Avance Master X Master

La nueva propuesta de NCsoft es cuanto menos interesante. En un mercado de los MOBA donde a día de hoy no parece que nada pueda mover a esas grandes bestias que son League of Legends y DOTA 2 (lejos queda mi amado Heroes of the Storm), no parece muy sabio intentar sacar otro MOBA copy paste y confiar en la bondad de los Dioses. Por suerte, el free to play Master X Master va más allá y ofrece una alternativa fresca y muy divertida.

Tal y como ya hizo la compañía coreana con el primer Guild Wars, la idea de este Master X Master es mutar el género, en este caso el MOBA en lugar del MMO, para añadirle características de un action RPG, véase Diablo, y ponerle la guinda con un sistema de intercambio de héroes muy original.

La principal característica del juego es su Tag System que nos permite intercambiar entre dos personajes (a día de tenemos más de una veintena de maestros) durante nuestras partidas y por lo tanto aumentar terriblemente nuestras posibilidades en el campo de batalla.

Estos maestros están catalogados de una manera clásica que comprende desde el típico support con daño bajo, hasta el asesino con poca vida pero con un dps demencial. La elección es nuestra y sobre todo tendremos que tener en cuenta el modo de juego al que queramos adentrarnos.

El gran acierto, y que puede suponer la diferencia sobre el resto de competidores, es el gran catálogo de posibilidades que ofrece. Partiendo de las Titan Ruins que representa el modo clásico MOBA en el que en un 5 Vs 5 tendremos que acabar con el núcleo enemigo en un mapa de tres carriles. Pese a ser el modo menos arriesgado, este Titan Ruins no se queda atrás en intentar aportar algo nuevo al género y por ejemplo la posibilidad de invocar Titanes (poderosas criaturas que arrasarán con todo) o incluso poder nosotros controlar a uno de ellos aportan mucha frescura a las partidas, que como máximo llegarán a los 30 minutos.

Si destruir el núcleo es una opción para ganar la partida, también lo será llegar a los 1000 puntos. Estos puntos se ganarán mediante asesinatos de héroes enemigos, asistencias, destrucción de titanes, de torres… Casi todo nos otorgará puntos, que en caso de finalización del tiempo máximo definirá al equipo ganador de la partida.

Siguiendo a las Titan Ruins, tenemos la Combat Arena que son combates de 3 Vs 3 en el que, durante cinco minutos tendremos que participar en un Team Deathmatch clásico. Un modo de juego más dedicado al control de nuestro personaje y sobre todo centrado en la escaramuza. Nada de lineas, nada de torres ni núcleos, aquí lo que importa es acabar con el equipo enemigo y que nuestra habilidad prevalezca como muy bien está haciendo Battlerite.

Por último en cuanto a modos de juego, tenemos el modo PVE, un modo historia que deja de lado el MOBA para beber más de un dungeon crawler tradicional en el que deberemos ir avanzando, solos o en cooperativo, por un buen número de niveles, acabando con los minions enemigos y, claro está, con grandes enemigos finales.

Como regalo a los modos de juego, tenemos una serie de mini juegos que amenizaran nuestras interludios entre partidas y quizá nos acaben comiendo más tiempo del que teníamos pensado.

Volviendo a los maestros, durante nuestras partidas irán subiendo de nivel a la vez pero seleccionaremos sus talentos por separado así como sus barras de vida que, por suerte, no comparten. Como en los MOBA, cada nueva partida partirán desde el primer nivel pero la experiencia ganada y diferentes ítems, como armas, que iremos obteniendo como recompensa y nos permitirán desbloquear nuevas habilidades y diferentes mejoras para nuestros maestros favoritos.

La otra gran característica de este Master X Master es que podría llamarse perfectamente NCsoft AllStar ya que tanto los escenarios como un buen número de maestros están sacados de los juegos de la compañía. Si habéis jugado a City of Heroes, Blade & Soul, Guild Wars o Wildstar os hará mucha gracia ver por ahí al charr Rytlock, de Guild Wars 2, con su espada dragón de fuego o a la asesina Jinsoyun de Blade & Soul. También contamos con maestros originales del juego que rellenan en muchas ocasiones los típicos roles de género pero están muy bien paridos y no desmerecen frente a los ya conocidos. Lógicamente, y si no sería sacrilegio, el juego cuenta con numerosas skins para los maestros que permitirán mil y una locuras y seguramente irán ampliando a buen ritmo.

Solo ya por el fandom que sigue a estos títulos, el juego tendrá su visibilidad pero sería injusto quedarse solo en eso. Master X Master está pensado con cabeza y su jugabilidad es francamente divertida, no solo por sus gráficos vistosos y su contexto sino porque la idea del Tag System es francamente buena y puede funcionar tanto para los jugadores casual, como aquellos hardcore que buscarán las mil y una estrategias que volverán loco a NCsoft con el balanceo de habilidades.

El próximo 21 de junio el juego llegará a Europa y veremos que cabida tiene esta nueva propuesta dentro del panorama actual. Si sois fans de los dungeon crawler o de los MOBA, Master X Master es una cita obligada porque puede llegar a sorprender a más de uno su frescura y fusión de mecánicas.

Leave a Comment

Required fields are marked *.