Análisis Citizens of Earth

Empieza un nuevo día y tu madre te despierta para que gobiernes al mundo. Eres el nuevo Vicepresidente y en tu barrio todos quieren darte la ¡enhorabuena!

Cuando empiezo a jugarlo, sin tener mucha idea de que me iba a encontrar, enseguida me percato de que Citizens of Earth, publicado por Atlus, representa una sátira al mundo político actual que vivimos en países desarrollados.

Para que entréis en situación: Como Vicepresidente del mundo, tienes que salvar al mundo de sí mismo, pero como buen político delegarás esa tarea a tus seguidores, ciudadanos con los que te has ganado su favor a cambio de recoger granos mutantes de café (por ejemplo). Y estos se ocuparán de cualquier contratiempo que moleste al señor Vicepresidente.

Citizens of Earth

Citizens of Earth es un RPG clásico, con unos gráficos retro y algo simples que consiguen crear una atmósfera que puede recordar al mítico, EarthBound. Personalmente pienso que falta un poco de trabajo en los combates en cuanto a gráficos y animaciones, ya que me he perdido en más de una ocasión intentando averiguar quién estaba atacando y qué tipo de ataques me estaban lanzando.

Si bien como he dicho se trata de un RPG, los combates pecan de sencillez y de falta de feedback visual. Se hacen bastante lentos al tener que esperar a que todos los enemigos y aliados terminen su turno para volver a elegir de nuevo que acciones quieres realizar.

El efecto que ha tenido conmigo es que al final aporreas el botón de selección repetidas veces para que el combate pase rápido, sin tener que pensar demasiado en una estrategia para ganar. En general, les falla la interfaz de usuario, de entrada algo confusa y sobretodo el ritmo, que termina por confundirnos y no saber qué pasa en cada turno.

Citizens of Earth

Tus seguidores, combaten por ti, y ganan habilidades a medida que suben niveles. Puedes llevar un máximo de 3 seguidores contigo, y el resto se quedan en sus casas esperando a que cuentes con ellos. Cada uno de ellos tiene un punto fuerte que deberás explotar si quieres sacarle el máximo partido a los combates y crearte un equipo que trabaje bien junto y te lleve a la victoria.

El punto fuerte de Citizens of Earth es, sin duda, reclutar seguidores; y esa es la motivación principal que mueve al jugador a continuar las aventuras del Vice Presidente. Necesitas hacerte con todos ellos para rellenar tu enciclopedia de ciudadanos. ¿Os suena de algo?

El argumento no ha conseguido engancharme, aunque si es verdad que hay momentos en que sorprenden las locuras que te encuentras. Pero, a la larga, te acostumbras al mundo del juego, la demencia deja de asombrar y las misiones se convierten en algo repetitivo y tedioso.

En un RPG la historia importa, es uno de los pilares de este género y es crucial mantener el interés del jugador y darle continuamente razones para seguir la aventura, algo que no he podido encontrar aquí.

Citizens of Earth

A pesar de todo, Citizens of Earth deja un buen sabor de boca, y te sacará alguna sonrisa si te paras a compararlo con el mundo real. En muchos momentos no sabes si tú mismo quieres ayudar a este Vicepresidente que vive en su nube y le cuesta ver la realidad que le rodea, pero se gana tu favor porque al fin y al cabo te necesita para salvar al mundo, está claro que el sólo no va a poder, aunque haya otros políticos que piensen que si 😉

Atlus nos deja un RPG que peca de poco ambicioso. Su locura original acaba por desvanecerse y dejando únicamente un RPG de amoroso retro, que enloquecerá a los coleccionistas, pero que dejará a medias a los que buscasen algo más profundo.

Leave a Comment

Required fields are marked *.