Análisis Marvel’s Spider-Man

Mucho tiempo ha pasado desde que jugué un juego de Spider-Man por primera vez. Yo tendría unos once años más o menos, la PSone tenía un videojuego basado en las animadas aventuras para televisión del trepamuros, ese fue su salto desde un rascacielos neoyorkino por el mundo de las 3D en las consolas. En ese balanceo hubo momentos más altos y otros más bajos, en algunos hasta casi cae al suelo.  Pero lo cierto es que Spidey  se pudo mantener más o menos en lo alto de la ciudad que nunca duerme hasta que tanto él como muchos otros héroes de las viñetas se vieron nublados por la presencia del caballero oscuro de Gotham de la mano de Rocksteady en los videojuegos. Sin embargo, tras unos tropiezos en el cine y también en los juegos el hombre araña pudo continuar su balanceo hasta un edificio lo bastante alto como para poder dejar atrás a Batman y convertirse, de nuevo, en el héroe con más suerte en este medio. Ese edificio pertenece a la compañía Insomniac Games, y se llama Marvel´s Spider-Man ¿Es todo este balanceo una carrera de aprendizaje que sitúa al héroe arácnido en la cima? Como diría Stan Lee solamente hay alguien puede marcar la diferencia.

Tu amigo y vecino Spider-Man ha vuelto.

No sé por dónde empezar. Son demasiadas emociones habiendo acabado el juego hace unas pocas horas solamente. Supongo que eso es bueno. Supongo que ante todo es un excelente videojuego… pero ¿Por dónde empezar a desenredar la tela de pasiones en la que he caído?

Diría que si nos remontamos al último E3 me extrañó que Sony cerrara la conferencia con un gameplay del juego que nos ocupa. Impactante, sí, de eso no hay duda… ¿pero Death Stranding no debería de ser el protagonista de ese gran momento? Acabando el juego me doy cuenta de que Sony  tenía claro que este sería un gran videojuego, estaban muy seguros de ello y eso sólo hace que crea en ellos, aún más si cabe, como compañía.

El inicio del juego es impactante ya en su primera cinemática y en su primer movimiento de cámara: vemos una araña, vemos fotos del Tío Ben de la Tía May y de un jovencísimo Peter Parker en un apartamento hasta contemplar una planta muerta, y entonces asistimos a la tragedia… el tío Ben deja de salir en las fotos. Puede parecer absurdo, pero todo el dramatismo contenido en la historia del hombre araña está narrado a la perfección gracias a un detalle tan aparentemente simple como una planta muerta.

Esto ya demuestra un gran cariño por parte de los desarrolladores, quieren que este juego tenga emociones, que esté bien narrado, que los detalles tengan sentido… y entonces Peter Parker salta de la ventana de su cuarto de alquiler en pleno Manhattan con la intención de ayudar a la policía a derrotar a no otro que Kingpin, uno de los más célebres antagonistas de Spidey. El primer salto es una cinemática, pero tras unos instantes espectaculares entramos en el juego de una manera muy orgánica, sin pantallas de carga, somos Spidey desde el primer momento, y haciendo lo que más le gusta: Balancearse. Tras unos combates frenéticos en la torre Fisk (el hogar y centro de operaciones del mafioso Kingpin) el juego nos pone en situación… combates divertidos y rápidos, sigilo, multitud de espectaculares quick time events… impresionante la labor creada para meternos de lleno en el mundo del personaje más icónico de Marvel. La batalla contra Kingpin resulta asombrosa, es el primer boss del juego y puede resultar duro de pelar especialmente si vienes con la mentalidad de jugar a este juego como un Arkham… todo esto ya te hace preguntar ¿qué más nos deparará el juego?

Pero no es un ¿qué más? sino un ¿qué tenemos? Hasta ahora un sistema de combates sacado de los sótanos y celdas de Arkham, un sistema de balanceo por la ciudad que desde Spider-Man 2 (2004) no deja de mejorarse, y, finalmente, todo apunta a que tenemos un guión en nuestros controles de PlayStation 4 que nos va a satisfacer,  como mínimo queremos conocer el motivo… ¿Qué clase de horrores asolarán Nueva York tras encerrar a su mayor capo?

Pero lo genial del inicio es que tenemos de vuelta al Spider-Man más puro, no a la deconstrucción que trató de hacer Sony en sus versiones fílmicas. Un Spidey alegre, un Spidey puro de corazón y un elenco de personajes, algunos jugables, que complementan el interior del héroe.

Spider-Man se desplaza como nunca. La versatilidad del héroe más ágil de Marvel (después de Daredevil, sigamos el canon) es única, han cogido lo aprendido desde Spiderman 2 de PlayStation 2 y lo han tapizado con algunos conceptos del desplazamiento de Batman en la serie Arkham. Tal es, por ejemplo, la posibilidad de desplazarte hacia una cornisa, bordillo o chimenea con tus telarañas y situarte allí o, justo antes de llegar, coger impulso pulsando un solo botón para llegar a otro edificio, o simplemente para balancearte.

La movilidad de Spider-Man es sumamente intuitiva en los desplazamientos por los tejados de Manhattan. Me recuerda mucho a un Arkham pero fielmente adaptado a las habilidades arácnidas del trepamuros y con el mismo toque intuitivo que tenía Assassin’s Creed cuando salió. Con la diferencia de que existen muchas combinaciones que nos permiten hacer las mil y una virguerías en el aire de una forma, como ya he dicho, tremendamente intuitiva.

Pero en ese sentido no acaban de pulir ciertas cosas… El título que más jugué de la araña neoyorkina fue Ultimate Spider-Man, en este juego se implementó algo maravilloso que era la posibilidad de tejer una telaraña al frente de ti para impulsarte y dar un salto larguísimo… pues bien esa mecánica se ha mantenido desde entonces y para bien…también estaba la posibilidad de hacer un absurdo segundo salto en el aire que, para bien se eliminó (Recuerdo que el propio Peter Parker decía que iba en contra de las leyes de la física en el juego)… pero había otras como que la velocidad de caída no era muy alta, esto, supongo, que era para que el jugador tuviera tiempo de sobra para moverse por la ciudad y no caer la mitad de las veces, pues había daño por caída.  Y es el daño por caída lo que se eliminó tras Spider- Man 3, el juego basado en la tercera película de la saga de Sam Raimi… Bien, una de las razones por las cuales la versatilidad y la sensación de ser el hombre araña sin trampa ni cartón recorriendo las calles y azoteas de New York es precisamente la velocidad a la cual te mueves. Pero… eliminar un  daño por caída proporcional a la altura desde la que caes… es un poco extraño… precisamente cuando los enemigos te pueden dar un puñetazo y hacer daño… no sé… lo encuentro extraño.

El daño por caída estaba bien estructurado. Te hacías daño a partir de caer desde un décimo quinto piso sí… los conté… y progresivamente iba ascendiendo. Ahora puedes caer desde el Empire State y no te pasará nada. Sé que la saga Arkham lo solucionó bien haciendo que Batman planeara en el último momento, quizá aquí hubiera hecho falta algo parecido… una telaraña tejida oportunamente quizá…

Pero que nadie se alarme, esta extraña disonancia ludonarrativa simplemente es aceptada por el jugador cuando avanza por Manhattan a toda velocidad, pero en un conjunto de juegos que se esforzaron por eliminar la falta de realismo que suponían los dos Spider-Man de PSOne y el Spider-Man del 2002 cuando tejía telarañas para balancearse apuntando al cielo porque no había edificios a sus laterales y no había nada encima de ti mas que una despejada vista hacia el cielo… pues… resulta extraño que vuelvan a la ausencia de daño por caída del Spider-Man de 2002. Cabe decir que este paso atrás ocurre desde el Spider-Man de 2012.

Las animaciones son variadas dependiendo del ángulo en el que decidas balancearte, son vistosas y muy impactantes, en algunos casos pasarás entre vigas con una animación propia de las películas de Sam Raimi a cámara lenta. Y esto perfectamente integrado en el Gameplay.

¿Y es acaso la sensación de sentirse el trepamuros exclusivamente fiel al balanceo? Para nada.

Quizá Spider-Man ha tenido tan buena suerte en el medio casi siempre desde su aparición en el 3D porque sus habilidades resultan muy, pero que muy aplicables a cualquier escenario. Y si ya goza de un diseño de niveles bueno como en el juego que nos ocupa pues mejor que mejor.

Batman, Daredevil, Superman… todos ellos poseen habilidades únicas, pero el hombre araña goza de la facultad de trepar por muros, adherirse a casi cualquier superficie, usar las telarañas que genera con su fiel artilugio para sacar beneficio en combate… no es igual que Batman… porque Batman emplea el entorno, Spider-man se puede desplazarse a su antojo por el entorno y con la ayuda de sus telarañas puede emplearlo al igual que Batman, sí… pero los saltos, su agilidad… no hay parangón… a la hora de hacer una persecución en un tren pensemos en todas las cosas que puede hacer Spider-Man en Spiderman 2 de Raimi frente a la persecución de Batman al tren de Batman Begins de Nolan… el jugador puede tener un conjunto de desplazamientos y habilidades que le permitirán moverse de una manera inimaginable…  y eso se ha ido viendo en los juegos basados en este personaje a lo largo de todas sus aventuras en los mandos.

Como Spider-Man puedes lanzar objetos a enemigos cogiéndolos con tus telarañas, puedes pegar a los enemigos a las paredes si les tiras suficientes telarañas y estos están cerca de una, puedes quedarte en el techo y sorprender a los villanos como el depredador que llevas en el ADN… puedes… puedes… y puedes… pero lo genial es cuando usas tus habilidades en entornos específicos para ellos, como pasar por un incendio pegado a una pared, o emplear tus telarañas en una persecución a gran velocidad.

Todos dijimos que ser Batman era sinónimo de Arkham Asylum, pues bien ser Spider-Man es sinónimo de Marvel´s Spiderman.

El combate es tan ágil e impresionante como desplazarte. En cuestión de segundos golpearás a enemigos y emplearás tu sentido arácnido unas diez veces sólo pulsando un botón para realizar maniobras tan ágiles como vistosas que no romperán el gameplay. En este sentido lo encuentro demasiado semejante a los Batman de Rocksteady, enemigos variados, algunos incluso copiados de la saga ambientada en Gotham… pero como puedes acabar con ellos usando diversas habilidades y artilugios basados en las telarañas… pues la experiencia no se siente una copia. Tiene su propia identidad porque Spidey  se subió a un gigante vestido de murciélago para coger impulso. Una diferencia primordial es que no existe en sí un contraataque como hace Batman, lo que sí hay es esquiva basada en su instinto arácnido, una especie de sexta capacidad sensorial que le permite reconocer el peligro antes de que algo malo le ocurra. Entonces la esquiva pulsando solamente un botón resulta el botón que prácticamente usaremos más en los combates. Y no hay que pulsarla en el momento justo… cuando unos relámpagos azules aparezcan en la cabeza de nuestro héroe podremos pulsar el botón y realizar la esquiva. Pero si lo hacemos en el momento justo realizaremos la llamada esquiva perfecta. La cual dará una no muy alegre sorpresa a nuestros adversarios… esto le otorga mayor profundidad al combate y hace que hacer un “perfect” resulte más desafiante, pero al mismo tiempo puedes realizar el combate a un modo más natural, más centrado en superarlo sin más sin que se note una penalización. Como si puede ocurrir por ejemplo en los Devil May Cry.

También existe un componente de sigilo como Spider-Man que… no pretende ser como los juegos de Rocksteady pues Spider-Man puede lidiar sin problemas con enemigos de todo tipo, ya sean con armas de fuego convencionales o lanzagranadas… pero se agradece la posibilidad de afrontar ciertos momentos del juego siendo un depredador sigiloso… pero… No es  Batman. Los enemigos no se asustan, y si te ven no hay ocasión de volver a esconderte y seguir con la cacería. Es más bien un enfoque que existe en la dimensión del gameplay pero que no es clave. Eso no quiere decir que no termine de funcionar, resulta divertido tirar encima de algunos enemigos despistados un andamio, o apresarles con la red a una farola. No obstante el juego ya tiene bastante sigilo cuando jugamos con Mary Jane o con Miles…

Las partes con Mary Jane se centran más en la investigación y en el sigilo con unas habilidades muy concretas que iremos cogiendo mientras avanzamos en la historia, como un taser, un señuelo… etc. y con Milles tendremos la posibilidad de usar nuestro móvil para hackear elementos del escenario que distraigan a nuestros enemigos. Estas misiones de sigilo con dos humanos sin habilidades metahumanas logran una mayor inmersión dentro de la historia, hacen que Mary Jane no se sienta como una estúpida en apuros… Pero, desgraciadamente, puesto que el juego está pensado para tener una jugabilidad y desplazamientos frenéticos, cosas como el nivel de detalle del escenario o que los enemigos se comporten de manera muy estúpida a cortas distancias dejan entrever que la programación de las animaciones, los elementos de sigilo y la IA de los enemigos no son en verdad un punto fuerte. Los enemigos o resultan demasiado estúpidos o demasiado avispados en lo que a nuestra presencia se refiere. No obstante las misiones de sigilo siguen un patrón de coberturas y engaños que si le echas un poco de imaginación podrás resolver de más de una forma y ayuda a la inmersión jugable. Por otra parte algunos objetos reaccionan a nuestra presencia como cajas u otros elementos, y nos podrán descubrir. Además en algunos puntos nos veremos obligados a superar situaciones nuevas pues el diseño de niveles de algunas de estas misiones es absolutamente diferente en ciertos puntos. Resultan variadas dentro de la variedad que ofrecen en el propio juego, y eso se agradece.

La tela que teje el argumento

Inmsoniac nos ha regalado un guion bien tejido… pero con ciertas fallas.

Bien es cierto que la historia está bien confeccionada y te enreda de principio a fin… pero hay ciertas cosillas que me hicieron fruncir un poco el ceño… aunque tiene mejor guion que la mayoría de películas de superhéroes que se estrenan últimamente.

Peter Parker trabaja junto al doctor Otto Octavius alias Doctor Octopus, este personaje es el mentor de Parker. La Tía May trabaja en una especie de comedor social junto a su jefe, el Señor Lee un amable hombre que es también un villano del juego desvelado en el primer gameplay que se vio, Mary Jane es ahora reportera del Daily Bugle … y no es la fiel novia de Parker, ambos rompieron porque ella se sentía una dama en apuros rescatada constantemente.

Este planteamiento de historia nos brinda tres puntos muy interesantes:

1) Es un juego adaptado a los tiempos que corren: Mary Jane ya no es una actriz aislada de superhéroes y villanos que acaba siendo víctima de secuestros constantes. Ahora es ella la reportera incansable que se mete en situaciones de riesgo para contar la verdad.

2) El infierno que se desatará es inminente: ¿Doctor Octopus por ahí? ¿La tía May trabajando con Mr Negative? Algo saldrá mal… muy mal.

3) Conoces la historia, pero no lo que te depara: Sabes quién es Spider-Man, conoces a todos o casi todos los personajes… pero también sabes que en la posición en la que están hay pie a crear una historia nueva que funcionará por sí misma.

Y esto es sólo nada más empezar a jugar. La evolución de los personajes está bien construida. Los momentos en los cuales el jugador debe de empezar a sentir que está trabajando duro para lograr algo están bien integrados dentro del gameplay. Pero hay ciertas cosas que no terminan de cuadrar. Una de ellas sin que sea spoiler es por ejemplo, cuando echan a Peter Parker de su apartamento… del cuál nunca sacas ningún beneficio pues los gadgets los sacas del laboratorio de Octavius por ejemplo… y el juego te pinta la ausencia del apartamento de Peter como un vacío en su vida. Como jugador te distancias de esa sensación. Pero quitando ciertas pinceladas así o algunas  acciones de determinados personajes que no tienen mucho sentido… el juego tiene un guion sólido. Salvo por ciertas misiones secundarias, las cuales parecen haber sido escritas con bastante pereza.

No es casualidad que estemos viendo la caída de Octavius en la locura y que el jugador deba resolver puzles para él y mejorar su invento. Puzles no muy difíciles, tranquilos. No es casualidad que el personaje de Miles se vaya metiendo poco a poco en el círculo de la araña, pues en una misión recibiremos ayuda de alguien muy cercano a Miles. Tampoco es casualidad que exista un enredo entre los villanos con más protagonismo. Todos ellos con una visión cínica del mundo pero mostrando siempre su cara más humana. Cabe mencionar que los villanos más secundarios no están tan trabajados pero tienen sus problemas como razón para que entren a la acción, estos problemas van desde cáncer hasta deudas, no sólo acabemos con Spider-Man y son malo porque sí. Esto hace que nos creamos sus historias y que sintamos lástima por ellos en ocasiones. Pero repito, el principal trabajo recae sobre el elenco mencionado al principio.

Salvo uno… ¿dónde está Peter Parker?

¿Ha vuelto Peter Parker?

Peter Parker no ha vuelto. Ha aparecido por primera vez. Lo curioso de la doble vida del hombre araña es su gran dificultad para llevarla, no es Iron-Man, un excéntrico multimillonario. Spider-Man es quizá uno de los héroes más humanos una vez se quita la máscara. Tiene problemas al llevar la doble vida, pero tiene que luchar contra ellos: “Un gran poder conlleva a una gran responsabilidad”.

Peter Parker es un tipo corriente, cuando no lleva las mallas del arácnido resulta el héroe más mundano que nos podamos encontrar. Esto se vio un poco en Spiderman 2 de PlayStation 2 con algunas misiones secundarias… pero nunca se había notado tanto como ahora.

Peter está en ciertos momentos clave, vemos sus miserias pero nunca las jugamos. Salvo en una ocasión que no desvelaré por no desvelar nada de la trama.

Pero Peter no deja de ser Spider-Man, y un gran poder conlleva a una gran responsabilidad… así que quizá no sintamos lo que es ser Peter Parker en gameplay, pero puede que sí que sepamos lo que significa sentirse como Peter Parker paradójicamente sin jugar como Peter Parker ni como Spider-Man. Cuando somos Mary Jane Watson o Milles no somos una araña humana, somos personas normales sobreviviendo como pueden en medio de un mundo de caos por culpa de metahumanos. De modo que aunque estos personajes se valen por sí mismos dentro de lo que cabe el jugador sabe lo importante que es la cruzada contra el crimen de Peter. Puede que meter ciertos niveles y mecánicas en los que tengamos que, por ejemplo, lavar la ropa y no tener dinero para detergente sean un poco anticlimáticos, no lo voy a negar.

Pero el ser Milles corriendo por un caos, o siendo perseguido por un enemigo de Spidey de varias toneladas hace que sepas lo importante que es para la ciudad. Sabes lo que siente Peter cada vez que se pone la máscara y sale a luchar.

El Diseño

Insomniac ha optado por diseñar un juego con una estética muy semejante a las películas de Raimi en lo que a paleta de colores se refiere. El color es un elemento muy interesante cerca del final, cuando Spidey toma fuerza y valor suficientes como para enfrentarse al villano final y se construye un traje del mismo color que las armas de dicho villano, una simbología que hace que sintamos una sensación de igual contra ese villano misterioso. Y no es casual que sea así. Sin hacer spoiler no puedo decir mucho más.

Y detalles, detalles como el ver el interior de ciertos hogares neoyorkinos que si te fijas bien verás que se repiten pero otorgan una impresión sensorial cuando te balanceas de profundidad en cada uno de los pisos:

O que en la ciudad veamos grafitis del mundo que los ciudadanos conocen, el de los mutantes y superhéroes:

Todo esto demuestra que este juego ha sido hecho con un cariño especial, una atención al detalle que haga que lo que vemos nos resulte creíble. Los personajes nadan en una realidad twitera y de móvil muy semejante a la nuestra pero con peleas titánicas a la vuelta  de la esquina.

Pero para seguir hablando de su diseño creo que también he de hablar de las cinemáticas. Creo que ciertas cinemáticas matan la experiencia. Pero otras en cambio logran explicar las sensaciones de los personajes de una manera muy lograda. Hay planos que merecen su propio análisis.

Por ejemplo este, donde vemos como Otto y Parker contemplan asombrados ante un nuevo descubrimiento, el ángulo de cámara les muestra pequeños ante la prótesis que han creado capaz de hacer malabares con varias pelotas a la vez.  Es casi como si vieran con grandeza un invento que si no se hubiera filmado así y sí a la altura de la vista no tendría tanta fuerza visual.

O como ocurre con la primera aparición de nuestro héroe:

En la que vemos con total dignidad su heroicidad, pero vive en un piso de pequeñas dimensiones.

Esto ayuda a narrar muy bien y hace más llevadera la experiencia. Algunas cinemáticas están integradas con el gameplay una vez finalizan, por tanto, es algo a agradecer, te sumerge más y no hace que sea una especie de corto que te distancia de la acción.

Los villanos y enemigos son vistosos en general, cada uno con un set de movimientos diferente y el diseño de niveles de ciertos bosses trabajan perfectamente el espacio que te ofrecen sus niveles, como columnas pasillos o incluso una carretera entera para que puedas sacar beneficio en combate.

Nada nuevo, pues los bosses siempre fueron el plato fuerte de los juegos de Spiderman, pero aquí hay muchas sorpresas, tenemos duelos en espacios cerrados donde nuestra rapidez lo es todo pues no hay muros donde protegerse, tenemos una batalla sobre un camión al más puro estilo Uncharted… y muchas otras cosas más… tantas que me llevarían varias páginas para explicarlas una por una.

Conclusión

Para finalizar decir que el juego es largo. No puedo dar un tiempo claro pero puedo decir que he superado la historia y ciertos extras (el 73% de estos para ser exactos) en unas treinta horas, muchas de ellas las he invertido en pasear por Nueva York mientras asistía a eventos aleatorios. La campaña es fácilmente rejugable y me alegro que haya DLC´s confirmados.

Marvel´s Spider-Man es un juego excelente. Mejora muchos puntos de los tan alabados Arkham para convertirse en el juego de superhéroes más grande del mercado. Divertido, desafiante y artístico. Es un paso adelante enorme para la industria y será recordado durante décadas, peca de errores pero tratar una trama tan extensa en un mundo donde los jugadores quieren horas de contenido no es fácil, teniendo en cuenta que es un juego con un guion bastante sólido.

Los Arkham tuvieron secuelas que reforzaron el metaverso del Batman de Rocksteady, yo os digo que este Spider-Man tendrá secuelas también y viviremos una historia tras otra con entusiasmo como si fuese una saga de películas con una narrativa mucho mejor que los Arkham. No me puedo ni imaginar qué nos deparará el futuro si ya estamos tan cerca de un juego casi perfecto del trepamuros.

Leave a Comment

Required fields are marked *.