Análisis Monument Valley

Más allá de la diversión y el entretenimiento que cualquier juego de puzzles pueda aportar, Monument Valley se diferencia por ese aporte estético que genera toda una experiencia visual.

 Inspirado en la obra de M.C.Escher, el juego nos introduce en un mundo imaginario e imposible a simple vista pero que supondrá un desafío para los amantes de los puzzles de las geometrías imposibles.

Comenzamos el viaje sin conocer el argumento ni la misión que debemos llevar a cabo, no es hasta el final del juego que descubrimos ese fin.

La protagonista, una joven y silenciosa princesa llamada Ida, va recorriendo escenarios en los que se deben superar puentes, escaleras, puertas pero siempre teniendo en cuenta el truco visual que en todas las pantallas aparecen, ocultos en un primer momento, y burlando, por el camino, a los Hombres cuervo.

Monument Valley

La historia, que se desarrolla en 10 niveles y tiene una duración aproximada de 90 minutos, es bastante sencilla, pero las expectativas visuales del siguiente nivel es mayor que el deseo de una dificultad más exigente.

El juego tiene un diseño simple y minimalista, con formas geométricas, los colores son suaves y la música es tranquila.

Según explicó el director técnico Peter Pashley: “Nos propusimos hacer un juego en el que cada pantalla es una obra de arte”Y lo consiguieron…

Un cuento explicado en base a breves historias y puzzles del que es imposible aburrirse.

Además, el juego permite compartir las fotos por las diferentes redes sociales disponibles.

El precio: 3,59 €, una cifra excesiva tanto por la duración como por la dificultad del juego en sí. Detalle que quizás podrían haber mejorado los del Estudio Ustwo. Más aún teniendo en cuenta la no rejugabilidad del mismo.

Disponible para IPad y en breve para Android.

1 Comment Write a comment

  1. Lo tenia fichado desde hace un tiempo y ahora que me lo has recordado, veo que ya ha salido para Android.

    Mecánicas simples y un arte que no deja indiferente a nadie.
    Un bonito juego emergente aunque es una pena que sea tan cortito, intento absorber al máximo cada detalle de cada uno de sus niveles y disfrutar de esos puzles imposibles.

    Me acompañará en los viajes en metro durante unos pocos días 🙂

    Reply

Leave a Comment

Required fields are marked *.