Avance Moss [GC 17]

Moss ha sido uno de esos juegos que me ha sorprendido muy positivamente en Gamescom. Uno de esos juegos que al probarlo te cambia totalmente la idea inicial con la que ibas.

Y es que si al ver el tráiler en el pasado E3 como juego exclusivo de realidad virtual me pareció un enfoque algo equivocado, y dejadme que me explique. Ves un ratoncito súper mono moviéndose por diferentes escenarios. Lo primero que pensé es que era un juego enfocado a un público de edad temprana. Entonces ¿Por qué en realidad virtual? ¿Qué necesidad hay? ¿Acaso esos niños van a poder usar y disponer de la tecnología de realidad virtual?

Pues bien, más o menos entré planteando estos interrogantes que tenía en mi cabeza y lo primero que me dijeron los chicos de Polyarc es que primero probara el juego y luego responderían todas mis dudas.

Así que me puse las gafas, auriculares, cogí el mando y me adentré en la historia.

Lo primero que vemos es un libro. Nos piden que pasemos algunas páginas (gatillo para coger la hoja y soltar a la vez que pasamos la página). Y es en la tercera página que nos metemos dentro de la historia donde nos convertiremos, en cierta manera, en ese narrador.

Unos escenarios cuidados al máximo, detalles que te hacen sentir totalmente dentro de esas ruinas. Colores vivos y audio clavado a la perfección hacen que la inmersión sea total.

Y entonces… aparece Quill. Va a quedar poco profesional pero… es taaaaan mono verlo en directo, ahí, delante tuyo, y saludándote (y no será la primera vez que interactuará contigo). En ese momento todas esas ideas del por qué en realidad virtual comienzan a desvanecerse. Evidentemente no es lo mismo.

Comenzamos a movernos y a hacer avanzar a nuestro adorable ratoncito. Me quedo con varios momentos pero uno de ellos es como tiene que escalar algunos trozos de pared para los que, al no llegar bien, acaba tumbando su cuerpecito como hacia atrás de una forma muy graciosa. Por lo que aquí ya se puede felicitar al estudio por el logrado movimiento de nuestro protagonista. El juego mezcla puzles, que debes ir resolviendo para que avance, así como superar obstáculos o vencer ciertos enemigos que intentan atacar a Quill. La inmersión es tal que, en cierto momento me indicaron que debía mirar dentro de una arquitectura y mi gesto fue el de mover totalmente mi cuerpo, inclinar la cabeza y hacer gestos como si los obstáculos que veía realmente existieran.

El juego te hace tener dos papeles a la hora de jugarlo. El primero es llevar a Quill por el escenario y hacerlo avanzar. Pero luego hay otro papel que te hace interactuar con el entorno, como el de mover ciertos elementos para que nuestro pequeño protagonista pueda seguir su aventura así como el de mover a los enemigos que aparezcan o incluso poder curar a Quill en caso de que haya sido herido.

Otro detalle destacable es que, si tienes curiosidad por ver cómo eres tú, en ese papel de narrador, puedes verte reflejado en el agua.

La demo que jugué duraba muy poquito pero fue suficiente para que me ahorrara hacerle esas preguntas. El juego me las había respondido: Ni está tan enfocado a niños ni es innecesaria la realidad virtual en Moss. Desde luego los ex de Bungie saben lo que se hacen.

Según nos comentaron, la duración del juego rondará las 6 horas, así que lo esperamos con ansias para poder jugarlo en PlayStation VR y volver a ver a mi querida Quill (porque es ratoncita) quien se convierte, al compartir la experiencia, en algo más que un simple personaje.

Leave a Comment

Required fields are marked *.