Análisis Final Fantasy VII Remake Intergrade (PC)

por Juan Cash

Pues volvemos a Midgar por enésima vez, en esta ocasión para probar qué tal ha salido esta versión de PC, y más exactamente para volver a disfrutar de la aventura en modo portátil, vía Steam Deck. Ya os adelanto que el resultado es formidable, con pequeños asteriscos de escasa importancia. Así que sin más que decir, allé vamos.

El juego


Empecemos por el principio, Final Fantasy VII Remake: Intergrade es la primera parte de esta trilogía de remakes, que pretenden contemporanizar las aventuras de Cloud, Tifa, Aeris, Barret y compañía. Devolviéndonos al juego del año 1997 con una puesta al día formidable. Para empezar el trabajo que Square Enix ha realizado en el diseño de los personajes nunca dejará de sorprenderme. Consiguiendo que esos personajillos poligonales y de estilo anime luzcan de maravilla en su versión más realista. Esto es difícil de conseguir, y más aún cuando uno de los protagonistas lleva una ametralladora por brazo. 

Pero no es lo único que se hace bien en este remake, de hecho, creo que FF VII Remake Intergrade es un enorme ejemplo de lo que debería ser un remake en la actualidad. Un arte cuya buena ejecución está al alcance de muy pocos, viniéndome a la mente casos como Resident Evil (GameCube)o Resident Evil 2 (2019).Para empezar, y más allá de su despliegue técnico y artístico, yo sigo encantado con su historia. Partiendo de la base que nos ofrecieron en los años 90, consiguen llevarnos por nuevos caminos, alterar el orden establecido y crear un producto totalmente nuevo, que no solo consiga enamorar a los fans del original, sino atrapar a los nuevos jugadores. Y sí, soy consciente de la polémica que despiertan ciertas partes de la aventura… pero en lo personal estoy muy dentro y espero seguir sorprendiéndome con los futuros capítulos. Por otro lado su narrativa, dentro de ser muy clásica (cinemáticas a saco) esconde pequeños detalles de calidad, como ese Barret que tararea cierta melodía clásica… o algunos planos que nos evocan a tiempos pasados, incluso el lavado de cara musical, respetando la esencia pero sintiéndose totalmente acorde a lo visual. Todo parece decir mucho más de lo que aparenta y en conjunto convierte el juego en una obra imprescindible para el fan.

Pero si me preguntas a mí, ¿por qué he vuelto a FF VII Remake Intergrade? Os diré: por el combate. Su combate me parece algo extraordinario, consiguiendo una mezcla exquisita de hacknslash y combate “por turnos”  y llegando a su máxima cuando eres consciente de que tú, como jugador, no eres Cloud, sino todos al mismo tiempo. Como tantas cosas en el título, va de menos a más, con algún aviso inicial, como el combate contra el escorpión. Pero a medida que avanzamos las cosas se irán poniendo cada vez más complicadas, obligándonos a crear una buena build para nuestro grupo, intentando tener materias (magias y técnicas) que cubran un amplio espectro de debilidades enemigas, así como otras que actúen de apoyo para nuestro equipo. 

Sin embargo, también hay cosas que reprochar, por supuesto, por ejemplo su excesiva linealidad, con apenas zonas de farmeo, privándonos de sacar todo el partido al combate. O ese relleno tan típico de los remakes, que no siempre está a la altura del contenido principal. Y por descontado sus abominables misiones secundarias, donde no podría faltar la búsqueda de gatitos mientras el mundo arde. O ese diseño de niveles, que en ocasiones es inexistente, repitiendo tediosos puzles que carecen de lógica jugable. Son puntos pequeños y en su mayoría fáciles de eludir, pero que tristemente contaminan lo que podría haber sido un juego de diez.

Ahora, antes de hablaros de la experiencia en PC y Steam Deck, os invito a que leáis los análisis originales de Final Fantasy VII Remake (PlayStation 4) e INTERmission (PlayStation 5)si queréis ampliar más estas líneas.

El Port


En su lanzamiento (2020) pudimos disfrutar de Final Fantasy VII Remake, en PlayStation 4, luciendo ese eslogan de “Solo en PlayStation”. Después completamos la ecuación con la versión Intergrade para PlayStation 5, la cual incluía sustanciales mejoras visuales, inclusión de DualSense, así como mejor framerate y el decente DLC de Yuffie (el cual se puede jugar de forma independiente a la historia principal). Es esta, la versión Intergrade la que llega a PC, primero fue en Epic Games Store y ahora en Steam lo cual lo hace aún más goloso por ese tick verde de “Totalmente compatible” en Steam Deck.

En general, se nota que el juego es un producto para consola. El ejemplo más gráfico lo encontramos cuando debemos interactuar con algún elemento, ya que en la pantalla aparece un triángulo (botón de PlayStation) independientemente del mando que estemos utilizando. Pero lo que quizá incomoda más a los hardcore del PC, son sus escuetas opciones gráficas, donde podremos elegir el límite de FPS, la resolución, y de nuevo muy de consola, entre gráficos en alta o baja. Fin. 

En lo personal, os diría que esto apenas importa. He podido jugar el título en tres PC’s totalmente distintos. En el de gama alta el juego luce a la perfección en 4K 60fps con las opciones visuales en alta. En el gama baja luce igualmente bien a 1080p 60fps y en baja, y quizá la sorpresa sea esa bestia llamada Steam Deck, donde he disfrutado el mayor número de horas. Para empezar destaca un excelente 1080p, con un framerate variable entre los 45 y 60fps, pero donde no he notado tirones de ningún tipo, y por último en baja calidad, lo cual poco importa debido al tamaño de la pantalla, siendo esta mí configuración preferida. También probé los 720p nativos, dando unos 60 fps sólidos, pero provocando una pérdida de nitidez notable. Por lo tanto, no podemos hablar sino de un muy buen port, que pese al limitar la personalización de rendimiento a un par de opciones, logra que el juego se mueva bastante bien en cualquier PC que cumpla con los requisitos mínimos.

Por otro lado ,insisto en lo bien que funciona el DualSense en Steam, ejecutando todas las acciones que disfrutamos en una PlayStation 5, así que si sois usuarios de PC y tenéis curiosidad por esa inmersión que ofrece el dispositivo de Sony, no dudéis en haceros con uno para disfrutar de títulos compatibles con su tecnología.

Por último, volver a disfrutar de un juego de la talla de este Final Fantasy en una portátil… me sigue pareciendo demencial. Y realmente no estás renunciando a mucho, al ser un juego lineal con gran carga en la narrativa y en su combate, realmente es un candidato perfecto para esta plataforma y sin duda a día de hoy, me parece un imprescindible para la bestia de Valve. Si estáis contando las horas para ver qué nos depara la segunda parte del Remake y pensáis refrescar un poco la memoria, la opción de disfrutarlo en PC con una Steam Deck en la estantería… es algo irresistible. 

Te puede interesar

Deja un comentario

* Al hacer uso de este formulario aceptas que los datos introducidos sean almacenados en la web para tus futuros comentarios.

©2022 – Desarrollado con por Invisible Movement