Avance Dragon Ball Fighter Z

Es como la serie. Posiblemente esa es la primera respuesta que siempre tiene lugar cuando dos personas se encuentran y uno le pregunta a otro sobre el juego de Arc System Works. Dragon Ball Fighter Z es el sueño hecho realidad para los fans de la saga y un juego muy interesante de combate para los que ni les va ni les viene la obra de Toriyama.

Si bien es cierto que no tiene demasiado valor que yo afirme que es un calco de la serie, ya que creo que lo vengo diciendo desde Final Bout y ahí está el juego para poder valorar ahora con más perspectiva, el caso es que la semblanza con la serie no es tanto por sus espectacular apartado técnico y artístico, que es de quitarse el sombrero, sino por lo bien que se han implementado los movimientos de cámara en los combates.

La experiencia de juego es muy similar a la de los Naruto: Ultimate Ninja Storm de CyberConnect2 ya que nos mete de lleno en nuestra serie favorita y nos hace disfrutar de su jugabilidad, a la vez que nos da esa sensación de estar viendo un capítulo de la serie. La pena es que mientras en Naruto se han explorado otras vías de jugabilidad con la exploración y algunos elementos RPG, en Dragon Ball Fighter Z nos centramos únicamente en el combate que, a su favor, es mucho más profundo.

Tener a Arc System Wors a cargo de un juego de lucha es serio. No hay medias tintas y ahí están los BlazBlue y Guilty Gear para demostrar la maestría del estudio nipón para hacer juegos de tortazos en dos dimensiones. Dragon Ball Fighter Z se siente como un juego de lucha serio, compacto y con mucha chicha para los amantes de los juegos de lucha, además de para aquellos que simplemente quieren enfrentar a Goku y Freezer y luego hacer un FIFA.

El planteamiento es de 3 VS 3 con un sistema tag (relevos) y en el que nuestro luchador principal además del relevo podrá solicitar la ayuda de uno de sus dos compañeros para sorprender al enemigo o para alargar el combo. La selección de nuestro planten entonces no queda únicamente relegada a aquellos personajes que nos gusten más sino que tengan sinergia entre ellos para hacer un equipo demoledor.

Cada personaje es muy diferente entre sí y eso hace que el plantel de actualmente 13 personajes (11 de Dragon Ball Z y 2 de Súper) esté muy trabajado y su escasez no escueza tanto aunque esperamos que de aquí a su salida en febrero del año que viene vayamos viendo más personajes de Toriyama engrosando la plantilla, que ahora mismo es el gran defecto del juego.

En la Gamescom pudimos probar el juego pero antes nos hicieron una presentación con jugosas novedades como son la llegada de Krilin que puede curar a sus compañeros con habichuelas mágicas y los hermanos androide C17 y C18. La gracia de los hermanos creados por el Dr. Gero es que realmente controlamos a C18 pero C17 participa en un gran número de ataques de su hermana. También pudimos ver un poco a los dos personajes de Súper, Goku y Vegeta en estado Súper Saiyan Blue, que tendrán la habilidad innata de descargar toda su energía en un súper ataque, que lógicamente será devastador. Ambos personajes podrán ser desbloqueados en el juego pero si reservamos el título, los tendremos de base.

También vimos por encima el lobby del juego por el que nos moveremos para acceder a los diferentes modos de juego, tiendas, etc Todo ello basado en localizaciones del manga. La gracia es que todo ello es en versión kawaii y nuestro personaje, que podremos cambiar al conseguir nuevos aspectos, será una versión adorable de uno de los personajes del juego y podremos interactuar con el resto antes de retarle y partirle la cara.

Por último, nos anunciaron dos modos de juego. El primero es un 3 Vs 3 pero en el que cada personaje será controlado por un jugador diferente. La estrategia en el combate, la elección del personaje y la comunicación durante la pelea serán claves para poder arrasar al equipo rival. Un modo perfecto para echar unas risas con amigos aunque también nos permitirá buscar rivales online por si no tenemos a alguien cerca para formar equipo.

También dieron la campanada y anunciaron el modo campaña del que solo vimos una ilustración en la que salían los personajes del juego en tonos grisáceos y con cara de malas pulgas (¿versión zombi o androide?) y en el que el androide C16, revivido de los cielos de las tuercas, jugará un papel clave en la historia.

En cuanto al hands on con el juego pues deciros que es muy divertido y satisfactorio jugarlo. Obviando el embobamiento inicial viendo a los personajes, sus movimientos y sus primeros súper ataques, el juego es muy accesible para todo el mundo y podemos hacer Kamehames sin ningún problema (ojo al de Son Gohan con su padre desde el más allá ayudando). Eso no quita que un jugador experimentado en juegos de lucha te pueda hacer un siete en cualquier momento, como me ocurrió a mí (a mi favor diré que llevaba a Piccolo y quería meterme en el papel del namekiano) y entonces te des cuenta que no eres ni de lejos el saiyan de la leyenda. El juego sigue la máxima de easy to learn hard to master que será muy enriquecedora para los jugadores que quieran dedicarle horas y exprimir al máximo todo lo que esconde este Dragon Ball Fighter Z que va camino de convertirse en uno de los grandes juegos de la historia de Dragon Ball.

Leave a Comment

Required fields are marked *.