Análisis de The Innsmouth Case

El terror del sigo XIX y principios del siglo XX, hablo de Edgar Allan Poe o Howard Phillips Lovecraft, marcó claramente nuestra cultura. Algo que ha llegado a nuestros días en forma de libros, películas, juegos de rol y videojuegos. 

Y es precisamente de Lovecraft de quien vamos a hablar, creador de su propia mitología pagana y en la que el ser humano tiene un lugar en el universo muy inferior a la que nos creemos. Insignificantes por existir seres superiores, los Profundos, que nos someten, en cierta manera, a fuerzas que no podemos ver ni controlar. 

A Lovecraft le encantaba trasladar el horror mezclando angustia, incluso enfermedades mentales o elementos sobrenaturales y siempre con cierto punto hasta macabro. Además, tenía horror por el mar, de ahí la creación de Cthulhu que yace en el fondo del mar. Seres híbridos mitad humanos y mitad bestias marinas y en los que los pueblos pesqueros parecen corrompidos por el Mal.

La sombra sobre Innsmouth fue la última obra que escribió y que se publicó el mismo año de su muerte (1936). Un relato cuyo protagonista nos lleva a visitar Innsmouth, en su búsqueda de Arkham, un pueblo portuario con habitantes de aspecto grotesco: ojos saltones y piel escamosa. Un pueblo marcado con ciertos matices supersticiosos e incluso racistas.

En la historia, el protagonista debe pasar la noche en el único hotel del pueblo pero tras escuchar movimientos, ruidos y una increíble sensación de peligro, decide escaparse. Huye por las calles, se esconde, intenta pasar desapercibido entre la extraña marabunta que le persigue hasta que ve con sus propios ojos la forma de un Profundo y se desmaya.

The City of Innsmouth

Pero ¿qué te parecería revivir esta historia con un toque algo más cómico? Porque The Innsmouth Case nos propone lo que no esperamos.

The Innsmouth Case es una visual novel mezclada con los libros de Elige tu propia aventura que nos mete en la piel de un detective alcohólico y algo acabado al que, sin esperarlo, le aparece una interesante oportunidad. Por ello, acaba en la ciudad costera de Innsmouth, donde todo no es lo que parece, o sí… Pero si esperas encontrar ese horror característico lovecraftiano olvidaos porque se verá mezclado con toques de humor sarcástico.

Como decíamos, aparece una misteriosa mujer que le propone un caso: encontrar a su hija desaparecida, la pequeña Thabita Marsh, una joven que tiene cierto aspecto de pez. Buscaba al mejor detective pero se tuvo que conformar con este. Y algo nos llama enseguida la atención, el carácter o actitud del protagonista no es nada habitual. Le caracteriza una falta de tacto considerable y una manera de pensar bastante curiosa. Así que con este protagonista tan peculiar nos embarcamos en la aventura de viajar hasta Innsmouth y todo el misterio que le rodea.

Caso de Innsmouth Case: Desaparición Thabita Marsh.

Si esperábamos ver personajes hostiles y una ciudad costera sombría sometida a una atmósfera asfixiante….lo que nos encontraremos nos sorprenderá. Quizá lo podríamos definir como una interpretación moderna de Innsmouth que, llevada a la actualidad, sería burla de lo que en su momento el mito de Cthulhu podía atemorizar. Sí que las personas que viven en la ciudad son algo particulares y siguen una extraña religión y los lugares te recuerdan que debes estar alerta pero The Innsmouth Case no solo no se lo toma en serio sino que realmente se podría considerar una crítica irónica.

De más a menos. Comienza claramente enganchando al jugador, o más bien al lector, con esa novedosa apuesta por llevarnos a un Innsmouth de tiempos modernos. Y con tal cantidad de comentarios sarcásticos que realmente te sacan la sonrisa; sobre todo por sorprender. El juego cambia entre descripciones serias a esos toques humorísticos, sin importar cuán grave sea la situación. Bromas que evaporan el horror esperado y que, en un inicio, le sientan bien a la propuesta. 

A pesar de arriesgar al romper esos clichés lovecraftianos lo hace con un humor que no me acaba de encajar y que sobre todo, pasada esa fase de sorpresa, y a pesar de intentarlo, puede cansar. También he de reconocer que el sentido del humor no es mi fuerte…

Hogareños de Innsmouth

El diseño narrativo está muy bien logrado ya que a pesar de esas dosis de humor y de modernización, mantienen el material e historia original. Los personajes, quizá con cierta inspiración en Tim Burton, trasladan ese humor con toques grotescos. Lástima que no se haya trabajado más en las animaciones, aunque al ser una novela visual no es algo necesario, pero hubieran sumado y aportado más a la propuesta.

En cuanto al aspecto sonoro, pasa bastante desapercibido dando la importancia a la narrativa y su historia. Se podría haber trabajado más en algunos efectos de sonido o incluso en voces que dieran más énfasis o humor a la propuesta.

The Innsmouth Case es una novela visual con poca interactividad. Es difícil medir la importancia de las elecciones a medida que están disponibles. Es curioso que las opciones más entretenidas son aquellas que no afectan al devenir de nuestra aventura ni a la propia investigación sino que amplían la información de la propia historia y misterios que rodean Innsmouth. No es de por sí algo malo pero choca con lo siguiente. Y es que en cambio, muchas de las que afectan directamente a la historia son elecciones sin demasiado recorrido. 

Son estas últimas las que te llevan a vivir los hasta 27 finales distintos que se han creado, por lo que la rejugabilidad está asegurada. Algunos de estos finales son satisfactorios ya que te adentran un poco más en la historia y misterio de Innsmouth. Pero la mayoría no lo son, los sentirás como un corte brusco de la investigación y del propio juego. Cabe decir que existen varios puntos de guardado o control que permiten organizar mejor y recargar rápidamente para poder llegar a esos diferentes finales. Pero con cada intento, cada viaje a Innsmouth, te aleja de la historia, hace que estés menos involucrado hasta que simplemente entras para encontrar otro fragmento de historia perdido. En cada intento el interés se va perdiendo hasta desaparecer.

Opciones de The Innsmouth Case

The Innsmouth Case es una experiencia interesante, especialmente para el que le gusten las novelas visuales, que arriesga y pretende romper con los clichés lovecraftianos ofreciendo una historia actual con mucho humor. La pena es que el resultado no es el esperado y de una buena idea acaba convirtiéndose en un resultado mediocre. Se valora el intento pero no se refleja bien en el resultado. Unas bromas que no acaban de acertar, una novela visual que tiene poco de interactividad y una sensación de brusquedad en la mayoría de finales propuestos que rompen el ritmo con el que se comienza la aventura y en el que demasiado rápidamente se pierde la sensación de inmersión.

Si os interesa una propuesta diferente del mundo de Lovecraft, solo en inglés, echadle un ojo ya que su precio es reducido.

Leave a Comment

Required fields are marked *.