Análisis Kraken Academy!!

por Javi López

Recuerdo volver a clase después de unas vacaciones como algo casi traumático. No me quiero imaginar si además se sumara al hecho de ir a un instituto formado por cuatro casas como si de Hogwarts se tratase, donde no conozco a nadie porque soy el chico nuevo. Menos aún si en este colegio se viera normal que hubiese una especie de secta, donde un kraken parlanchín, que vive en el lago de al lado, elige a un discípulo por año, al que le confiere el poder de viajar en el tiempo para que se convierta en su secuaz con el fin de realizar una serie de cometidos para él, y que ese esbirro tuviera que ser yo. Parece una novatada bizarra, ¿verdad? Pues esta es un poco la premisa de Kraken Academy!!, juego indie desarrollado por el estudio berlinés Happy Broccoli Games y editado por Fellow Traveller al que jugué en su versión para Nintendo Switch pero también tenemos disponible para Xbox y PC.

Quiero recalcar que es un título indie y el estudio que lo desarrolla es bastante joven (Kraken Academy!! es el primero de su, el que espero que sea, largo historial), lo cual puede justificar el nivel de calidad que puedan llegar a ofrecer a día de hoy. No obstante, empiezo fuerte el análisis diciendo que, aunque el juego es en parte entretenido y tiene una premisa argumental interesante, no destaca especialmente en nada en las alrededor de seis horas que dura; llegándose a hacer incluso repetitivo desde las primeras dos o tres horas en adelante.

Yendo a lo visual, se basa en un estilo pixel art simple pero efectivo, con cutscenes escasas realizadas en estilo anime, no siendo esta animación ni las ilustraciones de los personajes de lo mejor. Este estilo gráfico es atemporal y relativamente fácil de desarrollar, por lo que consiguen un producto que en lo artístico siempre será, cuanto menos, pasable.

Para ponernos mejor en situación con su argumento, el cometido que este kraken mágico nos asigna es el de evitar que se vuelva a reproducir una catástrofe que ya asoló el instituto años atrás y se repetirá en tres días. Para ello tendremos que empaparnos de los dimes y diretes que hay entre los estudiantes y profesores de la institución a modo de descubrir quién es el elegido de cada casa, alumno que tiene una especie de animal espiritual protector de la propia casa que representa residiendo en su interior, y al cual tendremos que liberar. Para ello contamos con una mecánica de viaje en el tiempo que reinicia el contador de 72 horas que tenemos para encontrar con tiempo suficiente a cada uno de estos cuatro elegidos, en lo que parece una claro homenaje a The Legend of Zelda: Majora’s Mask.

Comentar que esta referencia al título del año 2000 se acompaña de más guiños a otras sagas durante el gameplay, como por ejemplo una secuencia íntegra basada en los juegos de Ace Attorney, donde se celebra un juicio a base de QTEs y las frases y coletillas de Phoenix Wright no dejan de estar presentes. Pequeños easter eggs que siempre son bien recibidos por lo inesperado de los mismos.

Continuando con el gameplay, es un título que se basa en ir haciendo recados a los personajes y cierta labor de investigación para avanzar, buscando y utilizando objetos clave en los momentos o lugares adecuados. Hay una cantidad considerable de misiones secundarias, pero a no ser que llegues a empatizar de algún modo con la historia y sus personajes, te interesarán lo justo por lo lineales que resultan. La historia principal no se queda atrás, y también se acaba volviendo muy plana (inicia el día 1, busca al elegido, en el día 2 o 3 se encuentra, comprendes su situación personal, liberas al espíritu que alberga y vuelta a empezar… por cuatro veces consecutivas) pareciendo que al final desinfla porque toda esa repetitividad no se siente justificable para el desenlace descafeinado que nos ofrece el equipo alemán como conclusión a esta historia.

Algo especialmente negativo que señalar es la ausencia de traducción al castellano. Sigo viendo inexcusable que a día de hoy no se llegue no solo a doblar un juego, sino a simplemente traducirlo al idioma principal del país donde se quiere comercializar. No pido con esto un trabajo de localización ejemplar, que siempre sería bien recibido, pero añadir una traducción base para facilitar el entendimiento de los textos a los jugadores que no tienen por qué estar obligados a conocer otro idioma por edad u otros factores suena lógico en mi cabeza. Además, pienso esto como algo que resulta en tirar piedras para el propio tejado de la distribuidora, porque entiendo que limitaría las ventas de un producto del que como comprador eres consciente de manera previa que no entenderás en su totalidad. Y hasta aquí la reivindicación camuflada.

Por otro lado, sí que me ha llamado la atención (para bien) la banda sonora, creada en estilo chiptune  y que cuenta con muchos temas pegadizos y bien elaborados, los cuales me sorprendía a mí mismo tarareando o silbando a lo largo del día.

He notado también que en Switch OLED había ciertos fallos gráficos que se manifestaban en forma de rápidas y breves apariciones de líneas horizontales y verticales negras, lo cual no sé a qué puede ser debido pero no me ocurrió en ningún otro momento anterior o posterior de la utilización de la consola y sólo aparecían ejecutando la ópera prima de Happy Broccoli Games. No incidiré en ello ya que técnicamente fue lo único negativo que pude observar y no es ni algo grave ni nada que echarle en cara a un estudio independiente.

Juego pequeño, reseña acorde. Por suerte o por desgracia poco más jugo le he podido sacar a este título. Mi conclusión es que, lamentablemente, no lo puedo recomendar. Sí pondré en el punto de mira a este equipo porque creo que pueden llegar a hacer grandes cosas, teniendo en cuenta que han conseguido desarrollar un producto decente y bastante sólido para el número de personas que lo conforman, así que por ahora me limitaré a quedarme en la retaguardia observando expectante.

Te puede interesar

Deja un comentario

* Al hacer uso de este formulario aceptas que los datos introducidos sean almacenados en la web para tus futuros comentarios.

©2022 – Desarrollado con por Invisible Movement