FIFA 17 - El Camino

Análisis FIFA 17 – El Camino

La gran novedad para el juego de fútbol de EA Sports de este año es, sin duda, el modo historia llamado El Camino. El nuevo modo de juego pretende sentar unas bases que si calan entre la comunidad de jugadores puede garantizarle un hueco seguro en las próximas ediciones de FIFA.

A diferencia del modo Carrera, que ya lleva unas ediciones a sus espaldas, El Camino nos guía en los primeros pasos de la carrera de Alex Hunter, un jugador de 17 de años proveniente de una familia futbolera humilde.

Mientras que en el modo Carrera nos creábamos a nuestro jugador, nuestra posición, elegíamos nuestro equipo de inicio y así daba comienzo nuestro periplo como jugador profesional y hasta que nos cansásemos o nuestro jugador se retirase de los terrenos por mayor, Alex Hunter tiene un camino guiado (quizá de ahí se haya escogido ese nombre) que seguiremos a rajatabla, por ejemplo tendremos que elegir una posición ofensiva en el terreno de juego, y pocas veces podremos salirnos del marco que ha construido EA Sports.

El viaje de Alex Hunter da inicio con una serie de pruebas, que están sacadas de los test de habilidad que FIFA suele ponernos en los tiempos de carga, para valorar nuestro nivel y que los ojeadores de todos los equipos de la Premier quieran llevarnos a sus equipos. En función, de nuestra destreza y gracias al buen hacer de nuestro representante podremos escoger entre algunos equipos de la Premier o todos si hemos bordado las pruebas.

En mi caso escogí el Everton de Koeman, pese a que decantarme por el Manchester United fue mi primera opción, preferí hacer caso a los consejos del representante y así optar a más minutos que racanear algunos segundos en el equipo de Mourinho. Además, tampoco era plan de quitarle el puesto a Zlatan.

Mientras como Alex Hunter tomamos nuestras decisiones, a nuestro alrededor se va creando un drama familiar que parece que vaya a afectar en algún momento a nuestras decisiones como jugador, pero realmente no es así y lo que tenga que pasar pasará sin salirse de un guion con una estructura de acero. Será inevitable el distanciamiento con nuestro amigo de infancia, pese a lo mucho que intentemos que no sea así, o los sucesos concernientes a la relación (por llamarlo de alguna manera) de Alex con su padre missing.

En cuanto a las decisiones futbolísticas tampoco hay mucho que podamos hacer. Por muy bien que lo hagamos, a los pocos partidos nos cederán a uno de los tres posibles equipos de la Championship (segunda división de Inglaterra) para que nos desarrollemos. Luego las tornas cambian y no tardaremos en volver a nuestro equipo de origen para, esta vez sí, intentar ayudar al equipo con todas nuestras fuerzas, todo ello con algún dramilla de por medio para darle vidilla al asunto.

En algunas ocasiones, como en ruedas de prensa, también nos tocará dar nuestra opinión y elegir si queremos ser humildes, fríos o un poco chulillos. La afectación tampoco será explosiva para el devenir de nuestra historia ya que afectará a nuestra relación con el míster y a nuestros seguidores de las redes sociales. Lo primero nos dará más/menos minutos  y lo segundo nos generará popularidad y acceso a poder tener patrocinadores. Tampoco hay que preocuparse mucho por caerle mal al míster ya que con una buena valoración tanto en los partidos como en los entrenamientos tenemos los minutos asegurados, además de ir mejorando nuestros atributos con el sagrado esfuerzo de nuestro entrenamiento.

Otro añadido más es el seguimiento de las noticias y opiniones de la red social, al estilo Twitter, en el que podremos ver el apoyo de nuestra querida madre, las vaciladas de nuestro amigo de la infancia o comentarios de algún fan desilusionado. Todo muy “mírame pero no me toques” ya que no podremos interactuar con ella ni para agradecerle a un seguidor nuestro apoyo o para intentar trolear a algún rival.

En definitiva, El Camino es una buena iniciativa por parte de EA Sports a la que, bromas aparte, le queda mucho camino por recorrer. La idea es buena, como también lo es la de MyCarrer de NBA 2K, que lleva ya unos años intentando dar con la fórmula de algo más que el clásico modo de creación de personaje.

El Camino deberá ampliar su variedad de opciones para que nuestro recorrido no sea tan limitado y darnos un mayor poder de decisión a la hora de poder dirigir nuestra carrera hacia donde nos convenga. Entiendo que algunas requieren un esfuerzo importante para desarrollarlas, pero otras son detalles que ayudarían a nuestra inmersión ¿Os imagináis hablar mal de la afición, vía red social, de nuestro siguiente rival y que luego, durante en el partido, nos llevásemos una sonora pitada cada vez que tocásemos la bola?

Esperemos que FIFA 18 vuelva a contar con El Camino (o el nombre que determinen) y que esta primera iteración les sirva para potenciar un modo que en el futuro puede dar mucho juego.

Leave a Comment

Required fields are marked *.