Análisis FIFA 14

EA Sports suma y sigue. Como si fuese un todo poderoso líder de una supuesta liga, o generación, FIFA sigue intratable y mejorando en cada edición el mejor juego de fútbol del año.

 

Si el anterior FIFA fue una gran golosina para todos los aficionados de fútbol, FIFA 14 continuará, un año más, engatusando a una cantidad ingente de jugadores. Su gran rival, PES 2014, se ha inmerso en un proceso regenerativo que le devuelva a la palestra que hace unos años ocupó. Pese a la gran novedad que ha supuesto el nuevo motor Fox Engine, PES 2014 no ha convencido, no solo por contar con grandes ausencias, sino por una jugabilidad poco definida. Esperemos que en un futuro cercano, esta regeneración se convierta en revolución y logre plantar cara. Por ahora la cosa está clara.

 FIFA 14

FIFA 14 continua en un estado de buena esperanza. Todo lo que toca funciona y las grandes novedades de este año son otro gran ejemplo de la madurez que ha alcanzado el juego de EA Sports.

Empezamos con los tiros a puerta, desarrollados bajo el sistema Pure Shot. En FIFA 14 nuestros tiros alcanzarán un realismo nunca antes visto, no solo por la manera de tirar de nuestros jugadores, sino por el realismo que han conseguido darle al esférico. Con Pure Shot cualquier tiro es posible y lo pude comprobar por primera vez en la Gamescom, cuando me comí un tiro de fuera del área en parábola por toda la escuadra de un tal Leo. Ahora, nuestro arsenal de tiros nos otorgará un sinfín de recursos para sorprender al portero y llevarnos el gato al agua. Los centros también han ganado en realismo, dándonos más libertad para colocar el centro allá donde queramos, siempre y cuando nuestro jugador tenga la habilidad que corresponda. Lo malo es que ese realismo provoque que enviemos algún que otro melón a nuestro delantero.

Otro de las novedades importante de este año es el aumento de realismo a la hora de proteger el balón. Imaginaos al típico delantero alto y fuerte que recibe de espaldas  y le viene el central a intentar sacarle la pelota, en FIFA 14 el central va a sudar para vencer a la fuerza o la técnica del ariete. Si a esa mejora le añadimos una física entre los jugadores más elaborada que en FIFA 13, nos encontraremos batallando por la banda codo a codo con nuestro rival, intentado hacernos con el esférico sin cometer falta.

 FIFA 14

El clímax de todas estas mejoras, sumándole un abanico de recortes, pisadas o amagos, lo encontraremos en el mediocampo. Normalmente, cuando hablaba de juegos de fútbol con otros fans del género, siempre lamentaba la falta de esa experiencia de ser un mediocentro de esos a los que es imposible robarles la pelota, como por ejemplo Xavi. No es muy fuerte ni tampoco increíblemente rápido, pero tiene una técnica espectacular y es casi imposible quitarle la pelota. Hasta FIFA 14 nunca había tenido la sensación de controlar a un jugador así, sí que es verdad en la pasada edición estuve a punto de quedarme satisfecho, pero las novedades de FIFA 14 han conseguido que me sacie de cubrir la pelota, amagar, esquivar y ser una auténtica pesadilla para los rivales. Como sabemos, no todos los jugadores son tan buenos como Xavi, así que cuidado no os la roben de un plumazo.

La inteligencia artificial también ha recibido mejoras, sobre todo en los marcajes y en las decisiones que tomarán nuestros compañeros a la hora de atacar la portería rival. Con estas mejoras se ha rebajado la gran efectividad que suponía el clásico pase elevado adelantado, que nos dejaba plantados delante del guardameta; seguirá siendo una gran baza, pero tendremos que ser más inteligentes para llevarlo a buen puerto.

Gráficamente el juego sigue casi igual que en la pasada edición. La mejora gráfica llegará con el lanzamiento de Xbox One y Playstation 4, donde el juego luce a un gran nivel, gracias al motor Ignite. En esta generación destacamos la mejora en la caracterización de algunos jugadores, así como la ampliación de licencias. Al final, en FIFA se podrá jugar hasta con el equipo de mi barrio.

 FIFA 14

Los modos de juego no han variado, aunque si lo haya hecho el menú del juego, mucho más cómodo, eficaz y moderno. Ultimate Team sigue siendo el rey en FIFA 14 y su reinado continuará con las novedades de este año. La más solicitada era la de poder hacer un único partido online, fuera de las Temporadas. Éstas han aumentado de 5 a 10, por lo que vamos a tener que esforzarnos más todavía para llegar a la primera división. Este Ultimate Team incorpora la compenetración entre los jugadores y los estilos de juego, que podremos aplicar mediante consumibles para convertir a nuestro jugador en un experto tirado de lejos o en un potente cabeceador. Todos estos añadidos elevan la diversión y la competitividad de crearse un equipo de la nada e ir consiguiendo un equipo de estrellas imparable.

El modo Carrera también tiene nuevo material. Ahora, cuando decidamos que nuestro jugador ya está mayorcete y debe colgar las botas, podremos convertirlo en entrenador, alargando todavía más nuestra leyenda. Además, en el modo manager tendremos un equipo de ojeadores que, con nuestros criterios de búsqueda, irá en busca de esa joya que potencie nuestro equipo. Volviendo a nuestra vida de jugador, se ha mejorado la inteligencia artificial de nuestro entrenador y tomará menos decisiones incomprensibles que en FIFA 13.

 FIFA 14

Como nota negativa nos siguen quedando los desfasados comentarios en castellano. Simplemente lamentables. Sin ningún tipo de gracia y repetitivos; en un par de partidos ya estaba hasta el gorro del “manifiesta manifiesta” de Paco González. Así que decidí cambiar a los mucho más profesionales e interesantes comentaristas ingleses, que me hacen un seguimiento no solo a mi partido, sino a lo que está ocurriendo en los otros partidos de la jornada, así como comentar el estado de forma de los jugadores. Ni punto de comparación.

La última mejora de FIFA 14 llegará en breve con la nueva generación y su nuevo motor gráfico. Mientras tanto, es imposible aburrirse con el mejor juego de fútbol del año.

Leave a Comment

Required fields are marked *.