igual que estas líneas no pretenden ser un análisis, ya tendremos tiempo de volver cuando el juego salga del Early Access, donde el contenido será realmente abrumador.

Por último, pero no por ello menos importante, no quería despedirme sin elogiar el excelente trabajo que el estudio ha realizado para crear una verdadera atmósfera vampírica. No son pocas las obras –literarias, cinematográficas o videojuegos mismo- que han utilizado a estos siniestros personajes, de una forma más o menos fiel a su folclore, dependiendo del ejemplo que escojamos. Pero este V Rising, lo hace todo bien en este sentido. Os contaba el ejemplo de quemarnos al sol, como un alemán en Fuengirola, pero esto es uno de muchos ejemplos. ¿Qué pensáis que os pasará si cogéis unas monedas de plata? Mal rollo. O por ejemplo el simple sistema de vida, mediante el cual tendremos una reserva de sangre (la cual se obtiene de enemigos o animales) para servirnos de ella y así restaurar nuestra salud. Dependiendo de que enemigo absorbamos, nos llevaremos una pasiva, que podrá ir desde pícaro a bestia, pasando por guerrero hasta un simple trabajador.

En definitiva, no es de extrañar que V Rising se haya convertido en el juego del momento y tampoco me parece algo fruto de la casualidad. Sin duda, culpa de, ello viene por el buen hacer del estudio, no limitándose a añadir juegos de éxito a la marmita, para mezclarlos y darnos un Frankenstein lleno de taras. Sino currándose una ambientación maravillosa, en lo artístico y en lo jugable, y reforzando los géneros ya dichos, mejorando en cada uno de ellos los puntos flacos que lucían en otras obras. Por ello, apuntad fuerte este juego en vuestras agendas y si os interesa aunque sea un pelín, no necesitareis esperar a su versión final, ya que este acceso anticipado cumple con creces y os dará muchísimas horas de contenido. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar