Análisis FIFA 20

El deporte rey ha vuelto, y lo hace de la mano de EA con FIFA 20. Esta nueva entrega parece dejar dos cosas claras, una, que la actual generación está dando sus últimos coletazos, o al menos en lo que a la franquicia se refiere, y dos, EA sabe cómo reinventarse cada año, esta vez con el modo Volta. 

Lo primero que choca es que los menús permanecen inalterables, idénticos a los del año pasado, cambiando el azulón por el rojo, y El Camino, el modo historia que protagonizada Alex Hunter, por Volta, por lo demás idénticos. Esto es bueno y es malo a la vez ya que tenemos la familiaridad de saber dónde encontrar lo que queremos, pero echamos en falta que ese primer contacto con tu nuevo juego te impresione.

El diseño de los menús es idéntico al del año pasado

Cuando entramos en partido rápido la sensación se repite, todo es igual, pero rojo… momento que se alarga hasta que empieza el partido y comienzas a mover a tus jugadores, ahí te das cuenta de que han tocado la varita mágica y algo ha cambiado. No gráficamente, ya que el juego en ese aspecto parece el mismo de los últimos años, cosa que se repite generación tras generación. FIFA comienza con algo nuevo, insisto, gráficamente hablando, luego sufre una mutación que lo mejora y luego otra y después se estanca hasta la siguiente generación, ahí estamos ahora, pero en cuanto a la jugabilidad, lo que antes sabías ya no sirve y toca aprender de nuevo a manejar el ritmo del partido y es ahí donde está la magia de del juego de EA. El balón ahora parece más libre que nunca, haciendo que el «efecto imán» que tenían los jugadores prácticamente desaparezca y aunque el esférico sigue pareciendo que no pesa demasiado, sí que es muy notable que los chicos de EA han hecho los deberes en este sentido; los pases son más naturales y la defensa se siente más sólida que nunca, ahora el uno contra uno está más equilibrado y sortear a un defensa da una satisfacción estupenda. También (y por fin) han cambiado el sistema de tiros libres y penaltis, haciéndolos más difíciles pero mucho más precisos y manejables, tras varios intentos, terminas cogiéndole el tranquillo y puedes realizar unos efectos sencillamente espectaculares. 

La ambientación sigue siendo una maravilla con cánticos originales de cada afición y pesé a que Manolo Lama y Manu Carreño hacen un doblaje estupendo, tras llevar escuchándolos desde los 90, preferimos (en nuestra humilde opinión) dejar el sonido ambiente ya que te hace sentir que estás en cada campo que pisas y es absolutamente genial.

La ambientación es una auténtica pasada

Respecto a los modos de juego, están los de siempre, carrera (como manager o jugador), Ultimate Team, Torneos (reales o personalizados) Champions, Temporadas online, partido rápido…. Y como novedad Volta, del que hablaremos más adelante. 

Ultimate team ha cambiado poco con respecto al año pasado, quizás parece que explica un poco mejor las cosas, haciéndolo más simpático de cara a nuevos jugadores. Después de varias horas es posible conseguir un equipo decente sin invertir dinero y parece que si cumples con los requisitos de clasificación, tanto en modo offline como online puedes hacerte un equipo competente sin meter ni 1€, ahora bien si quieres competir en plan PRO, ahí sí que necesitarás una buena billetera.

El modo Manager me encanta, porque es como una bola de nieve; empieza siendo pequeña, pero va rodando y cada vez se hace más grande, hasta que se convierte en una bola gigante. Justo lo que ocurre en el modo que nos ocupa. Aquí, año tras año FIFA ha ido añadiendo pequeñas pinceladas hasta que por fin tenemos un gran modo que te hace sentir como un auténtico  entrenador. Este año han sido dos, la primera es la personalización de tu avatar, una personalización bastante completita, que va desde físico, cara, ropa, pelo, nose… un editor de personaje que pesé a sus limitaciones está muy bien para hacerte empatizar con tu avatar, y dos, la rueda de prensa previa y post partido, una mecánica que está súper bien ya que da más realismo al juego.

La personalización te permite hacer autenticas locuras

En anteriores entregas la rueda de prensa era poco más que simbólica, dándote tres opciones (elogiar, intimidar o incentivar) que podíamos aplicar a nuestro equipo, al rival o a algún jugador, pero vaya, de poco servía. Este año, sin embargo, las ruedas de prensa son cinemáticas interactivas con preguntas muy concretas y varias respuestas posibles, al estilo El Camino de entregas anteriores, y dependiendo de nuestra respuesta la moral del equipo o de algún jugador en concreto puede variar, siendo este además un factor importante de cara a los partidos. A los que seguimos el fútbol y sabemos cómo funciona la prensa deportiva, nos aporta un plus de realismo bastante jugoso, además de todo lo anterior, este año podemos contestar a los mosqueos de los futbolistas por chat, por ejemplo, si Casemiro te exige minutos, en anteriores entregas o lo hacías titular o te exponías a que se marchara al PSG en el siguiente periodo de traspasos, este año no. Este año tienes la opción de decirle que se tome un tranquimacín, que la temporada es muy larga y que cuentas con él, el tío sigue en el banquillo pero lo hace con una sonrisa de oreja a oreja. También es cierto que hay algunas costuras de esas que te sacan una sonrisilla y te hacen pensar ¿en serio esto está pasando? Me explico: en la anterior entrega la novedad aplastante, el trozo de nieve que sumaba la bola, era que para fichar a tu nueva estrella, te reunías en las oficinas del club con su entrenador y tras una tensa charla cerrabais una cifra y ya pasabas a concretar el contrato del jugador con él y su agente, en la oficina de tu club, que viene a ser la misma. Este año, para darle un girito cómico, negocias con el mánager rival en un pub de moda, así entre cubata y cubata es más fácil cerrar el trato, y luego concretas con el jugador los flecos del contrato en un lujoso restaurante, vale los fondos cambian, pero el problema y lo cómico es que las animaciones y diálogos son exactamente los mismos del año anterior, como si de un croma se tratase. Pero refrito a parte, y como he dicho anteriormente, es un modo muy completo que hará sin duda las delicias de quienes no busquen rival online y prefieran disfrutar de una experiencia más relajada en su liga favorita y que tras varias temporadas quieran ver a Messi y Hazard de delanteros en el Cadiz.

Puedes cambiar el estilo de ropa de todo tu equipo

El turrón  de este año viene con Volta, un modo de juego totalmente nuevo que, a lo Street Fighter, nos llevará por todo el mundo a enfrentarnos a nuestros rivales en pachangas callejeras. A los que esperéis un arcade a lo FIFA Street ya os digo que no es así, aquí no hay tanta filigrana ni barra de poder, son las mecánicas del FIFA normal llevadas a campos más pequeños, pero el resultado es fantástico, con partidos que van desde 3 contra 3 (pachanga total) a 5 contra 5 (fútbol sala) que es sin duda el modo que más nos ha gustado. Podemos jugar con nuestros equipos favoritos (Madrid, Barça, etc) o crear el nuestro propio poco a poco. De hecho lo primero que haremos al entrar en el modo es crear a nuestro avatar, el editor de personajes es el mismo que vimos anteriormente en el modo Manager, completito pero sin reinventar nada, una vez hecho esto toca viajar por el mundo jugando amistosos o torneos, si ganamos estos últimos y dependiendo de la dificultad, nos premiarán subiendo la media de nuestro avatar y con monedas Volta, que de momento es la única moneda del modo de juego, en el cual no hay micropagos, aunque no se descarta que lleguen más adelante. También tenemos la opción de jugar al modo historia, que viene a ser algo similar a lo visto en El Camino sin entrar en spoilers diremos que es la historia de un equipo de barrio que busca ser el mejor equipo callejero del mundo. La historia no está mal, pero es cierto que tampoco logra atrapar en ningún momento, haciendo algunas cinemáticas algo pesadas y deseando que llegue la hora de volver a la pista. Por último también incluye su particular modo online, Liga Volta, siendo su principal atractivo la lucha por el ascenso, algo así como las temporadas online.

Volta nos ha encantado

En resumen, FIFA 20 nos ha gustado mucho y aunque echamos en falta alguna mejora gráfica creemos que el modo Volta le da un extra de calidad, convirtiéndolo en el juego de fútbol más completo del momento, tanto en modos online como offline. Una apuesta segura para todos los fans de la franquicia y para aquellos que quieran asomarse de nuevas.

Leave a Comment

Required fields are marked *.