Análisis Razer Seiren Emote

Hace poquito os hablábamos de las buenas sensaciones que habíamos tenido con el Seiren X, uno de los micrófonos de Razer; tanto por sus buenos resultados a la hora de capturar nuestra voz como por su practicidad (además de su facilidad para integrarse en PlayStation 4). Hoy vamos con otro producto similar que aporta un mejor rendimiento y un gimmick un tanto irresistible para los streamers. Hablemos del Razer Seiren Emote.

Volvemos a estar ante un micrófono de condesador pero esta vez, a diferencia del Seiren X, subimos de nivel porque estamos ante un hipercardioide. Esto quiere decir que recogerá perfectamente todo lo que tenga delante y atenuará todavía más todos los sonidos que queden fuera del abanico. El resultado es que nuestra voz se oirá cristalina y marginará todos los sonidos ajenos para que no afecten a nuestra retransmisión o cualquier cosa que estemos grabando. Todas nuestras pruebas han sido muy positivas y no hay ni un pero, resultando en un micrófono muy todoterreno.

El Seiren Emote opta en su estética por la clasicidad del negro. Absolutamente todo él es negro, tanto su cuerpo, como las rejillas frontal y trasera. Casi camuflada en la parte trasera del micro, debajo de la rejilla, está grabado el loco de la marca. La única nota diferencial es el icono blanco del mute, en la parte frontal, justo debajo de la ruedecilla de volumen. ¿Y por qué esa parquedad en el estilo? Pues muy sencillo porque la rejilla trasera esconde una sorpresa en forma de display (de 8 x 8) de led de 8 bits preparada para mostrar diferentes emoticonos.

La joya de la corona del micro, que de base ya es un producto a tener en cuenta, es que podremos sincronizar diferentes acciones con nuestras cuentas de Twitch o Streamlabs (está previsto que más adelante se añadan más plataformas). Eso se traduce en que por ejemplo cuando tengamos un nuevo seguidor en nuestro canal, podremos hacer que el micro muestre un corazón. Otra es que si conseguimos un nuevo suscriptor podamos darle las gracias con un emoticono o poner otro cuando alguien escriba en el chat.

Todo esto lo haremos con la aplicación Stream Companion App que además de funcionar con el Seiren Emote, también es compatible con el Razer Emote Display y con los Kraken Kitty Edition. De base, tendremos más de 150 emoticonos, algunos de ellos estáticos y otros en movimiento. La cosa no acaba ahí y es que la app permite crearnos nuestros propios iconos de 8 bits y configurarlos en el micro para hacer la experiencia todavía más personalizable.

Además, si tenemos otros periféricos Razer Chroma también podemos hacer que interactúen, lógicamente no con emoticonos pero, por ejemplo, yo tenía puesto que el teclado parpadease en verde cuando alguien escribiese en el chat. Las posibilidades son muchas y pueden darle más vidilla a nuestro canal y a la interacción con nuestro público.

Está claro para que todo esto funcione, el micrófono se tiene que ver por nuestra webcam. Es por eso que, junto al micro, además de la rosca para engarzar micro con la base y que permita cierta flexibilidad en su orientación, se ha añadido un cuello de cisne que separa mucho más el cuerpo de su base y le otorgará más altura y la posibilidad de ser más visible dentro del marco de grabación. Una gran idea que, en mi caso, ha ido perfecta ya que con el cuello normal no se vería debido a una pequeña repisa que tengo sobre la mesa pero, con el de cisne, el micrófono aparece magníficamente en el encuadre de la webcam.

Al igual que sus hermanos, es un micrófono ligero aunque en este caso un poco más pesado que el Seiren X, de los 383 pasamos a los 470 gramos. Cuenta también en su suporte con el control de suspensión de impactos y es tan sencillo de utilizar como conectarlo vía USB. También podemos conectar al micro nuestro auriculares y gestionar su volumen con la ruedecilla y así tenerlo todo en el mismo punto.

Quizá lo que puede tirar para atrás de este Seiren Emote sea su precio. Estamos hablando de un producto de 219,99 € que ciertamente mejora su rendimiento respecto a los Seiren X. La clave está en si le vais a sacar partido a la pantalla de leds. Si la respuesta es afirmativa, puede ser una buena inversión para destacar vuestro canal y llenarlo de luces y colores. Si realmente únicamente os interesa la pantalla de leds, quizá podáis decantaros por el Razer Emote Display que prescinde del micro y puede ser nuestro por 59,99 €.

Leave a Comment

Required fields are marked *.