Análisis Call of the Sea

Montse MSillero

Montse MSillero

De cazadora de Pokemons a alma que vaga por el castillo de Drangleic, no hay experiencia a la que no se apunte.

De pequeña adoraba esas películas en las que un arqueólogo se aventuraba en tierras desconocidas y nos abría todo un mundo de aventuras y misterios. Una propuesta que a ojos inquietos y vivos de un niña con ganas de aventuras era todo emoción. Hoy os traemos el análisis de Call of the Sea, que me recuerda un poco a La Ciudad Perdida de Z. Una película actual basada en el arqueólogo y explorador Percy Fawcett que desapareció misteriosamente durante una expedición para encontrar Z, la Ciudad Perdida en Brasil.

Call of the Sea, el primer juego del estudio madrileño Out of the Blue, nos lleva a viajar a los años 30. Norah Everheart padece de una extraña enfermedad a la que ningún médico logra encontrarle tratamiento. Así que su marido decide embarcarse en una expedición en busca de una cura. Norah va recibiendo cartas que le informan de la evolución de la cruzada hasta que un día esas cartas con noticias de Harry dejan de llegar. Por ello decide seguir las pistas de su desaparecido marido que la llevarán a una isla remota del Pacífico, donde comenzará una aventura llena de sorpresas y misterios influenciada claramente por la obra de H.P. Lovecraft. 

Call of the Sea - Isla

Nos adentramos en la isla para descubrir cualquier rastro de Harry y la expedición. Una aventura con exploración en la que será básico mirar cada detalle que nos rodea. Mientras avanzamos nos iremos encontrando con los campamentos que la expedición ha dejado atrás. En ellos habrá cartas, fotografías, archivos de sonido, notas a modo de breve diario y diferentes señales y materiales que nos permitirán ir conociendo a sus miembros así como lo que ahí ha ido sucediendo a lo largo de esos meses y la historia que nos proponen.

Y algo que aun no he mencionado: no tenemos acción ni es una aventura gráfica, se trata de un título de puzles, y tendremos que usar nuestra materia gris para seguir. Mientras inspeccionamos y conocemos la historia que nos van contando, a través de una magnífica narración de Norah. Aquí hago un alto para remarcar el increíble trabajo de doblaje en inglés interpretado por Cissy Jones, con esa voz que nos irá acompañando a lo largo de toda la aventura. Aunque no os preocupéis si lo vuestro no es el inglés porque todo está acompañado por textos en castellano.

Call of the Sea - Isla

Pero volvemos a los acertijos que nos iremos encontrando y que nos ayudarán a avanzar. Para ello nos será muy útil hacer uso del diario que lleva nuestra protagonista, y que podremos consultar fotografías, notas y bocetos de lo que vamos viendo. Porque su dificultad es algo que en ocasiones nos hará atascarnos. Se trata de puzles que generalmente se resuelven de manera más o menos sencilla indagando el entorno pero que si nos descuidamos ese detalle necesario para resolverlo se convertirán en todo un reto a nuestra cabecita y estaremos rato y rato mirando una y otra vez las pistas apuntadas en el diario sin dar con la solución. 

Call of the Sea te obliga a observar lo que nos rodea, hasta el mínimo detalle, y no te ofrece ninguna ayuda para resolverlos. Y esto lo digo como algo positivo, ya está bien de darnos las cosas tan fáciles. No son puzles fáciles pero tampoco tan complicados como para querer tirar la toalla. Tienen una dificultad muy bien medida, ascendente a medida que avanzamos, y que nos tenga un rato dandole vueltas para dar con la solución no me parece malo, sino que suponen un desafío que genera mucha satisfacción al resolverlo. Sobre todo en aquellos que has de resolver pequeñas partes de un puzle para dar con la pieza total.
De hecho, si Norah no llevase un diario donde dibujar esos bocetos y hacer ciertas anotaciones, muy probablemente necesitaríamos nosotros una libretita donde ir anotando lo que vamos viendo. Y esa manera de enlazar la historia con los puzles y de integrarte en ellos me parece todo un acierto.

Ya hemos dicho que Call of the Sea es un juego de puzles en el que hay que explorar pero esto último lo hacemos de manera limitada por los caminos marcados que tenemos. Es decir, el centro siguen siendo los acertijos y los escenarios que nos ofrecen se adaptan a ello de manera que cada paso que damos está relacionado con el puzle a resolver. Digo que se adaptan pero no por ello son secundarios. Al contrario, son entornos atractivos de ver, coloridos, hechos con buen gusto y cuidados al más mínimo detalle de manera. Un estudio indie que demuestra que no es necesario usar efectos como el ray tracing para que un juego entre por los ojos y se disfrute o se pueda apreciar los efectos de iluminación que lo acompañan y que juegan con esa sensación de no saber si lo que vemos es real o no. 

Porque este título va más allá. Al inicio comentaba la inspiración en Lovecraft y evidentemente no voy a dar más detalles de la historia, pero contaremos con elementos sobrenaturales que ofrecerán un giro original a la propuesta. Pero muy probablemente la historia que cuentan no destacaría de la misma forma si no hubieran creado ese universo tan cuidado para contarla. Sabían lo que querían contar y trabajaron para transmitir esa sensación al jugarlo. Una historia que logra atraparte de principio a fin y que te incita a querer conocer más, a saber más de esa cultura olvidada, de lo desconocido y de los secretos que el tiempo entierra pero que aguarda a ser encontrados.

Si os gustan los juegos de pensar mucho, de misterio, exploración y aventuras no podéis dejar de lado Call of the Sea, ese cine de aventuras de los años 30 o 40 hecho en videojuego. Incluso pensaba que hasta valdría la pena ver esta historia llevada a película. Una narración y entornos llenos de mimo que te meten de lleno en este viaje a esa isla desconocida, a esa cultura olvidada. Una historia que podríamos definir de amor y autodescubrimiento y que al final nos harán elegir. Toda elección da, pero también quita. Y aquí la pérdida de cualquier elección es dura, muy dura, pero, la vida también es así ¿no?
Si la propuesta por si sola es de alabar, aun tiene más mérito tratándose del primer juego del estudio, por lo que personalmente tendré un ojo puesto en ellos.

Una respuesta

  1. Decir que con dicho análisis tan bien relatado, y a todo ello si sumamos mi pasión por retomar aventuras sobre arqueólogos, misterios por resolver, y envuelto en un retroceso en el tiempo a aquellos maravillosos años 30, en fin sólo decir cuando empieza el juego!!!! Yo ya ansiosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar