Análisis Bounty Train

Un curioso sistema de comercio, un curioso mapeado, un sistema de conversaciones y de ganar fama y todo esto… en un simulador de trenes de lejano oeste.  Bounty Train, título de Corbie Games y distribuido por Daedalic presenta un tipo de juego muy visto con un conjunto de mecánicas también muy vistas pero en un entorno no muy explorado… y es que los trenes son muy cinematográficos, movimiento aquí y allá… pero… ¿en los juegos? Dejando de lado los títulos de acción que suelen tener una fase dentro de un tren aquí todo se torna en un simulador de estrategia. Un concepto fresco… pero hay que saber aplicarlo.

Y digo aplicarlo porque Bounty Train tiene un modo campaña… que es casi de adorno.

El juego te pone en la piel de Walter, un muchacho que ha perdido a su padre recientemente. Nuestro amigo Walter decide volver a los Estados Unidos del siglo XIX y proseguir con la compañía ferroviaria de su padre. La historia principal (porque hay cientos de misiones secundarías y eventos aleatorios) no es nada del otro mundo… pero con un fallo bastante grande… en ningún momento del juego eres realmente Walter.

Quiero decir, la historia de Walter es relativamente profunda a nivel personal, la muerte de su padre… el reencuentro con sus hermanos… sus conflictos con criminales… todo esto hace que el juego te exija una cierta empatía con Walter… pero a nivel mecánico no. A nivel mecánico es tren, tren, tren… Próxima parada otro diálogo.

La historia se narra con diálogos:

Pero es que el resto de diálogos con personajes sigue la misma fórmula, y el resto de acciones… vale, como en la mayoría de juegos, pero quiero decir que mientras el juego te dice… “¡ey! tío aquí hay una historia” Tú… eres un espectador liviano… porque el personaje principal del juego no es Walter… sino el tren.

Y ese es el punto fuerte de Bounty Train, el tren, el concepto empresarial.

Bounty Train es un juego bastante bien trabajado en ese sentido. Tenemos un dinero, un personal, un conjunto de misiones para ganar dinero, pero no nos pasemos, porque debemos de tener cuidado con nuestro personal y el número y tipo de vagones que tengamos… al más puro estilo Sim City o Football Manager.

Hay bastantes ciudades por explorar y conocer:

Y en ellas tendremos siempre cosas por hacer con el objetivo principal de ganar dinero.

Encargos de llevar pasajeros aquí y allá, llevar comida, llevar medicamentos a otras ciudades… siempre con un límite de tiempo. El tiempo se mide en la distancia entre las ciudades. A lo mejor tendremos que llevar medicinas en tres días a Boston y estamos en Louisiana… pero antes tenemos que pasar por Washington para ir a Nueva York y ¡No sé si me dará tiempo! Ese es el espíritu de Bounty Train, para ello podremos tener una locomotora más rápida, pero eso sumará más gastos mensuales… hay que saber equilibrar la balanza, vaquero.

Otro concepto que me ha gustado mucho es el de los eventos aleatorios… hay ataques de bandidos, hay curvas en ocasiones… a ver, normalmente el viaje entre ciudad y ciudad es algo bastante rápido e instantáneo, pero a lo mejor tienes un percance por el camino y todo se tornará en una especie de minijuego:

El objetivo será sacar la locomotora de allí, evitando daños, que pueden ir desde la muerte de pasajeros a que el tren descarrile.

Es más, en algunos puntos tendremos que coger los mandos del propio tren (la cámara no cambia, siempre será contrapicado) para evitar colisiones y demás.

Los elementos también juegan un papel importante, por ejemplo, el tabaco se vende bien para comerciar… pero arde muy bien… y si alguien nos lanza algo ardiendo… estamos mal.

Es un juego divertido, cuesta de engancharse, pero está bien la verdad. También no solo podremos mejorar el propio tren con velocidad, o resistencia… sino al propio Walter, por ejemplo, un componente rolero muy curioso y que no me esperaba:

Kung fu… un guiño a la mítica serie… Es variado, y el conjunto de misiones secundarias y eventos aleatorios romperán la monotonía del juego.

Si te gusta gestionar recursos, el Far West y los eventos aleatorios, como si fuera una especie de Endless, con trenes es un juego que recomiendo. Para los principiantes hay una interfaz que viene de serie que te ayudará a saber qué tocas exactamente y para qué sirve.

Repito que hay mucho por hacer: suscribirse a periódicos, hablar con la gente de la estación… aumentar nuestra fama en las ciudades hablando con el gerente del ayuntamiento y aceptando acuerdos… ir a correos… gestionar bien el tiempo y los recursos… etc.

Bounty Train, un juego divertido, simple y con una nueva fórmula sobre raíles lejos de la simulación clásica.

Leave a Comment

Required fields are marked *.