Análisis A Normal Lost Phone

¿Alguna vez os habéis planteado lo que se puede llegar a saber de uno a través de vuestro teléfono móvil? En A Normal Lost Phone, el juego para iOS, Android y PC de Accidental Queens, nos encontramos un teléfono móvil y podremos borrar los datos (aunque de seguro que esa opción no la vais a hacer) o bien, a partir de desbloquearlo, saciar nuestra curiosidad para ir conociendo a su dueño. La tentación es demasiado grande, así que jugamos…

La jugabilidad es sencilla, comenzaremos leyendo los mensajes que tiene el móvil y así conocer a amistades o familiares de nuestro protagonista desconocido, así como sus secretos y miedos. Curiosearemos las fotografías y aplicaciones para conocer más a su dueño, Sam. Todo de una manera muy sencilla, muy fluida, nos irá permitiendo reconstruir la historia y vida de Sam, pero todo hasta que cumple 18 años, momento en el que desaparece de manera misteriosa. Y en este momento queremos saber más. ¿Dónde ha ido? ¿Ha desaparecido sin más o tiene relación con la idea que nos estamos haciendo en la cabeza? Así que seguimos haciendo de voyeur e intentamos averiguar más.

¿Tendremos puzles? Sí. En A Normal Lost Phone tendremos rompecabezas pero a nivel de localizar códigos para desbloquear ciertas aplicaciones o entrar en algunas webs, códigos que encontrarás leyendo los mensajes o a través de las fotografías del dispositivo. Una jugabilidad y mecánicas sencillas que son lo acertado para que lo que te mantenga interesado en el juego sea la historia y lo complicado de la situación que se va descubriendo del protagonista. Aunque es cierto que, especialmente al inicio, descifrar esas códigos no será tan sencillo como esperamos.

Quizá lo más destacable del juego sea esa facilidad con la que han conseguido identificarte en el uso del móvil ya sea para anotar citas u eventos o el uso de notas así como las relaciones y apariciones que puedes tener de viejos amigos o parejas así como, por el contrario, la pérdida de las mismas. De algún modo, encontrarte un teléfono móvil hoy en día puede equivaler a encontrarte un diario si sabes descifrarlo.

En cuanto a la estética, sin representar ningún sistema operativo concreto (Android o iOS) es de lo más similar. Desde detalles como encender el wifi para poder acceder navegar por algunas webs como a la propia interfaz del móvil y sus aplicaciones. Un apartado gráfico a cargo de Estelle Charrié que encaja a la perfección con el juego, con una estética particular, y que lo acompaña una banda sonora de lo más acertada, por lo que os recomendamos que accedáis a la carpeta de música y disfrutéis de ella.

Quizá A Normal Lost Phone no sea un juego apto para todo el público pero desde luego Accidental Queens han conseguido su propósito: conseguir gracias a juegos el transmitir valores sociales. Un tema que ya tratamos en la charla que hizo Alejandro Arqué acerca de si los videojuegos deberían tratar temas sociales y que fue de lo más interesante y que, con juegos como este, reafirman que sí. Que deben tratarse ya que el videojuego llega a un público mayor, te permite tratarlo de manera, como en este caso, en primera persona y casi sin darte cuenta identificarte por temas que de otra manera quizá sería un tema completamente desconocido. Y llegar a un público mayor significa concienciar de, no un problema el tema, sino el tabú que suele rodear ciertos temas y que provocan, esa falta de información.

Un juego que representa a un colectivo que no suele estar casi nunca representado en los videojuegos y que en A Normal Lost Phone tratan un tema quizá demasiado desconocido aún con una gran naturalidad. Un juego que te permite identificarte con ese colectivo y te hace ver que las cosas no son sencillas pero que pueden hacerse mejor. Un juego que te permite entender en primera persona cosas o ver detalles que no habrías caído de otro modo. Un juego que si te sientes identificado incluso te podrá llegar a ayudar.

A Normal Lost Phone es un juego que en apenas dos horas de duración te hace ver que lo cotidiano puede narrar una gran historia ya que, en el fondo, el día a día de un adolescente está lleno de problemas, diversión, amores y rechazos, fobias, miedos así como, y lo más importante, la búsqueda de la propia identidad. Un juego diferente que vale la pena en muchos sentidos y que no te dejará indiferente.

Leave a Comment

Required fields are marked *.