Avance Ori and The Will of the Wisps

Durante la pasada Gamescom, Moon Studios nos permitieron ver la segunda entrega del elegante Ori and The Will of the Wisps, así como su nuevo modo de juego.

Para quien no conozca el primer Ori y sin entrar demasiado en la historia, se trata de un plataformas con estilo metroidvania en el que controlamos a Ori, una criatura huérfana que acaba siendo adoptada por Nara y que tras diferentes acontecimientos tiene el objetivo de salvar el bosque. Mientras que en el segundo deberemos encontrar el destino de Ori, aunque por el momento no se conocen detalles de la historia.

Antes de comenzar explicando ningún detalle del juego lo primero que diremos es que cumple las expectativas generadas y que sigue siendo una delicia visual y musical que no deja indiferente.

Esta segunda parte mantiene las bases de lo visto en Ori and the Blind Forest. En esta ocasión nuestro protagonista se adentrará más allá del bosque de Nibel aunque el diseño artístico seguirá tan característico que te hará sentir como si estuvieras dentro de un sueño pero a la vez real. Porque si en algo son expertos Moon Studios es en crear mundos y hacerlos reales.

Como ellos mismos dijeron en la presentación, Ori and The Will of The Wisps nace de esa intención de mejorar el primer juego. Es por ello que dispondremos de más armas, como una espada de luz o un arco, que nos permitirán dinamizar los combates, que serán más elaborados: también habrá más personajes en el mundo con los que podremos interactuar e incluso nos encargarán misiones secundarias, tendremos más habilidades y en general será una aventura más larga y más completa.

Abandonamos el bosque para meternos en un nuevo entorno donde podremos probar nuestras nuevas habilidades. La que pudimos ver y probar en Gamescom fue la de sumergirnos y bucear por dunas de arena y aprovechar la zambullida para salir con impulso; algo que nos será muy útil para alcanzar ciertas plataformas o usar lianas para evadir huecos que significarían nuestro fin, por lo que Ori tendrá ahora un abanico mayor de posibilidades para sortear los diferentes obstáculos del entorno.

Pero esta no será la única novedad ya que dispondremos de un modo de juego o retos, a parte de la historia principal del juego, llamado Spirit Trials. En él podremos enfrentarnos junto a los fantasmas de otros jugadores o amigos y superar ciertos niveles del juego en una carrera contrareloj. Un escenario perfecto para poner a prueba esas nuevas habilidades y compartir nuestros resultados.

Es curioso como aun sabiendo el tipo de juego al que ibas, no deja de sorprenderte. Se nota que hay un duro trabajo detrás que ha permitido un resultado impecable y más maduro. Si bien es cierto que en una presentación se busca mostrar lo mejor del juego, no puedo nombrar ni un solo aspecto negativo del mismo. Los detalles del juego están más trabajados y cuidados y ver como las ramas se hunden bajo tu peso o ver balancear un puente por el efecto del viento permiten una mayor inmersión.

El diseño audiovisual no puede dejar de ser mencionado ya que encajan a la perfección y permiten que disfrutes del juego tan solo explorando el entorno. Ori and the Will of the Wisps continua el legado de su primera entrega. Un juego del que es difícil apartar la vista; tanto el diseño de los escenarios, de los personajes, sus movimientos, la música… Todo con un mismo objetivo: sumergir al jugador en el mundo de Ori del que difícilmente no acabaremos embelesados.

Un juego que no sin motivos se ganó el convertirse en uno de los mejores títulos de su género (puzle plataformero) y claramente con esta segunda entrega va a mantener el nivel (o incluso esperemos que lo supere).

Desgraciadamente la demo fue demasiado corta y nos dejó con la miel en la boca pero nuestra confianza con Moon Studios es máxima.

Si ya jugaste a Ori and the Blind Forest, te va a encantar, y sino.. aun estás a tiempo porque Ori and The Will of the Wisps llegará en 2019 para Xbox One y Windows 10.

Leave a Comment

Required fields are marked *.