Análisis Las Increíbles Aventuras de Captain Spirit

Uno de las sorpresas que se anunciaron este E3, dentro de la conferencia de Microsoft, fue la llegada de una demo gratuita que al parecer tendría algo de relación con todo el universo de Life is Strange. Y no, no fue la llegada de Life is Strange 2 sino que nos sorprendieron con un nombre nuevo: Las Increíbles Aventuras de Captain Spirit, del estudio encargado de la primer entrega de la saga, Dontnod Entertainment.

Seguimos con la aventuras gráficas aunque esta vez protagonizada por Chris, un niño de nueve o diez años con sus sueños, problemas, miedos e ilusiones pero, sobre todo, con el deseo de llegar a ser un superhéroe.

Dontnod no varía la fórmula de sus antecesores siendo la narrativa el núcleo del juego, no tanto las mecánicas, permitiendo al jugador sentirse parte de la historia y de las vivencias de los personajes. Si Life is Strange lograba llevarte a esa adolescencia más o menos rebelde, ahora es el turno de volver a viajar pero a nuestra infancia, a esos momentos en los que dejar volar la imaginación era tan sencillo que fácilmente se confundía con la realidad.

Lo primero que hay que remarcar antes de meternos en la historia es que no es un juego completo, ni tan siquiera es un primer capítulo, es una demo y como tal nos va a hacer de introducción a la historia de Chris. Es un episodio que sirve sobre todo para presentar al personaje, su historia, su manera de sentir, pensar, sus mecánicas y poderes y dejarnos con la intriga de qué vendrá después.

El juego nos propone una serie de misiones para desbloquear contenidos y que nos permitirá adentrarnos en la historia que nos presentan. Serán misiones sencillas como crear el traje de superhéroe -que podremos personalizar hasta cierto punto-, averiguar el PIN del móvil del padre de Chris o derrotar a un…¿enemigo?

Comenzaremos en la habitación de Chris y señalando los objetos que nos encontraremos podremos interactuar e iremos conociendo a nuestro protagonista con más en profundidad, nos iremos adentrando en esa increíble imaginación que tiene e iremos descubriendo más acerca de su historia, de su presente, de su pasado y de su madre, quien parece haber fallecido en un accidente que esconde algo más.

Chris vive en un pueblecito de Oregón con su padre, alcohólico, quien vive en el recuerdo de una carrera profesional de baloncesto truncada y que ahora no pasa por su mejor momento, en una convivencia que tendrá sus más y menos y que, en la ignorancia del niño pero con nuestra experiencia, nos harán saber más de lo que muestran y empatizar con Chris.

Esta demo nos servirá también para conocer los poderes de nuestro joven protagonista, conocerlos y saber usarlos. Y aquí es donde conoceremos a su alter ego, Captain Spirit, y sus poderes telequinéticos.

Las Increíbles Aventuras de Captain Spirit tiene muchas similitudes con la saga. La primera y que destaca en cuanto cogemos el mando es la estética. Mimo y cuidado en cada detalle siguen siendo la marca de la casa. Pero cabe destacar que aunque mantienen el mismo arte ya no nos encontraremos gestos imposibles en los rostros de los personajes y sus movimientos serán mucho más fluidos, por lo que cabe destacar el gran trabajo de mejora realizado en este punto. 

Otra de las semejanzas con sus predecesores es que una vez más nuestras elecciones tendrán consecuencias. O lo que es más importante, algunas decisiones que tomemos tendrán consecuencias en lo que suceda en Life is Strange 2. 

Sin embargo, algo que realmente me ha llamado la atención son los diálogos, donde ha habido una mejora ya que ahora no será necesario responder a todas las conversaciones. Ignorar será una opción y eso tendrá consecuencias, como por ejemplo ignorar al padre cuando llama a Chris lo pondrá de mal humor o no responder al teléfono si suena.

Por último, no podíamos terminar sin mencionar la banda sonora del juego, fiel al estilo que venían utilizando en la historia de Max y Chloe, con canciones de artistas como Sufjan Stevens, aunque quizá para esta historia protagonizada por un niño no sea la más acertada.

Pero como siempre, y me reitero, lo llamativo no son las mecánicas, sino la historia que narran. Como en un entorno de reducidas dimensiones -no salen de la casa, jardín de la casa y garaje- se puede desarrollar el juego, hacerte descubrir una historia, percibir la inocencia del protagonista y como la imaginación ayuda en muchas ocasiones a evadir la realidad que nos rodea.

Leave a Comment

Required fields are marked *.