Análisis Kunai

KUNAI es una aventura llena de acción rápida al más puro estilo metroidvania. En el juego de TurtleBlaze, juegas como Tabby, una tablet que se une a la lucha contra una malvada I.A. y su ejército de robots. Para vencerlo tendrás que hacer uso de tus armas y habilidades de ninja, así como de otras armas no tan tradicionales. Todo para derrotar a Lemonkus, la malvada I.A. que casi aniquiló toda la vida humana.

Lo primero que nos llama la atención es el estilo gráfico, algo que siempre suele destacar en títulos de este tipo. En esta ocasión, da la impresión de que han imitado la apariencia retro de una gameboy, al menos para este humilde aficionado a los videojuegos o “gamer” como parece que se le dice ahora. Dicho de otra manera, se parece a juegos arcade plataformeros de 8 bits de toda la vida,  al menos en lo que se refiere a paletas de colores usadas, así como las iluminaciones de los distintos lugares que nos iremos encontrando conforme avancemos en el mismo.

La katana, nuestra fiel compañera.

Como todo buen metroidvania, empezaremos prácticamente sin nada y, poco a poco, iremos consiguiendo armas y mejoras que nos ayudarán en nuestra aventura. Como no, nuestra principal arma será la clásica katana, la cuál podremos mejorar más adelante, hasta un máximo de tres niveles, incrementando su daño con la ayuda de un herrero y su forja. Decir que la katana también nos recuperará vida al eliminar enemigos, ya que drena la energía de los robots a los que nos enfrentamos. El elenco de armas se completan con el shuriken, dos pistolas automáticas y un lanzacohetes. Como apunte decir que nuestro ataque principal siempre será con la katana. Las pistolas, el shuriken y el lanzacohetes los podremos alternar como ataque secundario. Aunque estas armas las usemos para atacar, también tendrán un papel importante a la hora de movernos por los mapas.  Por ejemplo, con el shuriken podremos accionar unos interruptores especiales. Y por último, aunque será el primer arma después de la katana en ser adquirida, tenemos el arma que da nombre al título del juego, el kunai.

En esta ocasión contaremos con dos, uno para cada mano, aunque eso sí, no los usaremos como arma, sino como garfios para escalar o balancearnos cual Tarzán consiguiendo así superar y alcanzar lugares que de otra manera serían imposibles. De hecho la mejora de los kunai nos permitirá usar ambos como si de un tirachinas se tratara, siendo la munición nosotros mismos, para así impulsarnos hacía arriba hasta el infinito, bueno quizá no tanto, pero lo suficiente para llegar a lugares demasiado lejanos u ocultos a simple vista. Por que para ser sinceros, no estaríamos hablando de un buen metroidvania si no tuviera una buena dosis de pasajes y salas ocultas con  cofres llenos de recompensas. Sobre todo para los locos que buscan completar al cien por cien todos los logros y objetos que nos ofrece. Podremos encontrar tres tipos de recompensas: dinero que usaremos para comprar mejoras, unos trozos de corazón, deberemos conseguir cuatro para así completar el corazón, este nos aumentará el máximo de vida… bueno, de energía en este caso, no nos olvidemos que somos una tablet, así que nuestro indicador de batería aumentará…Por ultimo también encontraremos cofres con sombreros, aunque serán tanto sombreros como gafas o cualquier cosa que vaya en la cara, y que quede claro no tendrán ningún tipo de beneficio en el personaje, son meramente estéticos. Cabe decir que la mayoría de los mismos son referencias a algunos clásicos del mundillo del videojuego y otros al del frikismo puro y duro e incluso algún guiño a memes.

Lo que me lleva al siguiente punto, el tono humorístico, el cual está presente en todo momento, tanto en las expresiones que pone Tabby, cuando realiza cualquier acción, como en las conversaciones con algunos de los NPCs que nos iremos encontrando a lo largo de nuestro avance.

33 sombreros estéticos para todos los gustos, si das con todos, claro.

Como he dicho al principio empezaremos con nada, y esto se nota, sobre todo al encontrarnos con lugares a los que no podremos acceder por falta de algún tipo de ayuda, que normalmente nos la facilitará una de las armas nombradas con anterioridad. Aún así, seguirían faltando otros indispensables del género metroidvania, el doble salto y el llamado “dash” o esquiva. Estos los conseguiremos poco antes de que estemos apunto de concluir nuestra aventura. Cosa que tiene sentido ya que nos faltarán secretos que hallar en los distintos mapas, los cuales podremos investigar de una manera más relajada una vez tengamos todas las armas y movimientos adquiridos.

Como podemos ver, tenemos todos los elementos necesarios para un buen metroidvania presentes, pero ¿es un buen juego?

La pregunta en sí, es algo subjetiva, ya que dependerá de los gustos de cada uno. Si la formulamos solamente en el aspecto objetivo de la misma, podríamos decir que sí. Quiero decir, los elementos necesarios están, y funcionan bien. Las animaciones, los sonidos, interfaz y demás aspectos son correctos. Es divertido, tiene una duración media de entre seis y siete horas de juego, eso si,  jugando de manera relajada, que se incrementaran si queremos conseguir logros y secretos. Un mapeado de niveles lo suficientemente interesante y adictivo con un buen número de mejoras para la extensión del juego. Una dificultad aceptable, sin ser muy exigente, solamente algún jefe con movimientos algo más complejos de esquivar, pero nada como unos cuantos “prueba y error”, y calcular nuestros movimientos para asestar el golpe final. Eso no quiere decir que no encontremos algún que otro bache en el camino, que nos haga enfurecer temporalmente con la torpeza de uno mismo o echándole la culpa al mando, cosa que no me ha pasado a mí para nada. Aunque he jugado la versión de PC para Steam, por supuesto lo he jugado con mando, ya que en mi opinión es la mejor manera de disfrutar esta clase de género.

Dos kunais y una tablet = tirachinas hasta el infinito y más allá.

Lo que me lleva al aspecto técnico en sí, aquí en cambio si tengo que poner una pequeña puntilla algo negativa, digo pequeña por que no me supuso nada de esfuerzo o molestia. Y es que en mi caso lo jugué en Windows 8, cosa que por alguna razón KUNAI no arranca bajo ese sistema operativo, tuve que añadir yo mismo una línea de código en cierto archivo del juego para que funcionase, por supuesto no es que yo sepa como arreglar esto, los desarrolladores habían respondido ya, a usuarios con ese mismo problema, todos bajo Windows 8. Como digo, siguiendo sus indicaciones no hubo ningún problema, aunque quizá sabiendo lo que es, pienso que deberían haber actualizado el juego para que el usuario no tuviese que añadir nada a ningún archivo. Siguiendo con el aspecto técnico, apenas he encontrado algún fallo menor y algún que otro glitch por animaciones, por ejemplo con la carga de la katana que en una ocasión me quedé atrapado en una pared, sin posibilidad de arreglo, por suerte se solucionó con un salir al menú del juego y volver al punto de control.

Como veis KUNAI es una muy buena opción para retarnos a nosotros mismo con un juego tipo metroidvania, muy accesible para todo tipo de jugador o jugadora. Ahora bien, si respondemos a la pregunta de manera más personal, quizá debería decir lo que echo en falta.

Empezando por el mapa, el mapa cumple la función de informarnos donde estamos y las salas que hemos visto dentro de la zona en la que nos encontramos, así como un mapa del mundo de juego, para tener una idea de las conexiones propias de cada zona y de la extensión del mapa general por así decirlo. Por desgracia, echo en falta más información de las salas, ya que lo único que nos marca son las salas de guardado, que son muchas, para que no perdamos mucho el tiempo cuando nos eliminan, eso está bien, pero fuera de eso, no tenemos otro indicador, por ejemplo de las zonas con  wifi, que es lo que usaremos para comprar mejoras; se agradecería bastante, al igual que te marcase los cofres ya abiertos o zonas secretas con algún otro color o marca, por supuesto solamente las ya descubiertas, para ahorrarte visitarlas por error cuando intentas conseguir todos los secretos. Hablando de conseguir todos los secretos, también hubiese estado bien tener viaje rápido entre zonas, entiendo que dado que el mapa no es excesivamente extenso no haga falta, pero a la hora de buscar secretos se agradecería poder viajar de una zona a otra sin necesidad de pasar por zonas que ya has investigado al 100%. También echo de menos la rejugabilidad, la única opción que se nos ofrece es el reto personal de conseguir pasarlo en menor tiempo. Hablando de tiempo, hay un lugar en cierta zona en la que tendremos que superar un recorrido de obstáculos en un menor tiempo para poder conseguir uno de los sombreros. No hay opción de cambiar dificultad y tampoco un incremento de dificultad al terminar el título. Ni seguir avanzando con el mismo personaje para aumentar sus habilidades, por que ya estarán aumentadas, lógico ya que no es tan extenso.

No puedo evitar sentir que se me ha hecho corto, que no llega a cumplir con mis cánones personales. Me da la impresión de que todo lo que hace lo hace bien, pero no hay nada que destacar. Es como una de esas películas de cachondeo que no son obras maestras y sin embargo para una tarde sin nada mejor que hacer son perfectas, eso no quiere decir que sea mejor o peor que otras. Quizá sea por estar acostumbrado a que haya gran variedad de armas, mejoras, o multitud de habilidades que desbloquear, con un mapeado brutal en los que te pasas horas y horas consiguiendo el recurso que sea para poder mejorar tal habilidad, o como en el mágnifico Castlevania: Symphony of the Night, eliminando cientos de veces a los mismos enemigos para conseguir que te soltaran tal arma.

A veces, en lo personal, ese es el gran fallo que cometemos, intentar comparar un juego con otro con algo que no es. KUNAI es KUNAI, y destaca en eso, no intenta ser otro juego. Es directo, accesible a todo el mundo, divertido, adictivo y con un número de elementos perfectos para la duración y mapeado del mismo, que nos sacará más de una sonrisa y nos supondrá algún que otro reto dependiendo de nuestra propia habilidad. Una experiencia nostálgica llena de modernismos recomendable.

  • author's avatar

    Por: Madelvampiro

    Aficionado a vivir muchas vidas y perderse en mundos lejanos… y a veces lo hago mediante los videojuegos, sin salir de la vieja mazmorra a la que llamo hogar.

  • author's avatar


  • author's avatar


    Ver todos estos posts del autor

Leave a Comment

Required fields are marked *.