Análisis Fresh ‘n Rebel CLAM ANC

Seguramente, cuando pensamos y hablamos sobre las llamadas marcas gamer lo hagamos de las ya clásicas Logitech, Steelseries o Razer, por nombrar únicamente tres de las más punteras en un mercado cada vez más extenso y que continuamente están proporcionando productos relacionado con la vida del gamer ya sea en forma de teclados, ratones, auriculares o incluso ropa. Pero no solo estás marcas gamer pueden proporcionarnos productos de calidad para mejorar nuestra experiencia cuando estamos con el mando en las manos.

Fresh ’n Rebel es una marca holandesa dedicada, principalmente, a los accesorios para móviles, caracterizada por una estética moderna, elegante y que, en el caso que nos ocupa, puede encajar perfectamente con las necesidades del jugador gracias a sus CLAM ANC, sus auriculares inalámbricos con cancelación de ruido activa.

Un producto “no gaming” que puede encajar perfectamente con las necesidades de los jugadores.

Su producto estrella, en cuanto a auriculares, es un over-ear de plástico y aluminio que cubrirá nuestras orejas completamente y las dejará acolchadas en piel vegetal, mientras una diadema adaptable con almohadilla recoge nuestra parte superior de la cabeza apostando por la comodidad y el confort. Además, cada auricular permite 90º de rotación y tiene una bisagra para poder doblarlos y que ocupen el menor espacio posible, algo que agradeceremos a la hora de transportarlos en la bolsa de tela que viene incluida. Su diseño es elegante y bien acabado, con el logo de la compañía grabado en la parte externa de cada auricular y la palabra Clam en cada lado del inicio de la diadema, dando una sensación de producto premium que siempre gusta cuando nos hemos dejado 149,99 €.

Como decíamos, los CLAM AMC son unos auriculares inalámbricos que podrán conectarse por bluetooth a nuestros dispositivos android, iOS o PC pero que también cuenta una entrada jack de 3.5 mm para cuando queramos conectarlos a los mandos de nuestra consola o a cualquier portátil o simplemente nos hemos quedado sin batería y queremos seguir disfrutando del periférico. De base cuenta con una estupenda autonomía de 30 horas de autonomía por unas 3 horas de carga que se reducirá a unas 25 horas si utilizamos la cancelación de ruido (ANC), la característica estrella de la que no tardaremos en hablar. Antes comentar que en su auricular derecho cuenta con el botón de encendido/apagado (los auriculares se apagarán automáticamente si no están en uso), dos botones para controlar el volumen, la entrada micro USB para su carga y el receptor del micrófono. En el lado izquierdo, además de la entrada de 3.5 mm tendremos el botón de cancelación de ruido y su led. Si antes comentábamos lo bien acabado que está el auricular, en sus botones no podemos decir lo mismo  ya que pecan de demasiado bastos por decirlo de alguna manera, además de un poco duros, y van en contra de la linea fina del producto.

Diseño elegante, potenciado por una gran calidad de audio.

Entramos en la parte más importante del producto y es su calidad de audio. Los CLAM ANC cuentan con unos drivers de 40 mm y la tecnología Qualcomm APTX para obtener un audio inalámbrico excepcional. La verdad es que es una delicia escuchar a través de ellos, obteniendo una calidad de audio finísima que nos permitirá apreciar los diferentes sonidos sin problemas, tanto agudos como graves, y enfatizar al máximo nuestra experiencia. El periférico se escucha a la perfección ya sea con las melodías de Octopath Traveller o con la acción trepidante de The Division 2.

Si ya queremos rizar el rizo, ahora sí, podemos activar la cancelación de ruido para acabar de sumergirnos en nuestro mundo, algo que de base ya es sencillo porque el over-ear aísla sobremanera. Activando el ANC nos despediremos del mundo exterior para centrarnos únicamente en nuestra música, audio del juego o conversación. Es bastante curioso de probar y muy efectivo ya que realmente el efecto es contundente (es espectacular como atenúa la voz humana) y se agradece en ambientes muy ruidosos contar con esta función que por contra, consumirá un poco más de batería. Otra curiosidad es que podemos activar el ANC aunque tengamos los auriculares apagados y simplemente queramos aislarnos por cualquier motivo, una función interesante pero de doble filo que ya si dejamos el ANC activado la batería irá disminuyendo, algo que puede pasar (y me ha pasado varias veces) al utilizar los CLAM ANC conectados por jack y por lo tanto apagados. Os dejamos con un vídeo explicativo de la tecnología:

Nuestra experiencia con los auriculares ha sido realmente sorprendente. Tanto su calidad de audio y su función ANC son el gran punto fuerte de un producto, con una calidad precio recomendadísima, muy cuidado y que mima a sus consumidores ya que como decíamos el pack incluye los auriculares, su bolsa de transporte y dos cables, el micro USB y el jack de 3.5 mm. No por ello, los CLAM ANC estén exentos de mejora. Pese a que son un periférico en general cómodo, no están pensados para largas sesiones ya que la piel sintética de sus almohadillas acaban calentando demasiado nuestras orejas y la diadema acaba por sentirse demasiado pese a que tampoco el producto sea de mucho peso, únicamente 260 gr.

Salvando su comodidad en largas sesiones, que solventándola podrían convertir a los CLAM ANC en la opción favorita de muchos gamers, Fresh ’n Rebel ha diseñado y construido unos auriculares excelentes que además optan por una estética limpia y elegante que gustará a aquellos que quieran un producto más desenfadado pero sin llegar al exceso de algunas marcas “gaming” que a veces privan de sacar sus productos fuera de la guarida. 

Variedad de colores. Desde el popular Dusty Pink hasta el sobrio Storm Grey.

Los Fresh ’n Rebel CLAM ANC se encuentran a un precio de 149,99 € y están disponibles en cuatro colores: Dusty Pink, Icre Grey y Petrol Blue y Storm Grey. Tenemos una versión más asequible, los CLAM a secas que no tiene la opción ANC y cuestan 99,99 € aunque si probáis la opción de cancelación de ruido, no podréis vivir sin ella.

Leave a Comment

Required fields are marked *.