Análisis Threes

“Aprende en un minuto. Juega toda tu vida”.

Con este eslogan nos descubrían una de las mayores adicciones de juegos para movil.

 El juego consiste en emparejar números. Una mecanica muy sencilla y simple a primera vista pero que, a medida que uno se sumerge en el juego, se queda a un lado para mostrar un reto acompañado de una terrible adicción.

La base de Threes es una cuadrícula, de tamaño 4×4 en el que van apareciendo fichas de color rojo y azul con los números 1 y 2, que se deben ir combinando para crear el 3. A partir de  este número ya solo se pueden emparejar fichas del mismo número hasta conseguir, la mayor puntuación posible. El juego termina cuando no hay movimientos que quedan en la parrilla

Threes

Empieza como un juego ideal para aquellos momentos vacíos (viajes en metro, salas de espera….), momentos de 5 minutos que se acaban convirtiendo en un reto personal tras intentar e intentar superar las puntuaciones.

Threes destaca por su presentación: unas adorables fichas con cara y personalidad propia. Por ejemplo,  si intentas mover una ficha a un sitio que no corresponde o aparece un nuevo número tras la fusión de fichas, se oirán voces “(nooo” o “uh-huh”) para mostrar su pensamiento.

Buen diseño, presentación elegante y simple, pero sin ser aburrida, a manos del ilustrador Greg Wohlwend. Cuenta con una interfaz fluida y una música tranquila y suave, a cargo del compositor Jimmy Henson, -responsable de juegos como Mass Effect 2 o Black Ops 2 – que acompaña todo el juego pero que, a pesar de repetirse la misma pista, una y otra vez, uno no se cansa de escucharla de fondo mientras se rompe la cabeza pensando en como cuadrar los números.

Tras la increíble acogida, no han tardado en presentarse clones. El primero, 1024, que llegó el 27 de febrero. Luego, el 9 de marzo, llegó 2048, con una mecánica muy parecida, o Eights. Que a su vez han dado lugar a más imitaciones como  Numberwang 2048.

 Threes

¿La gran diferencia?

Threes es de pago (1,79 euros) mientras que el resto de clones son gratuitos.

¿Vale la pena pagarlo?

Sin dudarlo, sí. Y si no lo creéis, haced la prueba, una vez probáis Threes, el resto os parecerán carentes de la magia que los creadores del Threes le han aportado al juego.

Leave a Comment

Required fields are marked *.