Avance Gwent: The Witcher Card Game

¿Quién no dejó a Yennefer semanas esperando en la isla de Skellige para jugar al Gwent?  Más de uno seguro.

Gwent fue creado como un minijuego dentro de The Witcher 3: Wild Hunt, y ahora los creadores, CD Projekt, lo han subido de categoría a juego; primero enmarcado en una beta cerrada (ahora ya abierta) y únicamente con la opción de enfrentamiento, tanto contra inteligencia artificial como contra otros jugadores.  Una de las cosas en que ha mejorado esta versión del juego es el hecho de haberla hecha online y en cross-play dando la posibilidad de jugarse en diferentes plataformas. Si bien en el juego tenias la opción de jugar contra personajes de la saga que eso le daba un aliciente, ahora la competición es mucho más extensa y difícil al ser con los miles de jugadores online que hay ya alrededor del mundo en la fecha, no solo de Pc sino de Xbox One, PlayStation 4 y, quizá, próximamente en dispositivos móviles, eso lo convierte en un auténtico campeonato mundial de Gwent.

Nada más empezar puedes acceder al tutorial o empezar una partida de un jugador para practicar. También puedes, directamente, pasar a jugar a una partida multijugador con un amigo o con un rival al azar, siempre más o menos de tu nivel. Aunque no podrás entrar en la clasificación hasta que no alcances el nivel 10. Quizá esta medida puede parecer fastidiosa en un primer momento sobre todo si ya eres todo un experto del Gwent, pero servirá para que te hagas con las diferencias que tiene esta beta con el juego original.

Cuantas más victorias consigas, más rápido subirás de nivel ya que cada victoria te aporta una puntuación que nos ayudará a subir al siguiente nivel. El núcleo del juego no varía respecto a su original. Tienes que ganar 2 rondas para derrotar al enemigo, la mano es de 10 cartas, más una carta líder y las tres filas clásicas de combate cuerpo a cuerpo, a distancia y asedio.  Al empezar tienes todas las facciones que existen: Reino del norte, Skellige,  Nilfgaard, Scoia’tael y Monstruos. Cada una con una baraja inicial con el mismo número de cartas, que puedes ir ampliando. Eso te da total libertad para elegir jugar con la facción que más te guste cosa que no sucedía en The Witcher 3.

En cuanto a cómo ir consiguiendo cartas tenemos varias opciones. Consiguiendo barriles, que contienen cuatro cartas al azar y una a elegir entre tres, los puedes comprar con dinero real, pero personalmente te aconsejo que acumules minerales que te dan ganando rondas, con 100  de estos consigues comprar un barril, eso le añade interés al juego sin tener que ir a lo fácil y ahorrarte unas buenas monedas. No existe mucha diferencia con otros juegos del estilo como Hearthstone o Legends.

También puedes crearlas tu mismo, con materiales que puedes ganar también como recompensa en las victorias. Dependiendo del nivel de la carta que quieras crear te va a costar 80,200 o 800. En esta opción puedes también crear cartas líder. Y si destruyes cartas tuyas que no quieres también te dan materiales.  La última opción es que a veces te las dan también como recompensa en alguna victoria, pero las cartas son al azar no como en The Witcher 3 que podías ir consiguiendo cartas determinadas. Por una parte, el hecho de que puedas comprarlas me parece una mala decisión, no en beneficios para los creadores, (claro está XD) sino como normativa del juego ya que eso se entromete en los combates que hace que una persona con el mismo nivel que otra tenga cartas que no se correspondan con su nivel, aunque después tiene que saber manejarlas, como no.

Si algo han sabido los de CD Projekt, que una vez más han demostrado que no se quedan a medias, es sacarle el jugo a las barajas. No se han quedado con la idea original del juego sino que han trabajado para expandirla con más de 200 cartas en total entre las cinco facciones más las neutrales. Las cartas varían bastante de las del juego original, conservan el mismo nombre algunas, pero cambian el numero de su fuerza o sus poderes. En las cartas neutrales se mantienen las clásicas de quemadura, las cartas de clima, señuelo, etc.  Y se añaden algunas más con opciones que antes no se tenían como convertir cartas de bronce en oro (determinado la afectación de unos efectos u otros), proteger tus cartas con señales de quen o asegurarlas para mantenerlas en el campo de batalla en la siguiente ronda. Las posibilidades se abren infinitamente. Cabe destacar que lo que más cambia es que ahora muchas cartas quitan fuerza a las cartas de tu rival y otras te suben la fuerza de las tuyas, por ejemplo, tenemos cartas que en cada turno tuyo restan un punto a una carta de tu rival. El aliado ideal para salvarse de eso es convertir tus cartas en oro. Eso enriquece las partidas aumentando la tensión, y convirtiéndolas en auténticas batallas donde nunca vas a saber cómo terminarás dado que, por ejemplo, puedes estar ganando, mientras que a tu rival le queda esa única carta donde le resta 3 de fuerza a cada carta de toda una fila de tu bando. O sea se trata de azar sí, pero también de saber aprovechar el azar.

Una vez superado el nivel 10 y entrando en las partidas clasificatorias tendrás una puntuación extraída de tus resultados en las partidas anteriores; por lo que no comenzarás exactamente desde cero.

Para los que lo que más les gustaba de este juego era la integración en la historia de The Witcher 3, puede que esta beta cerrada les decepcione un poco ya que es puramente Gwent sin nada más, a excepción de conservar el universo de The Witcher en las facciones, los nombres de las cartas y el pie de historia en cada carta. Tocará esperar a la versión final del ya que contará con una aventura de un jugador contra la maquina en la participaremso en una historia de Geralt y sus colegas y deberemos tomar decisiones y superar desafíos que nos podrán otorgar nuevas cartas para nuestros mazos habrá más historia con cartas que ir consiguiendo y desafíos con personajes de la saga.

En conclusión, para estar todavía en estado beta, satisface las expectativas. Personalmente como fan del juego me ha enganchado aún más que el original. Si nos centramos puramente en el juego de cartas CD Projekt no solo ha hecho una buena adaptación, sino que la ha mejorado con creces (un ejemplo son las excelentes animaciones de las cartas) y lo ha explotado muy bien, abriendo un universo con infinitas opciones y horas y horas de entretenimiento y estrategia sin perder la atmósfera de la saga de Geralt de Rivia. Puede que el hecho de tener tantas cartas con multitud de poderes pueda llegar a saturar un poco pero también te obliga a abrir el ingenio y si eso es lo que buscas en un juego este no te decepcionará.

Leave a Comment

Required fields are marked *.