Battlefield 1 - Beta

Impresiones Beta Battlefield 1

Desde el pasado día 31 de agosto hemos podido disfrutar de la beta de uno de los videojuegos más esperados para este año, Battlefield 1, ambientado en la primera guerra mundial.

La beta tuvo sus problemas de conexión los primeros días bajo un supuesto ataque DDoS que hizo imposible entrar a jugar. Por suerte, hemos podido finalmente probar lo que nos ofrece esta nueva entrega de la franquicia más exitosa de DICE.

Hemos tenido a nuestro alcance la posibilidad de jugar en un solo mapa desértico a los modos conquista y asalto, los dos más representativos de la franquicia. En el modo conquista, que consiste en capturar y defender distintos puestos repartidos por el mapa, es donde tenemos un mayor abanico de posibilidades jugables con vehículos, además que es el modo que más jugadores acoge, 64. Respecto al modo asalto para 24 jugadores, sin duda el más entretenido y divertido, funciona como ya se sabe por zonas que se van desbloqueando a medida que los atacantes destruyen dos objetivos en cada zona, mientras los defensores luchan por mantener su posición y evitar que exploten los objetivos. Si bien es cierto que solo hemos tenido la oportunidad de probar un mapa y es posible que esto no se repita en los demás, muchas veces te da la sensación de estar corriendo sin saber hacia dónde te diriges.

El diseño es bastante lioso, cosa que sorprende viniendo de un Battlefield donde el mapeado es un elemento extremadamente importante para la experiencia online, tal y como se ha visto desde siempre en la saga: mapas grandes pero con elementos con los que interactuar, y unos interiores con lógica y bien colocados.

Tenemos a nuestra disposición tanques pesados, tanques ligeros, coches con metralletas incluidas, aviones y, como novedades, podemos cabalgar en caballos y hasta llevar un tren a vapor cargado de armas pesadas. Respecto a los caballos, es un añadido bastante interesante y que funcionan bien en campos abiertos o en ruinas. Podemos disparar con una bayoneta de un solo disparo o sacar nuestro sable y matar a corta distancia a lomos de nuestro caballo. De primeras es bastante divertido hacerte con él, aunque el control sea un poco tosco, pero a medida que se juegan varias partidas uno se da cuenta lo fácil que es jugar con él, a veces te puedes llegar a sentir incluso invencible. Respecto al tren, es un buen añadido que funciona de una forma genial, pues las armas se notan verdaderamente pesadas y potentes y tendrás que usar a la perfección tus habilidades de puntería para que los disparos afecten a lo lejos. Un punto positivo respecto a los tanques es que realmente cuestan de destruir, cosa que se agradece al realismo que busca aportar Battlefield. Otra de las cosas que hay que destacar es el pobre sentido de los aviones en este mapa (esperemos que no ocurra lo mismo en los demás), pues parece que no aportan mucho al desarrollo de la partida, a diferencia de los anteriores juegos de la saga.

Respecto a las armas, tenemos a nuestra disposición un buen catálogo de armas semi-automáticas (de dudosa lógica histórica) y de gadgets bastante variados, siendo las granadas de gas las más interesantes de usar. El sistema de clases se divide entre asalto, médico, apoyo y francotirador, cada uno con sus armas y equipos concretos, y dan un buen abanico de posibilidades para afrontar una situación o sección en concreto.

El sistema de pelotón vuelve una vez más, y suele funcionar sin problema, aunque desde aquí hemos tenido serios problemas para poder invitar a amigos y entrar a partidas conjuntas, pero achantaremos esos constantes fallos al hecho de estar jugando a una beta y no a su versión final.

El mayor punto a favor de lo visto en la beta se encuentra en el apartado técnico. Visualmente luce de escándalo, aunque en consola no es tampoco uno de los mayores referentes, en PC es una experiencia inmensa. El detallado del mapa es magnífico, pero donde más luce es en los cambios temporales mientras estás jugando, pues puedes ver como de golpe estás metido en una tormenta de arena o bajo la neblina de las montañas, y eso aporta a la partida una nueva dimensión jugable, que además tiene un resultado visual de escándalo. Aun así, es un poco decepcionante que en consolas parece ser que el juego no llega a los 60fps, cuando parecía que así iba a ser.

Llegamos al punto más importante, y es la sensación que hemos tenido al jugar. Y no han sido muy buenas. Si bien es cierto que en las primeras partidas todo es bastante espectacular, finalmente no parece ser que no hay mucho motivo para seguir jugando, pues acabas sintiendo que cada vez tiene menos de Battlefield, y eso en parte se debe a la comunidad de jugadores. Obviamente, estamos hablando de una beta y no del juego final, pero este es un problema que ya se vio en Battlefield 4 y en Battlefield: Hardline, además de en los últimos coletazos de Battlefield 3. Parece ser que se ha perdido bastante el espíritu del juego en equipo y de compañerismo que daba gala a títulos tan importantes de la saga como Battlefield 1942 o ambos Battlefield: Bad Company, pues nos hemos encontrado constantemente en la situación de morir, tener 5 médicos cerca y que ninguno fuese a resucitarte, o que nadie tire botiquines o munición, además de que en el modo asalto muchas veces uno se encuentra con la mitad del equipo apostados como francotiradores sin ir a defender o destruir los objetivos, un estilo de juego que tiene lógica en sagas como Call of Duty, pero no aquí.

Parece ser que esta nueva entrega va a sufrir de nuevo esta “lacra” que desnivela bastante las partidas y que hace que ambos estilos de juego no casen ni puedan convivir juntos, lo que trae como consecuencia una menor sensación de satisfacción al jugar. Y por lo que se ha podido ver en esta beta abierta, no parece haber ninguna diferencia notable para que esto no vuelva a ocurrir: desde la aparente facilidad con la que funcionan por arte de magia los rifles francotirador, hasta el ridículo hecho de que con una simple pistola puedas eliminar a un enemigo en el horizonte a miles de metros, son fallos de diseño que esperamos se resuelvan para la edición final del juego.

Tenemos hasta el día 8 de septiembre para poder seguir jugando a esta beta abierta que nos ha causado sentimientos encontrados, así que nos mantendremos expectantes pero cautelosos para la salida de Battlefield 1, que llegará a nuestras tiendas el 21 de octubre a PS4, Xbox One y PC.

1 Comment Write a comment

  1. A mi me ha decepcionado mucho. Demasiados tanques por cada bando y son prácticamente indestructibles, las armas y herramientas son horrendas. La carga de bayoneta sirve mas para hacer un sprint entre dunas que para matar. Normalmente en un BF tienes la sensación de ser un pollo sin cabeza al principio, pero en esta tras meterle horas muchas veces seguimos en esa sensación de no saber que hacer ni a donde ir, mientras un francotirador laser te baldea desde 1500 metros… Por ahora yo no compro.

    Reply

Leave a Comment

Required fields are marked *.