Análisis Giraffe and Annika

Montse MSillero

Montse MSillero

De cazadora de Pokemons a alma que vaga por el castillo de Drangleic, no hay experiencia a la que no se apunte.

Seguramente somos muchos los que en algún momento hemos pensado (o más bien soñado) en crear un videojuego. Y entonces es cuando te pones a pensar ¿De qué tipo? Uno de cartas, quizá un shooter o uno musical. O mejor uno de aventuras con una gran narrativa, pero ¿y si mejor hago un plataformas? Hay tantos tipos de juego y todos tienen su encanto. Sobre todo cuando juegas a uno realmente bueno, que te gusta, te absorbe y atrapa y piensas: ojalá yo pudiera y supiera hacer algo así. Pero decidir qué jugabilidad va a tener no debe ser fácil.

Hoy os traemos el análisis de Giraffe and Annika, un título desarrollado por Atelier Mimina. Y ojo que se trata de un estudio que cuenta con tan solo un miembro, Atsushi Saito, que hace de director, guionista y programador. Un título que derrocha amor, mimo y ternura por todos lados. Que transmite la buena voluntad de unir todo lo que le gusta de los videojuegos pero que precisamente ha pecado de ello. No sabría decir si ha pecado de inseguridad al no saber elegir una sola opción o de atrevimiento al querer mezclar tantos conceptos. Pero el resultado, que probablemente no es el que esperaba, nos lleva una vez más a aquello de “menos es más”. Pero mejor os contamos y sois vosotros quienes sacáis vuestras propias conclusiones.

Isla Spica

¿Qué os parecería despertar en una isla preciosa pero sin recordar nada? Porque precisamente así es cómo comienza esta aventura…
Nuestra protagonista es Annika, una joven felycan -humana pero con ciertos aspectos de gato- que se despierta en la isla de Spica sin saber cómo ha llegado allí y sin recordar demasiado. Pero pronto nos encontraremos con Giraffe, quien parece conocernos, y que nos pedirá ayuda para encontrar unos cristales. Se trata de unos fragmentos de estrella que solo podremos encontrar adentrándonos en ciertos peligros que tendrán también alguna conexión con nuestro pasado y nos ayudará a recordar. 

En esta aventura iremos recorriendo la isla a la vez que conocemos otros personajes que habitan en ella y que nos propondrán misiones en el juego. Misiones aparentemente secundarias pero que a su vez nos ayudarán a desbloquear ciertas zonas de la isla para seguir explorando, nos permitirán adquirir nuevas habilidades y servirán de apoyo a la historia principal. Una historia que ya adelanto, no resolveremos del todo hasta llegar al final.

Giraffe

Como hemos dicho, algunos personajes nos entregarán llaves de diferentes colores: Azul, roja y verde. Con ellas podremos abrir puertas que nos permitirán acceder a nuevas zonas de la isla para explorar y avanzar. Y es que si el juego nos ofrece algo es libertad para explorar, para pasear, para disfrutar sin prisas y libremente por la isla que tiene un tamaño considerable. Y esa exploración tiene su recompensa, ya que iremos encontrado unos coleccionables muy peculiares, los llamadas Meowsterpiece. Está claro que este juego es una oda a los felinos y hay detalles de ellos a lo largo de todo el título. Estos coleccionables son claramente un homenaje a los gatetes que, además, se podrán cambiar por recompensas. De hecho, se requiere un mínimo de ellos para poder terminar el juego.

En ocasiones deberemos esperar a que sea de día o de noche para realizar ciertas acciones. Algunos vecinos solo podrán visitarse en algunas franjas horarias o a las mazmorras solo podremos acceder por la noche. Pero siempre podremos dormir en algunas cabañas que hay por la isla para que la espera no se nos haga pesada.

Cats

En general todos los personajes son amables y nos ayudarán en nuestra aventura pero en toda historia que se precie no puede faltar un malo. Así que contaremos con malos más normales como los fantasmillas que tendremos que evitar en el día a día y los jefes finales que encontraremos en las mazmorras. En este caso hablamos de la temible Lili, aunque pronto descubriremos que no es tan temible como parece. De hecho es una mala bastante graciosa, que se toma a broma y que parece conocernos también. Con ella vamos a hablaros de los jefes finales que son los encargados de traernos la parte de propuesta musical. 

Annika no tiene manera ninguna de atacar, algo que encaja perfectamente con la inocencia y dulzura del personaje. No contaremos con armas ni con hechizos así que nuestra única manera de sobrevivir y ganar en estos combates musicales será esquivando sus ataques. Y lo haremos moviéndonos de derecha a izquierda, al ritmo de la música, para clavar las combinaciones (un poco al estilo Guitar Hero), y acabar así con el jefe final. Si fallamos, nos debilitaremos y tendremos que empezar la batalla de nuevo. Si ganamos será a Lili a quien le bajará la vida hasta vencerla. De este modo, nos haremos con uno de los cristales elementales que desbloquearán habilidades como saltar o correr además de obtener algunos recuerdos olvidados. 

Hemos hablado de mazmorras. Contaremos con un total de cinco mazmorras, diferenciadas de las anteriores hasta de temática, y que aunque no son demasiado complejas si se irán incrementando en dificultad. Aunque podremos escoger la dificultad tanto al inicio como todas las veces que tengamos que repetir la prueba. Y si os ha gustado, podréis ir al menú de inicio para repetir los juegos de ritmo y tener algunas recompensas a cambio.

Pero vamos a hablar del verdadero punto fuerte de Giraffe and Annika: su apartado visual. Una propuesta claramente al estilo Ghibli envuelta de cierto tono dulce e infantil. Transmite entusiasmo, color, ganas e ilusión en todos los detalles que miremos. Las expresiones de los personajes o de la propia Annika están tan cuidados que solo puedes pensar en ella como lo adorable que es. Por ejemplo, si no se mueve durante un rato hace ciertos gestos propios encantadores como estirarse o mirar al horizonte. Claro mimo en todo su diseño y que provoca que le cojas cariño. Un título que apuesta por evitar diálogos con voz y los hace todo mediante subtítulos y que además, entremezcla un original formato cómic que ayuda a contar la historia de una manera muy original y que sirve para recordarnos que este título es una historia narrada por la que debemos dejarnos llevar. 

Hemos hablado de mazmorras con batallas musicales, de exploración, de narrativa, contaremos con secciones de fotografía, hay coleccionables, tenemos hasta algo de plataformas y de tener que disparar sobre raíles. Y es que como decía al inicio, no debe ser fácil escoger de qué va a ser un juego pero es una pena que con tantas ambiciones no acabe destacando más que el arte y la buena voluntad que claramente deja ver. En el resto te queda esa sensación de “sí, pero no”. Especialmente en sus mecánicas, movimientos toscos que provocan inestabilidad y que afecta a ciertas zonas en las que, por ejemplo, se debe cruzar por una zona estrecha. También existe un problema de excesiva sensibilidad a la hora de disparar cuando vamos en los raíles. Como positivo es que estas mejoras que indicamos son “simples“ y se podrían arreglar de manera bastante sencilla pero empañan la jugabilidad del juego y el resultado que se espera de él. De hecho, siendo una jugabilidad sencilla, estos problemas la dificultan innecesariamente y chocan con el cuidado que sí han tenido en el diseño artístico del juego.

Raíles

Giraffe and Annika es una historia aparentemente simple pero con un giro final bastante curioso y que solo lopgrarás comprenderlo precisamente al final. 

Un muy buen juego para quien quiera pasar un rato entretenido y disfrutando de esa estética tan llamativa. Un título que amarás a ratos y te enfadará a otros por esos detalles a pulir que tanto lo mejorarían. Y una propuesta especialmente indicada para los más pequeños o para quien quiera disfrutar de una bonita y tranquila historia.

Como hablábamos al principio, es difícil elegir solo un estilo de juego. Y me imagino que esto es lo que le pasó al título que hoy os hemos traído, aunque está lleno de buenos propósitos. Cabe decir que es el primer juego de esta compañía y seguro ha aprendido de todos los detalles mejorables que hemos mencionado. Así que estaré muy, muy atenta a próximos títulos suyos porque realmente tiene muy buenas ideas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar