Avance Mortal Kombat X [GC14]

De la misma manera que la nueva generación de consolas ya no existe (debería ser la “generación actual”, ¿no?), un nuevo Mortal Kombat no debería ser posible: será un más de lo mismo, con nuevos personajes (que no será “nuevos”, sino viejos conocidos de la saga que, simplemente, no se habían incluído en el capítulo anterior).

La gente de NetherRealm Studios tenía este concepto tan claro que quiso romper con toda la saga y hacer un reboot (algo muy de moda últimamente, por otro lado) empezando de nuevo con su Mortal Kombat (sin ningún numerito al final). Y ahora, en la nueva/actual generación de consolas, aparece un nuevo Mortal Kombat que, sin embargo, parece que sí que van a incorporar alguna que otra novedad (y de las molonas, la verdad). 

No hace falta decir que Mortal Kombat X se ve dolorosamente bien. Cada patada o puñetazo podremos sentirlo como si fuera nuestro (aunque afortunadamente no sea así); se mantienen los X- Ray Moves, llegando a rozar el mal gusto. Cosa que, por otra parte, agradecemos: es justo lo que buscamos en esta saga. Cuando se juega a Juego de Tronos sólo se puede ganar o morir… y en Mortal Kombat la cosa es mucho peor. Habrá gente que no podrá mirar la pantalla, mientras que otros quedarán hipnotizados y no podrán apartar la mirada. Pero la satisfacción de coger al rival con la guardia bajada y clavarle un combo en el que vemos como dislocamos, rompemos, desgarramos… eso no tiene precio.

El plantel de personajes se amplía con nuevas incorporaciones: luchadores totalmente nuevos, que no habían aparecido en ningún juego anteriormente. En las Gamescom pudimos probar a Cassie Cage (la hija de Johnny Cage y Sonia Blade… ¡ahí es nada!) y Ferra & Torr (una niña sádica a lomos de un gigante sin cerebro pero mucho músculo). Personajes nuevos, pero que serán viejos conocidos al coger los mandos: a poco que hayáis hecho algún que otro fatality en vuestra vida jugona, los controles no se os harán extraños.

Otra de las novedades de Mortal Kombat X son los modos de lucha: cada contendiente contará con 3 modalidades de lucha (que hasta modificarán la apariencia del personaje), que harán que cada combate sea diferente, y tengamos que variar nuestra estrategia si nos enfrentamos, por ejemplo, a un Scorpion que base el combate en el poder de sus espadas a otro que invoque pequeños ayudantes infernales. Si a esto le añadimos, además, que habrá elementos del fondo con los que podremos interactuar (como saltar de rama en rama de árboles, o lanzar elementos del escenario a nuestros rivales), hace que nos encontremos con un juego de lucha con más opciones y variaciones de las quizás estemos acostumbrados últimamente. Y muy divertido de jugar.

Lo único que puedo decir, después de haber probado el juego durante unos escasos pero frenéticos y sangrientos cinco minutos es, ¡Get over here!

Leave a Comment

Required fields are marked *.