Análisis Razer Kaira Pro

Daniel Ureña

Daniel Ureña

Fundador y sufridor de Invisible Movement.

Hace unos meses os hablábamos de los Razer Kaira, unos auriculares con las consolas de Microsoft en mente que destacaban por su equilibrada propuesta tanto en la calidad de audio, sus prestaciones y su precio. Hoy subimos de nivel y echamos un vistazo de cerca a los Kaira Pro, su modelo avanzado.

Los auriculares de hoy son un paso adelante para aquellos que quieran tener audio de calidad en un espectro mayor y sobretodo con mucha sinergia dentro del ecosistema Xbox. La gran diferencia respecto a los Kaira es que estos Pro, además de contar con Xbox Wireless, que nos permitirá conectar el periférico a la consola (tanto One como Series) como si de un mando se tratase, viene con Bluetooth 5.0. ¿Qué significa eso? Pues que podemos disfrutar de su potencial en PC y dispositivos móviles y eso significa, siguiendo con el propósito del modelo, disfrutar de las opciones de Xbox Game Pass tanto en móviles como tablets.

Los Kaira Pro comparten la misma tecnología de audio que los Kaira, gracias a los diafragmas de titanio de 50mm con tecnología Razer TriForce. Esto se traduce en una excelente diferenciación de los tipos de sonidos que nos encontraremos en nuestra partida, ya sea el rugido de mi KTM en MotoGP 21, el cruce de espadas de Samurai Shodown o la excelente música de Narita Boy. En todo el espectro cumplen, con una diferenciación perfecta de la mezcla de sonido y que nos sumerge totalmente en la experiencia. Además, podéis configurar más todavía vuestro sonido con la aplicación que podremos descargar en nuestra consola y aprovechar al máximo el certificado Windows Sonic, el audio envolvente de Microsoft.

¿Qué más aporta el modelo superior? Pues si no os parece suficiente la mejor conectividad, los Kaira Pro vienen con el mismo micrófono supercardioide HyperClear que el otro modelo (aunque el del Pro viene con una almohadilla para mitigar ruidos) pero en este caso es extraíble, una de las carencias de los Kaira normales. El motivo es que si elegimos llevarnos los auriculares a la calle y disfrutar allí de nuestros juegos, puede quedar raro ir con el clásico micrófono así que Razer ha incluido un micrófono interior dedicado al móvil. Una buenísima decisión tanto a nivel de comodidad como técnica.

Si ambos modelos son prácticamente idénticos, con su sobrio negro y su verde clásico y las letras Razer grabadas en negro brillante en la parte superior de la diadema, los Kaira Pro no tienen el logo de la triple serpiente en verde en el exterior de los auriculares. ¿Por qué? Solo tienes que conectarlos. Los Pro incorporan la tecnología Razer Chroma que nos permitirá elegir a nuestro gusto el color del logo de la compañía. La buena noticia es que no solo los usuarios de PC podrán disfrutar de juguetear con ello ya que, gracias a la App de Xbox también en consolas podremos entretenernos con los colorines. Además de eso, para diferenciarse más del otro modelo, justo encima de los auriculares viene con una banda cromada a cada lado que le dan, a mi gusto, un toque más elegante.

En cuanto a la batería, se ha aumentado ligeramente a 20 horas, respecto a las 15 del anterior modelo, siempre y cuando no activemos el Razer Chroma. Si lo hacemos mantendremos la misma autonomía de 15 horas. Algo totalmente opcional pero ya que tenemos esa opción no me parece mala idea sacrificar esas 5 horitas. Su peso también se ha incrementado ligeramente de los 293 gramos a los 330 gramos que mi cabeza no ha notado. El periférico es muy cómodo y liviano y gracias a las almohadillas de espuma viscoelástica Flowknit tendremos nuestras orejas frescas y no notaremos el clásico dolor en nuestra parte superior de la cabeza al clavarse la diadema como si fuera un punzón.

Al igual que el modelo básico, los Kaira Pro no dan las opciones clásicas de controlar el volumen, el mute o el equilibro entre audio de juego y de chat rápidamente desde los diferentes botones dispuestos en los propios auriculares. Este modelo, por eso, añade un botón dedicado a activar el Bluetooth. Se echa de menos, al igual que en los Kaira, una opción de entrada de jack para que ya su conectividad fuese total.

Y aquí vamos al quid de la cuestión. Los Kaira normales tienen un precio de 119,99 € y estos Kaira Pro ascienden a 169,99 €. Estos 40 € extras son bastante jugosos porque nos dan la posibilidad de utilizar el auricular tanto en PC (los Kaira normales también se podían pero previa compra de un adaptador Xbox Wireless para PC) como en dispositivos móviles, un micrófono extraíble que se complementa con uno dedicado al uso en el móvil y la siempre atractiva opción del Razer Chroma. Una diferencia de precio muy justificada y que delimita muy bien a quien va dirigido. Lógicamente, si únicamente tenemos una consola y no vamos a darle más uso en otra parte, los Kaira son una excelente elección, salvo que nos muramos por tener la opción Chroma, pero para los que tengan planeado usarlos tanto en PC como en móviles, los Kaira Pro pueden ser tus amigos durante muchas horas, en todas partes, y con un audio de mucha calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar