Análisis RimWorld

Estamos en una época extraña de los videojuegos. También, en cierto modo, para muchas otras artes, pero lo cierto es que en los videojuegos estamos viendo un cambio muy curioso.

De alguna forma al ya no ser único el lujo del desarrollo de juegos por parte de gigantescas compañías, el llamado juego “indie” se está convirtiendo en ya no un extraño subgénero, sino en una vertiente tan válida a la que muchos jugadores están cogiendo cariño pues regresa a la diversión de las mecánicas de este ámbito.

La gente ya no espera (en su mayoría) los mejores gráficos ni nada por el estilo… ahora es el turno de analizar RimWorld, un juego que está construido sobre unos cimientos tremendamente sólidos y que representa el espíritu de hoy en día en la industria, al menos en este campo.

Una nave espacial cae en un planeta aleatorio a cada partida, es decir, no siempre es el mismo tipo de planeta, varía el clima, varía la superficie, varia el terreno… y esos serán temas claves en el transcurso de nuestra aventura, pues deberemos escapar de ese planeta. Estamos ante un juego de estrategia en el cual debemos de dar órdenes a nuestro grupo de colonos.

La cámara se sitúa en una perspectiva cenital, y poco a poco iremos manejando a nuestros colonos intentando conseguir recursos, manipulando estructuras, y creando edificaciones.

Seguro que recuerda a Prison Architect a más de uno. Bien, pues lo cierto es que sí. Esa perspectiva cenital… esos gráficos… esa interfaz… tienen mucho en común.

Prison Architect generaba un ambiente muy realista y no por sus gráficos ni nada por el estilo, sino por las reacciones de los individuos y su relación con el entorno.

Pues con RimWorld es algo semejante, pero de otra forma, pues incita a algo más, la exploración del planeta para obtener los recursos.

Si tuviera que buscar similitudes una de ellas sería Master of Orion, pues, aunque no tenga nada que ver a primera vista, sí que hay un punto común: LA ALEATORIEDAD.

Digo esto porque es un título en el que en cada partida nos encontraremos con distintos ecosistemas planetarios desde desiertos hasta bosques, los personajes que tenemos en nuestra base con el fin de escapar del planeta vivirán decenas de microhistorias, en una por ejemplo dos individuos se enamorarán, y quizá en la habitación de al lado se matarán dos personajes más… es aleatorio, pero con un orden establecido para que todo sea regulado como debe ser. Y ese es tu papel, tú eres el líder de estos colonos, pero no creas que tu trabajo se va a limitar a hacer de relaciones públicas…

Otro punto fuerte del título es la creación y gestión de recursos, hay que cultivar todo lo imaginable para sobrevivir… o también conseguir madera plantando y talando árboles etc… ya sabéis… nada nuevo para hoy en día, sin embargo, siempre es interesante.

También, como en todo juego de supervivencia actual contamos con enemigos, y por tanto debemos de tener defensas preparadas en todo momento.

Las mecánicas son sencillitas, casi todo se lleva a cabo con el ratón, pero hay que tener en cuenta que en un principio puede resultar agobiante, pues las opciones en ocasiones te pueden saturar, es decir, el juego en ese sentido es exigente, da las pistas para jugarlo, pero muchas de sus posibilidades se las guarda para aquellos jugadores que quieran exprimirlo más. Lo cual no me parece mal, pero sí que añoré un pelín más de ayuda para orientarte. Como digo hay muchos ítems… y claro, las posibilidades con ellos, o qué hacer en caso de que a algún colono le ocurra algo en particular…

Aunque he de decir que ciertas interacciones emocionales que repercutan negativamente en tu gestión son inevitables si no estás realmente atento… por ejemplo, que un personaje esté enfadado con otro y lo acabe matando.

La IA tanto de los integrantes de tu base, como de los enemigos resulta inteligente, bien es cierto que no deben de hacer demasiadas cosas desde un punto de vista global (aparentemente) pero sí que te puede sorprender… por ejemplo, los enemigos te atacaran desde la distancia si nuestras defensas o murallas son muy fuertes a corta distancia… etc…

Otro punto bueno son las asignaciones de personajes a una determinada habilidad, por ejemplo, el que sea un buen “granjero” … pues a cosechar, o un buen médico pues a la enfermería.. comercio… tecnología… etc… Todo para los fans de la estrategia está servido. Puntos malos no encuentro muchos… quizá que, dependiendo de a quién, se le haga un poco pesado con las mecánicas actuales, que son, en cierta forma, más ágiles y fluidas…

Si te gusta la estrategia y la supervivencia este es tu juego, más completo que muchos otros del género que lucen su 3D y mucho más desafiante por todos y cada uno de sus factores… aunque no puedo evitar sentirme un poco desangelado ante la posibilidad de una mayor innovación en el género, pues tampoco arriesga mucho con respecto a las mecánicas (que repito son buenas).

En fin, buen viaje, buena exploración y feliz gestión.

Leave a Comment

Required fields are marked *.