Avance Inmates

Parece que los juegos de terror, psicológicos o no, no pasan de moda, así que Iceberg Interactive apuesta por Inmates que, como da pistas su nombre, es un juego que se desarrolla dentro de una prisión.

Inmates es un juego en primera persona en el que, en la piel de Jonathan, despertaremos de una  pesadilla en otra. El entorno se ve borroso, las luces parpadean, no sabemos donde estamos y encima tenemos un terrible dolor de cabeza. Así que comenzaremos a explorar el lugar donde nos encontramos, esa especie de prisión abandonada por la que iremos encontrando cerillas y que nos servirán para iluminar el camino.

No sabes lo que ha ocurrido ni qué haces ahí pero algunos objetos que vas encontrando te resultan familiares, has estado antes. Mientras sigues avanzando irás encontrando pistas y puzles. Al principio esos puzles serán muy sencillos, como por ejemplo que el resultado sea la hora del reloj que acabas de ver, pero nos aseguran que a medida que avancemos en el juego su complejidad se irá incrementando.

Podremos interactuar con el entorno permitiéndonos abrir rejas de las celdas o bien cogiendo libros u otros objetos que nos encontremos. Ademas, tendremos ciertos flashbacks al ver algunos objetos, como libros o fotografías, en concreto encontraremos un diario de un niño. ¿Un niño en un lugar así? Comienzas a leer lo que hay escrito y de golpe lo ves ‘Sígueme papa’. Una visión..

Encontraremos objetos algo más oscuros, un altar con lo que parece una cabeza de cabra, una cruz invertida y hasta un libro de exorcismo.

También nos encontraremos con una fotografía rota, es Sara, tu mujer. Pero ¿Por qué hay una fotografía de ella en un lugar como este? Sigues sin entender nada, con un dolor de cabeza que parece que vaya a estallarte pero sigues avanzando, ya no sabes si las visiones de personas son reales o no… Encuentras más pistas, una llave y… por la radio alguien te habla, te dice que tu mujer está en peligro y que la tienes que encontrar en la oficina del director pero vigilando que la seguridad de la carcel no te vea.

La ambientación es muy adecuada, tiene una estética muy bien trabajada para hacerte sentir esa sensación de agobio, de no saber que haces ahí ni que ha pasado pero con esas indicaciones de seguir recorriendo los oscuros pasillos e ir esquivando a la guardia que puedas encontrarte. Aunque sepas que no puedes morir la tensión que vives en el juego es considerable y deberás soportarlo durante las 3-4 horas de duración.

Así que si queréis vivir una experiencia que, según nos dijeron, bebe de juegos como el primer Silent Hill o mezcla ese terror psicológico con claras referencias de Sigmund Freud, aunque por lo poquito visto a lo que realmente nos recuerda es a Outlast, os queda esperar unos poquitos meses para que Inmates salga en Steam y podréis haceros con él a un precio de 9,99 $

Leave a Comment

Required fields are marked *.