Análisis The Liar Princess and the Blind Prince

Hace unos días pensaba que ya no se crean cuentos. Me refiero a esos cuentos que comienzan con el “Hace mucho tiempo” o “Había una vez”. Cuentos de brujas, encantamientos, bestias y héroes. Cuentos como los clásico de Blancanieves, La Bella y la Bestia o la Caperucita Roja. Aunque quizá no sea tanto que no se crean, sino que vivo en el recuerdo de lo que estos fueron en mi infancia y que, por desgracia, y con la edad, no se asimilan así las nuevas historias.

Pues bien hoy os traemos el análisis de The Liar Princess and the Blind Prince. Un pequeño cuento interactivo que bebe de grandes clásicos y sus ingredientes: príncipes, monstruos y brujas, pero con personalidad propia. Está desarrollado por Nippon Ichi Software (NIS), compañía conocida por dar opción a pequeños proyectos, sin grandes pretensiones, pero que aporten algo fresco u original. La mayoría a nivel artístico.

The Liar Princess and the Blind Prince cuento

Había una vez…

En un lejano reino rodeado de un tenebroso bosque, había una loba que cada noche ascendía a lo alto de un acantilado. Allí, y a la luz de la luna, entonaba canciones con una voz tan melodiosa que iluminaban esa oscuridad. Eran tan bellas las canciones que un pequeño príncipe se sintió atraído por ella. Quedó tan embelesado que noche tras noche se escapaba del castillo para poder escucharla sin saber que detrás de ese hermoso canto se escondía una bestia. Y noche tras noche, al terminar de cantar, los aplausos daban relevo al canto. Por algún extraño motivo la loba no quiso atacarlo ni comérselo. Se sentía valorada a pesar de su apariencia.

Un día el príncipe decidió saciar su curiosidad, así que al terminar la canción escaló el saliente donde la loba se encontraba para poder conocer la identidad de esa voz tan dulce. Pero la loba, ante el temor de ser descubierta y asustar al príncipe con su apariencia, y en esos segundos de confusión, quiso taparle los ojos para que no la viera pero sin querer le dio tal zarpazo que lo dejó ciego.

Pero si el quedarse ciego no fuera desgracia suficiente para el joven príncipe, debido al estado en el que quedó su familia lo repudió y lo encerraron en el castillo.

Los remordimientos pudieron con nuestra protagonista que, llena de culpa, decidió ir a visitar a la bruja del bosque para pedir su ayuda y que la transformase en humana. De esta forma, podría ir en busca del príncipe, adentrarse con él en el peligroso bosque para llevarlo a la bruja y que encontrase una cura para su ceguera. Pero esta ayuda tenía un precio, y muy caro por cierto, dar lo que más valorase: su voz. A cambio, le daría la habilidad de convertirse en princesa y que pudiera acercarse al príncipe.

Así que nuestro príncipe ciego se dejará guiar por nuestra princesa mentirosa en ese viaje por el oscuro y peligroso bosque para que la bruja le cure su ceguera. Pero ¿Qué pasará cuando descubra que la delicada princesa es en realidad un monstruoso lobo?

The Liar Princess and the Blind Prince cuento criaturas

La historia se irá desarrollando contada como si de un libro ilustrado se tratase. Iremos pasando páginas mientras la narradora nos va contando lo que sucede, y esas escenas nos devolverán al juego. En el viaje nos encontraremos sencillos puzles para avanzar en los que tendremos que alternar con los personajes o jugar con sus posiciones para acceder a sitios; clásicas cerraduras que necesitan llave o los interruptores para abrir partes bloqueadas. Y todo ello mientras protegemos  a nuestro querido príncipe y lo guiamos hasta la temible bruja. 

Con esta premisa nos embarcamos en un viaje en el que controlaremos a la loba, tanto en su forma de princesa como en su forma original, cada una con sus características y habilidades. En nuestra forma de loba seremos mucho más fuertes a la hora de enfrentarnos a nuestros enemigos y defender al príncipe, quien es muy vulnerable; Nuestro mayor cuerpo nos proporcionara algunas ventajas de peso o distancia en los saltos pero a la vez nos impedirá pasar por sitios estrechos y, sobre todo, avanzar con el príncipe, para quien en todo momento seremos una princesa. Siendo esta última podremos coger al príncipe de la mano para poder guiarlo así como activar interruptores o coger flores, pero estaremos indefensos a los ataques de las criaturas ante las que nos encontremos.

¿La función del príncipe? Poca. Su ceguera le incapacita y le impide hacer nada por si solo, siempre dependerá de nosotros para guiarle y avanzar.

A medida que avancemos en la historia iremos adquiriendo nuevas habilidades o mecánicas, como el poder dar órdenes al príncipe desde la distancia o que recoja o transporte ciertos objetos. Esta evolución está directamente relacionada con la propia relación de los personajes y esa mayor confianza que se van teniendo.

A pesar de que cada zona nueva suele presentar una nueva mecánica basada en la anterior y que pretenden incrementar la dificultad además de aportar variedad, la experiencia en cuanto a su jugabilidad es mejorable. Se trata de puzles muy poco originales que, sumados a la muy baja dificultad, hace que se pierda el interés en descubrir qué nuevas mecánicas nos depara. No solo eso sino que se torna innecesario el hacerlos y rompen el ritmo de la historia que cuentan. A esto debemos sumarle que en ocasiones el manejo era torpe y provocaba muertes accidentales e injustas para el príncipe. Nuestro único consuelo era que los múltiples puntos de guardado te permitían repetirlo sin necesidad de ir muy atrás.

The Liar Princess and the Blind Prince cuento lobo

Pero también profundizaremos en ideas como los prejuicios o las consecuencias de las mentiras. Toda la historia en sí está teñida de cierta tristeza, melancolía y pérdida pero a la vez con la inocencia infantil de los dos protagonistas.

A lo largo del recorrido, encontraremos coleccionables ocultos en cada nivel en forma de hojas amarillas así como flores para regalar al príncipe. Los primeros, los pétalos, desbloquearán unas ilustraciones de la galería a modo de libro de arte digital, pudiendo ver en las anotaciones del proceso de diseño de los personajes y entornos. Los segundos, los podremos lograr en forma humana y nos desbloquearán fragmentos narrativos centrados en la bruja del bosque que nos permitirá conocer su poder, entre otros.

Porque si algo llama la atención The Liar Princess and the Blind Prince es su apartado visual. Ahí es donde realmente este título brilla con luz propia. Unas increíbles ilustraciones de Sayaka Oda, artista japonesa, que te hacen vivir el cuento que nos narran. Pero un cuento dibujado a mano y que se convierte una delicia para los ojos. Personajes que transmiten aún sin moverse, con un príncipe puro, de colores blancos, que contrasta con el negro de la princesa.

Los escenarios son mágicos y peligrosos, y así lo transmite tornando, por ejemplo, oscuro los bordes de la pantalla. Pero todo, cada personaje, enemigo, escenario o detalle del juego esta creado con mimo y cuidado al detalle. Una pena no darnos la oportunidad de descubrir otros entornos más allá del bosque.

Y los detalles no acaban solo ahí. Las expresiones de nuestros protagonistas, serias y con preocupación teniendo en cuenta que se encuentran en medio de un hostil bosque, cambian y dibujan una cálida sonrisa cuando la princesa coge de la mano al príncipe. O cómo logran transmitir la ilusión e inocencia de la loba, en el cuerpo de princesa, al coger una flor especialmente para su príncipe, con el deseo de enmendar su error, devolverle la vista, a pesar de que haya perdido su voz a cambio.

En cuanto a la banda sonora, nos encontramos con melodías tranquilas que acompañan nuestra aventura sin querer ser protagonistas (salvo el canto de la loba). Pero si decía que el arte es lo más llamativo del juego, el otro aspecto que más me ha gustado ha sido lo referente a la narradora. Una voz femenina nos irá leyendo el cuento. Una narradora nipona que hace un trabajo sobresaliente, ritmo, pausas y voz que te cautivan y te invitan a seguir escuchando la historia que te ha de contar. Además, destaca también la entonación para cada emoción a reflejar, ya sea inocencia o peligro, de manera que con solo escuchar ya transmite, aun sin entender, sus emociones. Una lástima que el título no cuenta con traducción al castellano, tan solo llega con textos en inglés y voces en japonés. 

Conclusión

The Liar Princess and the Blind Prince nos devuelve el arte de contar historias. Una voz, calmada, relatando una historia de príncipes, monstruos y brujas. Una historia llena de sensibilidad pero que esconde moralejas acerca de la mentira, la culpabilidad y las inseguridades. Una historia llena de emoción, sin grandes pretensiones más que la de conectar con nosotros y devolvernos a ese niño que todos llevamos dentro. Y todo con un precioso apartado artístico realizado a mano que te enamorará desde su inicio.

Por desgracia, solo es la historia y el apartado artístico los que brillarán en intensidad ya que cuenta con una jugabilidad nada original, sencilla y explotada, como es la combinación de narrativa y puzles, que estropea lo que es en realidad, un maravilloso libro de ilustraciones interactivo y que dejará ese mal sabor de boca de lo que pudo ser.

Completar el juego nos llevará unas seis horas, y en realidad podemos saltar niveles si nos bloqueamos, algo que demuestra que la voluntad de NIS no es tanto la jugabilidad como que sigamos la historia. 

Leave a Comment

Required fields are marked *.