Análisis 13 Sentinels: Aegis Rim

Juan Cash

Juan Cash

¡Qué bestialidad! Hay juegos que te atrapan desde el minuto uno. Esos juegos que al poco de encender la consola consiguen despertar en el jugador una serie de dudas… o mejor dicho de intrigas, que ansiamos descifrar. Desde Atlus ya empiezan a ser maestros en esta técnica, lo vimos, por ejemplo, en ese inicio in media res tan magnífico que nos proponía Persona 5 hace ya unos años. Algunos jugadores ya disfrutaron de este gran juego allá por el 2020 en PlayStation 4 y ahora nos toca a nosotros  en su versión de Nintendo Switch. Hablamos de 13 Sentinels: Aegis Rim. Preparad papel, lápiz y un mecha, porque nos sumergimos de lleno en esta paradoja temporal.

Trece centinelas, dos modos de juego y mucha, mucha información


En este título nos adentraremos en el pasado, presente, y futuro de Japón. Todo ello para descubrir la historia de un grupo de jóvenes, chicos y chicas, que suben a sus mecha para combatir a unos monstruos colosales, los llamados kaiju y deimos, los cuales tienen entre ceja y ceja destruir la Tierra. Veremos cómo poco a poco y desde el minuto cero, la historia se vuelve una vorágine de confusión, donde a veces veremos al grupo decidido a acabar con la amenaza “Extraterrestre” y otras en el instituto preocupados por gustar al chico o chica de turno. Esta es la clave del juego, la curiosidad y esas migajas de pan que nos van soltando a modo de premio, para que juntos avancemos al gran final… pero vayamos por partes.  

13 Sentinels es un juego fragmentado. Básicamente lo componen tres bloques, siendo dos de ellos jugables y un tercero orientado a guía turística, para ser consultado cuando la cabeza nos vaya a explotar, y el cual iremos completando a medida que avancemos tanto en la historia como en la batalla.  

Su bloque principal (si me preguntas a mi) es “Historia” que viene a ser su parte totalmente narrativa, actuando como una visual novel de una calidad extraordinaria. Aquí desarrollaremos la historia de nuestros personajes, sí de nuestros trece personajes jugables. Cada uno con sus propios líos. Avanzar en las respectivas historias es un ejercicio extraordinario, que se basa en dialogar con diferentes personajes, repartidos por el escenario, para realizar una mezcla de pensamientos e interacción y descubrir los diferentes caminos que podemos explorar. Algo así como un puzle de palabras donde necesitaremos del descubrimiento de las mismas para llegar a nuevos caminos.

En ningún caso podremos avanzar la historia de un solo personaje de principio a fin, ya que en lo mejor… cuando la cosa se pone realmente interesante… aparecerá ese odioso mensaje de “Continuara…” y nos veremos obligados a avanzar con otro personaje, para que a través de las trece historias… dar forma a una enorme que de sentido a todo. Qué barbaridad tan jodidamente buena. Pero como os decía, no solo tendremos que hablar con unos y otros… ya que también habrá que subirse al Mecha y defender la ciudad, vamos con su parte dos, modo batalla.

Modo Batalla. El combate y ese gustirrinín


En esta vertiente el título se viste con su ropa de juego de estrategia ¿Por turnos? Sí… pero no. El sistema de combate es algo así como lo visto en Final Fantasy VII original. Tomaremos el control de los 13 centinelas, pudiendo elegir seis unidades activas y siete pasivas (defensa). El combate se desarrollará en un mapa de gran tamaño y nuestro objetivo será el de defender una suerte de ordenador central (dejémoslo ahí) de las numerosas oleadas de enemigos. Y diréis… ¿en qué cojones se parece esto a FF VII? Pues resulta que los turnos no son turnos como tal. El enemigo actuará continuamente contra nosotros, parándose el tiempo solo cuando nuestras unidades se activan. 

Dicho esto, en un juego con una narrativa tan buena, seria lógico pensar que el combate puede ser algo secundario, facilón e incluso de escaso interés. Pues no. 13 Sentinels goza de un combate estratégico divertidísimo, profundo y adictivo.

Para empezar, todas las unidades son personalizables, pudiendo elegir sus habilidades y por ende pudiendo orientar cada mecha a un uso concreto. Por ejemplo podemos potenciar su defensa, ataque a distancia, unidad de apoyo y un largo etcétera. Dispondremos de diferentes tipos de mecha, cada uno vinculado a un personaje, y todos ellos con sus pros y contras.

La batalla, como ya os decía se desarrolla en un mapa de dimesiones considerables. El cual veremos como si fuese una maqueta en vista cenital. Todo es muy esquemático, como si tanto personajes como enemigos fuesen iconitos pixélicos. Dicho así suena fatal, pero lo cierto es que ese estilo retro moderno sienta de maravilla al feeling. Destruir una horda de “marcianitos” con nuestros misiles es una experiencia maravillosa. ¿Sabeis cuando da gusto realizar una acción en un videojuego? Vuelvo al ejemplo de saltar con super Mario. Aquí pasa exactamente lo mismo durante la batalla, es terriblemente gustosa. 

Además, se evolución es muy gradual, pasando de un sencillo tutorial hasta sus últimos compases donde antes de empezar ves imposible la victoria y quedas perplejo al ver que, no solo la has superado, sino que has recibido un rango S.

A modo resumen, vienes a este título por la narrativa y te quedas por el combate. ¡Chapeau!

Switch, perfecta para la ocasión


Cero sorpresa y cero intrigas, 13 Sentinels funciona de maravilla en Nintedo Switch. Esto sucede porque es un juego que no supone demasiado a nivel técnico, pero no por ello se podían descartar algunos problemas, ya que sin citar otros juegos del estilo (aparentemente sencillos a nivel técnico) nos hemos encontrado sorpresas desagradables como pantallas de carga excesivamente largas. Esto se debe a una optimización poco trabajada. Sin embargo desde Atlus han cuidado que el juego llegue en perfectas condiciones a Nintendo Switch. Todo funciona de maravilla y disfrutar de este juego en la comodidad del sofá o la cama… es genial, ya que gran parte de la aventura se basa en leer y en este sentido la portabilidad de nuestra Nintendo Switch sienta de maravilla. 

Además si sois unos afortunados y disponéis del nuevo modelo OLED, debéis saber que el titulo luce espectacular. Como ya sabréis los creadores de este juego son los nipones de Vanillaware los cuales ya hicieron un trabajo maravilloso (a nivel artístico) con Dragon’s Crown. Aquí repiten en calidad y nos ofrecen un juego que no solo derrocha personalidad sino buen hacer. Vemos un estilo muy anime, con esa maldita coletilla de “dibujado a mano” pero que a diferencia de otros… se siente muy real. Ya sea explorando los escenarios o siguiendo una conversación dentro del Mecha, veremos unas animaciones brutales, que sin duda reflejan un muy buen dibujo, que cobra vida al más puro estilo del mismísimo estudio Ghibli, no tanto por el estilo en sí, sino por el cuidado enfermizo al detalle. Un ejemplo de esto podemos verlo cuando corremos con un personaje y vemos como ondea su cabello al viento, o cuando simplemente estamos estáticos en una posición y somos plenamente conscientes de la respiración del personaje. Son los pequeños detalles los que hacen grande el producto.

Conclusión


13 Sentinels: Aegis Rim me ha fascinado. He entrado de lleno en ese huracán de información con el cual nos golpean nada más encender la consola. Las intrigas iban evolucionando, rizando el rizo hasta un nivel demencial y cuando parece que ya nada se sostiene viene el broche final. Ha sido una experiencia maravillosa, de esas tan potentes que me han llevado a experimentar sensaciones que llevaba años sin tener, como cuando comencé a ver Lost solo que en este caso, el final no es terriblemente malo (lo siento por los fans de la serie). 

Otro dato curioso que sin duda me ha encantado, ha sido el de las continuas referencias que vemos en el título, algunas de ellas explicitas, como “La guerra de los mundos” y otras… sin licencia pero fácilmente identificables (me guardo los ejemplos por tema spoilers).

Vivir la historia de estos trece personajes es una recomendación que no debéis eludir, ya que Juro, Amiguchi, Iori, Natsuno, Yuki… pasarán a formar parte de un recuerdo magnifico de esta pasión tan especial que son los videojuegos. En resumidas cuentas 13 Sentinels es un título que utilizando las herramientas propias del medio, consigue contar una historia espectacular, llena de intrigas que desearemos resolver de forma enfermiza y que como consecuencia, desarrolla unos personajes únicos y maravillosos que quedaran para siempre en el recuerdo de todo aquel jugador que le dé una oportunidad. Dicho de otro modo, este juego es una obra maestra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar