Análisis Razer Kraken Pro V2

Todoterreno. Si tuviera que definir los Kraken Pro V2 en una sola palabra sería esa. Ya sea para echarle horas a nuestra consola o PC o a cualquier dispositivo móvil, el headset de Razer cumple a la perfección con una excelente ergonomía y una buena calidad de audio.

Diseñados con la mente puesta en los jugadores de eSports, los Kraken Pro V2 cumplen con una de las grandes lacras de algunos auriculares (incluso de alta gama): la incomodidad tras muchas horas de uso.

La combinación de un esqueleto ligero y muy flexible, construido en aluminio, y unas almohadillas más grandes que la versión anterior, convierten a los Kraken Pro V2 en los auriculares más cómodos que yo haya tenido en mis orejas. Ya no hablo de sensaciones iniciales o de una o dos horas de juego, hablo de largas sesiones en las que casi tu oreja se ha fusionado con la almohadilla y no sabes que llevas los auriculares hasta que alguien te toca la espada porque lleva un buen rato llamándote.

Aunque esto ya es a gustos, su poco peso y flexibilidad permiten perfectamente llevar los auriculares puestos todo el día ya sea dándoles uso o colgados en el cuello. En mi caso, por regla general, cuando no estoy utilizando unos auriculares prefiero guardarlos en mi mochila y sacarlos solo cuando toca pero con estos Kraken he preferido dejármelos al cuello, en lugar de buscarles un espacio en la mochila que dado su volumen no es tarea fácil (que no estamos hablando de unos auriculares de botón precisamente). Como digo la base de estos auriculares es la de satisfacer al jugador profesional de eSports que está largas horas jugando y esperando en su silla la siguiente partida. Es difícil que no encontremos una configuración a nuestro gusto dentro de las cinco posiciones por lado que permite la diadema..

Para una mayor personalización y ganar en confort, las almohadillas son extraíbles y en caso de rotura siempre podemos comprar unas nuevas o también cambiar la forma redondeada de las originales por otras ovaladas al precio de 24,99€ en la tienda oficial.

Otra punto a favor de su habilidad todoterreno es su conexión jack de 3,5mm que le permite conectarse a todo aparato viviente y hago énfasis especialmente en conectarnos rápidamente a los mandos de Xbox One (si es de los antiguos necesitaremos adaptador), de PlayStation 4 y la más reciente Switch.

Nada de conectarse por USB y estar a una distancia prudencial de la consola (la que el cable nos permita). Me encanta esa facilidad y cambiar en un instante del sonido de la TV al aislamiento de los auriculares que, por cierto, es tremendo.

En cuanto a la calidad del sonido, los Kraken Pro V2 son estéreo y la verdad es que muy digno, con un sonido muy claro y con unos bajos considerables pero quizá no apto para los más exigentes.

La nitidez del sonido es básica para un jugador profesional por lo que distinguir los pasos de un enemigo o los diferentes sonidos del ambiente son capitales en un shooter del mismo modo que escuchar que un enemigo ha activado tal habilidad en un MOBA es vital para salir vencedor en una teamfight. Los Kraken cumplen a la perfección con ese cometido y son capaces de transmitirnos tanto la potencia de la sierra de un lancer en Gears of War 4 como el sonido del repiqueteo de las diferentes armas que lleva Link en su espalda en The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

Si no buscamos virguerías técnicas los auriculares cumplen a la perfección con el sonido que devuelven sobre todo teniendo en cuenta que aquí no tenemos un amplificador que llevar a cuestas o no nos obliga a conectarnos vía USB como sí hacen los Kraken 7.1 V2.

Los auriculares también vienen con un micrófono retráctil y un control de volumen general, perfectos para salir del paso, así como la posibilidad de silenciar nuestro micro.. El micrófono es ideal para los chats de voz ya que sin ser una maravilla tampoco necesitamos más para que nuestros compañeros de equipo nos oigan alto y claro. Si queremos algo más profesional, en este sentido tendríamos que buscar un micrófono independiente.

En cuanto a su estética, Razer ha tirado de sobriedad pero sin abandonar su estilo (siempre y cuando no escojamos la opción en verde). Para la ocasión no tenemos sistema de iluminación ni cualquier floritura técnica que Razer está incluyendo en sus periféricos. Únicamente, tenemos el símbolo de la serpiente en los laterales más las letras de la compañía en la parte superior de la diadema. Eso no quita que entren muy bien por los ojos y si os gustan las cosas más cantonas la opción en blanco o en verde se harán un huequito en vuestro corazón.

Por último, toca hablar del precio. Es de 89,99€ en la tienda oficial y a primera vista es un jarro de agua fría. Por precio se asemejan más a un headset con surround que no con estéreo, es más los Steelseries Arctis 3 ofrecen por 99,99€ un surround 7.1 sin entrar en su ergonomía ya que desgraciadamente no los he podido probar. Dentro de la misma Razer tenemos los antes mencionados Kraken 7.1 V2 que suben a los 109,99€ pero que comparten esqueleto con los aquí analizados y además nos dan ese plus de calidad de audio
Como siempre todo dependerá de la cartera de cada uno o la afinidad con la marca. En todo caso, si os decantáis por los Kraken Pro V2 no quedaréis decepcionados por su sonido y sobre todo por su extrema comodidad.

Leave a Comment

Required fields are marked *.