Avance Endless Space 2

Pasemos a analizar este juego de estrategia espacial 4x desarrollado por los mismos que Endless Legend, Amplitude Studios. Hemos de aclarar que este análisis está basado en su beta, por tanto, aunque hayamos vistos ligeras cosas sin pulir son, haciendo un símil, las hojas sin salir del árbol ya formado.

Lo primero que destaca en Endless Space 2 es su rico diseño artístico, si lo vamos a comparar con su destacado oponente Master of Orion, este Endless Space goza de un diseño más adulto de cara a la exploración espacial. Y es que la ciencia ficción pretende ser algo inóspito, lleno de riesgos… Master of Orion pretende lo mismo, pero en un tono más humorístico, de modo que en ese sentido el tono de Endless Space 2 es más adecuado, así como su diseño artístico.

El diseño de las naves es el acostumbrado, y el de los entornos también, pero hay una interesantísima atención al detalle de cara a la emoción que se desea transmitir. Por ejemplo, esta imagen:

Sólo con ver la imagen ya nos damos cuenta de la situación que tiene la humanidad o “United Empire” con estos seres llamados Cravers, imágenes cómo esta hacen de Endless Space 2 un juego que sabe a dónde va, y es que en este sentido el juego de Amplitude ofrece una visión más amplia que Master of Orion (En breve dejaremos las comparaciones), como he dicho Master of Orion es más cómico, menos maduro si se quiere decir así y podemos hacer en un planeta muchas cosas, pero si algo va mal, veremos un déficit de población, o trabajadores en huelga… pero nunca tendremos una conciencia clara de qué ocurre y aquí, gracias a un tratado más claro de lo que significa una civilización veremos una evolución o un progreso de la misma desde una perspectiva más “realista”.

Si un juego narra incluso en las pantallas de carga de una forma tan contundente como esta… algo está haciendo bien.

En cuanto a sus mecánicas, pues bien, resulta un juego cargado de opciones, cargado de posibilidades y cargado de eventos.

Nuestro imperio tiene un pilar base, ese pilar es la población. Hay un esquema político en este juego que personalmente me ha gustado, por cada sistema, por cada planeta hay que intentar que la población te siga en tu doctrina política, y así irás ganado elecciones, no es un factor que me esperaba en este juego, pero desde luego logra que me preocupe más por mi población que muchos otros juegos de estrategia, bien es cierto que muchos lo contienen, pero aquí, donde por un caos un planeta entero puede perder muchas vidas… no sé… da que pensar y que sentir. Obviamente cuanto mejor estén tus ciudadanos más votaciones.

Por otra parte, el sistema de árbol de ciencia es un sistema muy estancado y poco visual, agradecería una cierta información más, pero esto a todos los niveles, creo que en todos los juegos ocurre, que si tienes “A” tendrás “B” más adelante, pero no te avisa del todo de los pros y contras, o simplemente su basta interfaz, pero es una minucia de comentario negativo.

Los recursos son: Alimentos, dinero, industria, ciencia, influencia y poder; estos se extraen de los diversos planetas, al igual que ocurría en Endless Legend con los hexágonos. También encontraremos recursos especiales, esta gestión de recursos va de la mano con nuestra cercanía a la población, pues a mayor bienestar mayor producción.

Un fallo que encuentro es la vía diplomática pues al final siempre es mejor para ti decantarte por la guerra. Esa forma de acercarte a una necesidad de bienestar con tu pueblo es ajena a otras civilizaciones, de modo que puedo tener contacto comercial con una civilización, pero la ayuda es mínima, puedo ver como ayudan y sí… están bien… pero la guerra no parece un recurso último, sino más bien, el juego parece pedir una guerra para un mejor sistema de gestión (más planetas). Además, el tema diplomático es muy lento.

En este punto hay algo que decir, el sistema de combate, bien no está muy avanzado, puede ser automático y/o cinemático, el cinemático está bastante bien cuidado y es un disfrute, pero no podrás controlar a tus naves (en Master of Orion sí). Pero el concepto estratégico está bien pensado pues puedes planear tus movimientos bélicos antes de comenzar una batalla, eso le da un toque mucho mejor al tono general, pues un emperador (tú) estará disfrutando del espectáculo en la lejanía tomando las decisiones de importancia con un café antes de cada batalla. Y siguiendo con los combates vayamos a las invasiones planetarias, hay un combate terrestre que conviene conocer bien pues no es tan sencillo, pues hay que tener en cuenta que si lo alargamos mucho nuestros recursos empezarán a desequilibrarse y nuestro enemigo lo puede aprovechar.

Otro concepto que también me ha gustado mucho es el de las microhistorias que puedes crear con tus héroes, estos será personajes con una determinada virtud ya sea militar, científica o gubernamental y estos a su vez irán evolucionando de cara a su experiencia hasta el punto de convertirse en factores indispensables para tu imperio.

Cada sistema será diferente, encontraremos algunos que estén en desacuerdo con nosotros, pero un buen héroe formado a tiempo lo podrá atenuar, y, con ello, devolverlo a la normalidad.

Tampoco os esperéis un juego en que lo prioritario sea la conquista, pues conquistar o colonizar es importante, sí, pero lo realmente complicado e interesante a mi juicio es el control interior o tu política interior, podemos realizar rutas comerciales con naves comerciales públicas.    Este es un toque muy muy refrescante, ya que creo que en este tipo de juegos espaciales esto se había tocado más bien poco.

El juego de Amplitude también es procedural. Eso significa que cada partida es una historia en sí misma para los jugadores con más imaginación. Hablando de la interfaz, no es un mapa estático como en otros juegos, sino que al presionar en un sistema veremos más detalladamente los, por ejemplo, planetas, y así nuestro paseo por la galaxia será más llevadero.

Como he dicho una beta, está en early access, pero es un juego sólido con sus ciertos errores a nivel narrativo, pero eso no lo convierte en mal guion, sólo que hay cierta disonancia, pero volviendo al tema jugable, es sólido pero exigente.

Si quieres una aventura de Sci/fi con toques adultos, pruébalo, si quieres un juego más clásico, con más importancia en la conquista y en la construcción de naves pues prueba con Master of Orion, ambos son rivales, pero ofrecen visiones tan dispares que pueden convivir en paz en la galaxia ¿o quizá no?… bueno, el tiempo lo dirá

Leave a Comment

Required fields are marked *.