Análisis Big Pharma

Aish, qué equivocada estaba mi yo del pasado al ver el anuncio de este título si pensaba que me iba a encontrar con algo similar a Two Point Hospital o Theme Hospital. Big Pharma es un juego de estrategia empresarial basado en la industria farmacéutica. Y que nos transmite el mensaje de lo que hay detrás de las grandes farmacéticuas. Esto, en un momento como en el que estamos ahora buscando vacunas contra la dichosa covid19… te hace verlo todo desde una perspectiva algo distinta. 

Para empezar, a mi yo del pasado le diría que se olvidase de encontrar algo de humor ni narrativa en el juego. La industria farmacéutica es un tema serio y así lo han querido trasladar. Pero otra cosa que le diría es: ten paciencia. Porque nada más empezar tendremos un tutorial que nos guiará y enseñará el funcionamiento de las máquinas así como lo que debemos hacer para lograr los medicamentos que nos interese. Pero se trata de un tutorial lento, pesado, tedioso y que provoca que den ganas de abandonar el juego sin haberlo empezado. Pero no os desaniméis, es solo el tutorial. Detrás te esperan todos los misterios que se guardan las grandes farmacéuticas. 

Así de inicio, nos encontraremos unas salas austeras que nos hacen ver que se trata de una apuesta indie y seria. Sobre todo seria. Es en esas salas donde deberemos ir creando los medicamentos con el objetivo de obtener beneficios. El juego nos propondrá diferentes misiones, como lograr ciertos beneficios en un tiempo determinado o suministrar X productos cuyas ventas superen X dinero. De esta manera comenzaremos nuestra cadena de montaje.

Pero para crear medicamentos para las enfermedades que vayan apareciendo, necesitaremos investigar ingredientes. Por ello contaremos con exploradores que saldrán a investigar por nosotros. También necesitaremos contar con la maquinaria precisa para manipular esos ingredientes, con los que iremos jugando con la concentración de sus compuestos. La maquinaria base la tendremos pero si queremos mejorarlas o adquirir nuevas, las deberemos desbloquear. Para ello necesitaremos personal que asignaremos a proyectos o bien los dejaremos libres para que hagan sus propias tareas y nos den puntos para poder desbloquear máquinas o materiales. 

Finalmente esos ingredientes deberán mezclarse hasta que tengamos el resultado que queramos entonces los podamos convertir en cápsulas o en crema, es decir, en el producto final que vamos a vender. Dicho así, parece sencillo ¿no?. Pues no. Exceptuando el último paso de encapsular, en Big Pharma todo es realmente muy complejo. Si el tutorial puede echar para atrás, las primeras misiones y sus fracasos también lo harán. 

Big Pharma mejoras

Pero llega el gran día y ¡por fin logramos un medicamento contra la migraña! Pero ¿qué dice cualquier prospecto? Efectos secundarios. Así es. Cada medicamento tendrá su efecto positivo pero a la vez sus efectos secundarios, algunos mejores que otros. Y evitar esos efectos secundarios implica modificar el compuesto añadiendo maquinaria, o lo que es lo mismo: Incrementar costes.  Entonces ¿Qué hacemos? ¿Ahora qué hemos logrado ese medicamento lo cambiamos o lo dejamos así? Total…solo por unos mareos, unas náuseas, pesadillas, hipertensión…¿Vale la pena el coste que supondría eliminar esos mareos?

Pero nos falta añadir otro aspecto a tener en cuenta, la competencia. Porque tu medicamento puede ser la bomba pero si la empresa competidora saca otro para combatir la enfermedad sin esos efectos secundarios que genera tu medicamento, estás perdido. No nos olvidemos que en el fondo, aunque se juegue con la salud de las personas, es un negocio. Y el objetivo del juego, como en la vida real, es obtener beneficios y no ser superados por nuestros competidores. Así que las campañas de marketing que hagamos, serán realmente necesarias. 

Big Pharma

Big Pharma es un juego sencillo, austero diría yo, y algo monótono, pero que cumple perfectamente la misión de ser un juego de estrategia empresarial de la industria farmacéutica real. Y remarco real ya que le hubiera sentado genial un toque más desenfadado para entrar mejor. Pero que deberían trabajar en mejorar los controles, complicados, imprecisos y en ocasiones provocaba eliminar maquinaria sin querer. Unos menús complicados, nada intuitivos ni accesibles, con una letra demasiado pequeña especialmente si lo juegas en Switch y con errores de traducción que hacían más complicados esos primeros compases por el juego ya que te derivaban a ir a cierta pestaña para encontrar algo que no aparecía con ese nombre. 

Los juegos de estrategia se han hecho muy populares por la diversión que aportan, desde llevar zoológicos, hospitales o ciudades. Pero en este caso la compleja creación de las líneas de producción de nuestros medicamentos harán que le juego se torne pesado y que cueste darle esa oportunidad que seguramente se merece si estás dispuesto a dedicarle el tiempo necesario. Probablemente si hubieran añadido personas realizando los trabajos en esa cadena de producción, le hubieran aportado algo de calor y alegría al juego. Algo de lo que carece totalmente. 

Leave a Comment

Required fields are marked *.