Nioh - Beta

Impresiones Beta Nioh

Confieso que no me da la vida para estar al día de todas las novedades del sector, y mira que me gusta saber, pero lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible. Así que yo empecé a saber de este Nioh en la beta cerrada y sólo por videos de gameplays en YouTube. Sin embargo, me gustó lo que vi, y me quedé con la copla, apuntándome en su página web para cuando saliese la beta abierta para nosotros, jugadores.

Y este fin de semana pasado me llegó la notificación de que estaba disponible. Curiosamente entre las pruebas de otros juegos, más los que tengo pendientes, pues lo puse a descargar, pero como algo a lo que le dedicarás tiempo cuando tengas rato o estés aburrido. Cuando terminó (gracias por mi conexión de cartón piedra) le di para ver si funcionaba y… la lié.

Y es que este hijo de Team Ninja y Tecmo Koei ha llegado como una de esas mascotas que se cuelan en casa sin esperarlo, y cuando te quieres dar cuenta ya las quieres y es imposible deshacerte de ellas. Sin hacer ruido, ni gran campaña de marketing, es probarlo y quererlo, y eso que es un gato arisco que muerde y araña con saña, no sea que te creas que lo has domado. Ni mucho menos, queridos. Pensad en un juego difícil, frustrante, malvado y tramposo. Si, justo ese. Dark Souls inspira y comparte mecánicas y esquemas con Nioh, pero este tiene la suficiente personalidad y diferenciación como para que sea protagonista, y aunque las comparaciones ya sabéis que son odiosas, veremos que son solo en la forma, no en el fondo.

Nuestra historia empieza también sin demasiada información previa, pero en un alcance menos místico y enigmático, que no aburrido. Somos un marinero europeo que naufraga en la costa del Japón feudal sin absolutamente nada más que una espada de madera y ropas hechas jirones. Existe un tutorial previo que os recomiendo encarecidamente hacer para aprender los movimientos básicos y el uso de las teclas del pad, que son todas y con su complejidad para hacer que nuestro protagonista, William, sea capaz de sobrevivir… al final.

Porque en ese primer enfrentamiento real las vais a pasar canutas. El sistema de combate de Nioh es complejo y necesita una cierta preparación y planificación. No vale el darle muchas veces y fuerte a los ataques. Existe una barra de stamina o ki, que se desgasta, y mucho, en cada una de las acciones. Por otro lado, los enemigos son feroces y persistentes, y una vez que te detectan no permitirán que te vayas indemne. Por suerte también tienen su barra de ki que se agota, y tendremos que tenerlo en cuenta para preparar nuestras embestidas. La pérdida de todo nuestro ki (o del suyo) hacen que el personaje se quede parado jadeando e indefenso hasta que se recupere un poco al menos.

También podemos recuperar este ki si pulsamos una tecla del pad justo en el momento en el que el ki utilizado en tu ataque o combo, te rodea, salvándote la vida cuando más lo necesitas. Lo malo es que te tienes que acostumbrar a usarlo, y aprender a hacerlo, porque si te mueves, lo pierdes. Tienes que esquivar, rodar, parar, reposicionarte, elegir el golpe entre normal y fuerte (más lento y consume más ki, pero hace mucho más daño) y para acabar de complicarte la vida, puedes elegir entre tres tipos de guardias, alta y potente, pero gastona, media y un poco para todo uso, y finalmente baja, menos dañina, pero mejor para defenderte y gastar poco ki.

Y puedes cambiar siempre en medio de cada combate, cuando quieras y sea necesario. Lo que estarás viendo es que son muchos dedos, muchas teclas, todo a la vez y poca vida. Porque además no iras de uno en uno, al principio sí, pero enseguida veras que combatir con más de un enemigo es tarea ardua y estratégica. Puedes fijar tu blanco, pero tienes que vigilar a los demás que no te creas que se van a esperar caballerosamente a que acabes con su primer amigo.

Cada vez que mueras todo volverá al estado inicial, y tendrás que ir a recoger tu cadáver y la amrita (una de las monedas del juego usada para subir nivel. Sí, las almas :D), y tendrás que encontrar los templos para orar y poder subir nivel (Sí, las hogueras :D) que también harán que los enemigos reaparezcan. Las similitudes como veis son obvias e innegables. De hecho, hasta la disposición del hud del juego es similar, con la cruceta para activar las ventajas y los objetos. Yo pienso que es hasta buscado y a posta, buscando atraer a jugadores del nicho. Este Nioh es un ser taimado y tramposo.

Nioh quiere que mueras, quiere que aprendas, quiere que repitas, quiere demostrarte que no es un juego artificialmente difícil a base de subir el nivel. El objetivo es que vayas recopilando armadura, armas, equipo, objetos. Quiere que aprendas a usarlos y a obtener las ventajas que te proporcionan. Quieren que evoluciones el personaje y te hagas más fuerte, más rápido, más inteligente. Y aunque seas un experimentado jugador de otros juegos, incluidos los Dark Souls, mueras y te quedes con cara de pasa pensando en cómo vas a pasar de esa zona con cinco samuráis ávidos de tu sangre.

Su sistema de niveles es complejo y variado. Unas habilidades te pedirán monedas, otras amrita y otras que gastes tiempo en un arma determinada, otorgándote puntos para técnicas y combos realmente útiles. Que pruebes las katanas, las lanzas, los bo, los shuriken, los arcos, los mosquetones… El arsenal es múltiple y variado, pudiendo equipar dos armas a la vez, más otras dos de largo alcance que también puedes ir cambiando cuando más lo necesites. Así podrás atraer a un enemigo y separarlo del resto con tu arco, o debilitarlo con un tiro en la cabeza de tu mosquetón, luego hacer control de multitudes con tu lanza, y finalmente ya más igualada la lucha cambies a tus katanas dobles y plantes el miedo en el corazón de tus enemigos. Y esto lo puedes complementar con bombas, piedras, señuelos, hechizos… Y todo esto en un enfrentamiento normal, que aún no hemos llegado a uno de los jefes.

El progreso es notable y perceptible, tu armadura es mejor, tu ki es más duradero, las armas son más dañinas y las manejas mejor, y toda la frustración con la que empezaste queda derretida como la nieve en agosto, pero no te confíes. Un mal movimiento y ese enemigo de bajo nivel te robará vida que luego puedes necesitar. Recuerda de Nioh es taimado y tramposo, no lo olvides. Los niveles son inteligentes, intrincados, con trampas y recovecos donde menos te lo esperas que esconden peligros. No será la primera vez que veas a dos enemigos junto a una fogata y al acercarte salgan cuatro más de las sombras o de ese cobertizo y tengas que entablar una pelea de uno contra seis. Bueno, no solo uno, porque tu espíritu guardián te ayudará, proporcionándote una cobertura y daño notable, y que te permitirá sobrevivir o correr para contarlo, que también es una opción.

Tu espíritu guardián se irá cargando según avances y mates enemigos hasta tener una especie de ultimate que te debilitará enemigos e incluso acabará con algunos de los secundarios. Es especialmente interesante cuando te ves rodeado de más de dos enemigos, o bien cuando estés con los bosses, que también son variados y de diferentes tamaños y categorías. Será también el indicador de donde está tu amrita cuando mueras y podrás elegir entre tres diferentes con sus correspondientes ventajas y habilidades. Como ves, toda esta combinación de armas, objetos, hechizos, ataques, guardias, combos y demás, hacen de Nioh algo más complejo y abierto a opciones que los Dark Souls.

Y cuando estas ya cómodo con los enemigos humanos, que te darán algún que otro dolor de cabeza, empiezan a aparecer los Oni y Junkai, y empieza la verdadera historia, con la sensación de haber estado atrapado en un endiablado tutorial. Durante la primera misión has podido enfrentarte a los espíritus de otros jugadores caídos, invocando su espíritu, y ya te has dado cuenta de que realmente están llenos de ira y de odio, porque son enemigos rabiosos y poderosos. Pues ahora tus enemigos son así. Y las luchas con los diferentes bosses son desafiantes, duras, con un timing de recursos muy fino y que te harán sudar y gritar de alegría cuando finalmente los defenestres.

Gráficamente me sorprendió en las opciones del juego una parte para la configuración gráfica, cosa nada habitual en consolas. El juego rinde a 1080 pero puedes configurar la tasa de FPS y varios elementos más para que se adapte al rendimiento máximo que da la consola sacrificando fluidez, o bien sacrificas la parte gráfica para mantener la tasa de FPS estable. Un tema muy curioso, porque realmente aún con la pantalla llena de enemigos Nioh se comporta estable y sobre todo, bonito. Gran trabajo en la personalización del equipamiento, en la que cada pieza de armadura se ve diferente en cuanto te la pones, con sus reflejos, sus movimientos. El escenario es quizás algo más simple gráficamente pero cumple de sobra, pero tendrás que fijarte bien por qué camino seguir porque a veces no es tan evidente.

El sonido da una ambientación estupenda, sobre todo si eres aficionado al cine japonés, donde te sorprenderás con las exclamaciones y gruñidos guturales de tus enemigos. La música completamente típica es preciosa, y te servirá para relajar el espíritu cuando hayas muerto 14 veces contra ese maldito Oni. Todo el juego es hablado en japonés con subtítulos, lo que da una inmersión más profunda. Los efectos de sonido son fundamentales para detectar ataques o trampas, y si juegas con auriculares, entenderás a que me refiero. A veces un canturreo o un ronquido te alertan de donde están escondidos tus enemigos. Y es tu única ayuda, porque recuerda que Nioh es un ser taimado y tramposo.

El caso es que sin darte cuenta, le has echado unas cuantas horas seguidas a la beta, has sudado, has bramado de rabia, has gritado de alegría y te has sentido todo un maestro de armas, combinando tu bo con tus katanas, tus shuriken y las bombas, y defendido por tu espíritu guardián y tu armadura de placas de metal. Y de probar una beta has pasado a desear que saquen el juego de una vez, que se dejen de avances y lo vendan ya para poder darle a gusto y conseguir mejores armas y equipo, más técnicas y magias y acabar con esos enemigos malvados y cativos que te hacen bullying cada vez que te ven. Casi te diría que no lo pruebes, porque empezarás un camino de sufrimiento y superación que te comerá la vida y la paciencia hasta que finalmente acabes con el último espectro del juego.

Porque ya sabes lo que es Nioh

2 Comments Write a comment

  1. Tal y como lo describes ..dan muchas ganas de probarlo!

    Reply

    • Hola Montse. Gracias por tu comentario. Pues no se si aún esta disponible durante hoy y mañana. A mi me ha encantado ,sobre todo por lo inesperado y lo entretenido que es. Espero que te guste.

      Reply

Leave a Comment

Required fields are marked *.